Weichafe: “No íbamos a volver sólo para tocar canciones antiguas”

Viernes, 12 de Agosto de 2016 | 12:18 pm | No hay comentarios
Weichafe: “No íbamos a volver sólo para tocar canciones antiguas”

Marcelo Da Venezia, Roberto Ugarte y Ángelo Pierattini son la actual encarnación de Weichafe, una de las bandas más destacadas del rock chileno, principalmente por su rescate de sonidos folklóricos a lo largo de su discografía, llevando estos sones al mundo del hard rock, en el cual dejaron una huella importante antes de separarse en 2009. Tras eclécticos y variados proyectos propios, Weichafe regresó a las pistas, pero con el correr de los meses se vería que no sólo había espacio para el escenario, sino que también para el estudio. Esto se corona con “Mundo Hostil”, el excelente nuevo disco editado por el trío, el primero en su historia en tener un productor externo, nada menos que Paco Ayala de Molotov, y que hasta incluye al legendario Ricardo Mollo. Aunque tal vez el punto de mayor curiosidad vino desde las ganas del conjunto de radicarse en México. De todo eso, y del lanzamiento en vivo de su primer álbum de estudio en una década, este 27 de agosto en el Teatro Cariola, hablamos con el trío.

¿Cómo fue el armado del disco? Se rodearon de gente muy potente al grabarlo, ¿cuáles fueron sus motivaciones, en especial tras el retorno, para “Mundo Hostil”?

Ángelo: La idea de volver a tocar no era solamente tocar en vivo canciones antiguas, sino que madurar la banda nuevamente en este cuarto tiempo, después de estar sin tocar casi seis años y hacer un disco. Era la… (risas, porque se le olvidó la palabra) motivación, aunque no era la palabra… El mensaje principal de nuestra vuelta es continuar con la banda desde lo creativo y la performance en vivo, entonces la motivación principal de este disco y este retorno es entregar música nueva, entregarla también en un formato que no hayamos hecho antes –trabajar con un productor significa dar un paso hacia adelante, empezar a trabajar de manera distinta, mucho más apegada a las grandes ligas–. Tuvimos la oportunidad de contactar a todas estas personas e involucrarlas en este disco, personas que conocían, o personas que no la habían escuchado y que les gustó mucho, como Paco (Ayala), y otras personas como Ricardo Mollo (Divididos) que ya nos conocía de hace más de 10 años, lo que en el fondo consolida nuestro vínculo. La banda tiene una proyección de futuro a largo plazo.

Debe ir por ahí también la decisión de radicarse en México, ¿no?

Marcelo: Nosotros con Ángelo, incluso desde su proyecto solista, hemos tenido la posibilidad de ir varias veces a México y tenemos una visión un poco más en terreno de lo que ocurre allá. Independiente de lo que pasa a nivel local, donde hay muchos lugares para tocar y mucha actividad, también nos dimos cuenta de que hay una conexión súper grande con el resto de los países y con Latinoamérica en general. Pensamos que con México se siente todo más cerca de los otros países, algo que desde Chile es mucho más difícil para poder viajar o tener cierta comunicación con bandas de otras latitudes. Fue la primera sensación de un momento o situación muy distinta a la que ocurre acá. Fue la primera motivación y eso comenzamos a verlo de manera un poco más seria y concreta.

Ángelo: Claro, México es un punto neurálgico, un polo de la música latinoamericana, entonces trabajar desde allá hace más continua la pega. Desde Chile cuesta más salir, proyectar una carrera en ciertos medios alternativos o también masivos. En cambio, en México es mucho más visible la carrera musical de cualquier banda: hay más plataforma, hay más lugares para tocar, está más cerca de todo el mercado latinoamericano, como también del mercado gringo, donde en el sur hay mucho latino. Incluso está más cerca de Europa. Es un punto donde, quien no conozca de música latinoamericana, buscará ahí, entonces para nosotros es súper necesario en este momento, para el paso que queremos dar, trabajar desde allá. Hay mucha más visibilidad.

