Dominic Miller Band llega a Chile con formación de lujo

Martes, 1 de Marzo de 2011 | 1:06 pm | Comentarios (1)

Un auténtico “Dream Team” de titanes de la música mundial es el que recibirá nuestro país durante los primeros días de abril. Agrupados bajo la guitarra líder de Dominic Miller, decididos a mostrar que juntos son incluso más que la suma de sus partes, se presentan en concierto el 2 de abril en el Teatro Nescafé de las Artes en Santiago, en una oportunidad única para presenciar una performance reconocida en todos los continentes.

Su acompañamiento en esta gira 2011 que abarca Europa, Asia, Oceanía y América, es de lujo: en piano y teclados Mike Lindup, ex Level 42; en percusión Rhani Krija, ex miembro de la banda de Sting; y en bajo Guy Pratt, con un currículum admirable que acumula trabajos con Pink Floyd (“Delicate sound of thunder”, “The division bell”, “Pulse”), David Gilmour, Madonna (“Like a prayer”), Michael Jackson (“HIStory”), Robert Palmer, Bryan Ferry, Debbie Harry, Rod Stewart, Gary Moore, Whitesnake, Echo & The Bunnymen, Tom Jones, entre muchos otros. Aparte de su reputación como bajista de sesión y compositor, es un destacado actor y comediante, casado con la hija del fallecido tecladista de Pink Floyd, Richard Wright.

El tour americano incluirá sólo México, Colombia, Chile, Uruguay y Argentina. Para quienes ya lo conocen por sus trabajos, el 2 de abril en el Teatro Nescafé de Las Artes significará la concreción de una visita muy esperada. Para los que no, difícilmente encontrarán una mejor ocasión para encontrarse con un artista del talento y trayectoria de Miller.

Entradas:
Platea Alta Ultima Fila $10.000
Platea Alta Lateral $13.000
Platea Alta Central $18.000
Platea baja lateral $25.000
Platea Baja Central $30.000
Platea baja Vip $40.000

Entradas por Ticketmaster, 6902000, Cines Hoyts, Tiendas Fallabella y The Knife.

Enlace corto:
(1)
  1. Cristian Hidalgo says:

    Hay q’ molestar hasta el aburrimiento a Guy Pratt..para q’ de una vez por todas alguien convenza al gordo de Gilmour pa q’ venga a Chile…

Comentar

Responder