No sé si la idea de radicarse vino antes o después del disco, porque en este más que en cualquier otro disco se nota el quiebre con lo anterior, incluso trabajando con el propio Paco Ayala.

Ángelo: Mira, con Paco se confirmó la decisión, básicamente. Tuvimos la experiencia de poder grabar allá en un estudio, estar metidos en un circuito de músicos profesionales que se dedica hace mucho tiempo a esto y eso te da el ritmo de trabajo que nosotros necesitamos. Acá, cuando tú sacas un disco se activa durante el momento del lanzamiento, unos meses después los shows para presentar el disco, pero el ritmo no es sistemático, sino que va y viene. En cambio, en México, es un ritmo constante de trabajo y eso ya marca una gran diferencia en el fiato de la banda, en la comunicación, en la difusión, en la creatividad.

Marcelo: Allá tú estás constantemente trabajando para la banda, pero la idea llevaba como dos años más o menos. Coincidió el hecho de grabar allá, trabajar con Paco y ver el mercado mexicano desde esa experiencia que nosotros no habíamos tenido. Sólo habíamos ido a tocar, entonces se nos aclaró un poco más el panorama y también de una manera nos prendió un poco más la ampolleta de irnos para allá.

Pensando en el sonido del disco, conviven tal vez mejor que nunca los torrentes del rock clásico y el folklore. Entonces, ¿cómo lo hacen para tener un sonido así de identificable y a la vez no pasar a llevar estas ideas?

Ángelo: Yo creo que la característica de este disco fue que creó una muy buena definición en la propuesta de la banda, lo que hacemos desde el primer disco. No hay que olvidar que en el primer disco hay canciones como “Tres Puntas” o “Tierra Oscura del Sol”, pero también temas como “Silencio” o como “De Espalda Al Cielo”, que son más folklóricas. En el segundo disco está “Las Cosas Simples”, que también es más folklórica. Está en el tercer disco “Pena de Ti”, entonces hemos trabajado el formato de hard rockfolklore siempre. Lo que pasa es que ahora, como tuvimos estas visiones externas, se definió aún más esa propuesta o se entiende mucho más, de una. Eso es lo que más caracteriza a este disco que en una escuchada ya se entiende completamente. La banda consolidó su estilo. En eso ayudó mucho la mano de Paco, para dejarnos en claro que Weichafe tenía un estilo propio, que se sabía que venía del sur del mundo, y que había que hacer ciertas traducciones que la hicieran más universal. Por eso se encuentra más ese sello, y que fue la propuesta que hizo Paco desde la producción musical.

Para terminar y hablar también del lanzamiento que se viene, ¿cómo esperan que sean recibidas las nuevas canciones que aparecen en “Mundo Hostil”?

Ángelo: Hasta ahora hemos tocado varias canciones en vivo y han sido súper bien recibidas. De hecho, hay una especie de ritual ya con “La Fuerza Viene de la Tierra”, donde todos cantan el coro. Es una canción que venía en el EP.

Marcelo: La prueba de fuego fue tocar tres temas que nadie había escuchado del nuevo disco, y eso siempre genera algo, porque es difícil mostrar canciones que nadie conoce y la verdad es que fueron muy bien recibidas.

¿Alguna cosa que decir respecto al show en el Cariola y lo que se viene para adelante con Weichafe?

Ángelo: El del Cariola será un show de larga duración, donde tendremos de invitados a Rama. Ellos van a abrir el show, y luego haremos el disco completo; vamos a tener invitados bien especiales y emblemáticos que todavía no podemos anunciar, pero se vienen muy buenos; son parte de la historia de la música. Previo al lanzamiento tenemos una gira por el sur, y después viene una por el norte. Más de diez fechas en total.

Marcelo: Tendremos una propuesta nueva en materia escénica también.

Ángelo: También habrá visuales nuevas, así que invitamos a todos a ser parte de este concierto.

Muchas gracias por el tiempo, muchachos.

Ángelo: Gracias a ustedes por el espacio.

Por Manuel Toledo-Campos

Enlace corto: