Thijs van Leer de Focus: “El de Santiago será uno de los mejores shows que hemos hecho”

Miércoles, 9 de Agosto de 2017 | 12:11 am | No hay comentarios
Thijs van Leer de Focus: “El de Santiago será uno de los mejores shows que hemos hecho”

Casi 50 años de carrera, una gran cantidad de álbumes editados, giras, proyectos paralelos y un camino con muchos altos y bajos. Los holandeses Focus son reconocidos como una de las bandas de rock progresivo más influyentes de la historia, principalmente por su éxito “Hocus Pocus”, que ha sonado en una infinidad de películas, series y comerciales. El próximo 7 de septiembre el Teatro Caupolicán recibirá una vez más a los holandeses, en lo que será su última presentación en nuestro país, según lo anunciado. Bajo ese contexto, conversamos con su líder Thijs van Leer, quien, sereno como siempre, nos comentó acerca de su show en la capital, la música de la banda, además de una revisión a su carrera, en una entrevista que te dejamos íntegramente a continuación.

Hola, Thijs, ¿cómo estás?

Muy bien. Contento porque me llamaron.

Luego de todos estos años componiendo, grabando y girando, ¿cuál es la clave para seguir vigente?

Creo que es pura inspiración. Viene desde el fondo de mi ser, siempre con motivación en todo momento, pero no podría explicarte por qué.

¿Sientes la necesidad de componer todos los días?

Sí, casi todos los días. Eso es verdad.

Según tus propias palabras, uno de los puntos más bajos en tu carrera es el no tener suficiente tiempo para componer en las giras, ¿aquello es tan así?

Así es, conozco gente que mientras está de gira saca la guitarra de su funda, se sienta en su habitación de hotel y empieza a componer. Para mí eso es imposible, porque en casa necesito un gran piano para componer canciones. Así que, no soy tan creativo mientras estoy de gira (risas).

¿Estás componiendo algo en estos momentos? ¿Planeas editar un nuevo álbum con Focus?

Sí, eso espero. Estoy componiendo algunas cosas, espero que a mis compañeros les gusten y quieran que las grabemos.

¿Qué hay de tu faceta fuera de la música? ¿A que te dedicas en tu tiempo libre?

Me gusta salir con mis hijos, mis nietos, disfrutar el tiempo con ellos. También me gusta nadar y hacer criptogramas, me he dedicado a eso últimamente.

Has estado en Chile en un par de oportunidades. ¿Qué recuerdos tienes de las visitas a nuestro país?

Oh, sí. Hicimos muchos amigos, hasta fuimos invitados a la casa de uno de ellos, donde tuvimos un hermoso asado junto a su familia. Pasamos momentos muy lindos, el recibimiento fue verdaderamente acogedor. Conocimos a mucha gente amable, eso fue lo que más rescato.

¿Qué podrías contarnos sobre el próximo show aquí en Santiago?

Será uno de los mejores shows que hemos hecho. Tocaremos mucho mejor que antes, será todo aún más grande que la última vez. Espero ver a muchos chilenos en el concierto.

Este será el último tour de Focus en Sudamérica, ¿no es así?

No, eso no tiene sentido, para nada.

Bueno, así es como se anunció el show acá. ¿Siguen teniendo planes de girar en el futuro?

No estoy de acuerdo con ese anuncio. Por supuesto que seguiremos girando (risas).

Focus ha cambiado su alineación en muchas oportunidades. ¿Cómo te sientes con la banda en la actualidad?

Me siento más que cómodo, y muy agradecido de tener a tan grandes músicos tocando conmigo en estos momentos, estoy feliz de formar parte de esta banda. Ellos son: Menno Gootjes en la guitarra, Pierre van der Linden en la batería y Udo Pannekeet en el bajo.

¿Tú mismo invitaste a estos músicos a la banda o realizaron audiciones para entrar?

Sí, bueno, hace muchos años invité a Pierre a que se uniera a la banda de nuevo (él es el baterista original), y regresó. Con Menno pasó lo mismo, en cambio con Udo no, él es quien menos tiempo lleva con nosotros, se integró hace un tiempo.

Entre tantas alineaciones, álbumes, canciones, ¿tienes algún disco favorito en tu discografía?

Sí, diría que “Moving Waves” (1971) es uno de mis favoritos, también “Focus X” (2012).

En “Moving Waves” se encuentra la canción “Hocus Pocus”, que se ha utilizado en muchas películas, incluyendo la reciente “Baby Driver” de Edgar Wright, ¿pudiste ver esta cinta?

Lamentablemente aún no he podido verla, pero tengo muchas ganas de hacerlo.

¿Por qué crees que esta canción ha tenido tantas apariciones en comerciales, películas y series?

Creo que es una canción muy honesta, una composición muy potente. Es aplicable a muchas situaciones, por eso creo que los productores la utilizan en sus trabajos una y otra vez.

¿No te molesta que acorten la canción en algunas oportunidades? Considerando que la versión original dura casi 7 minutos…

Bueno, no me gusta mucho eso, pero son las consecuencias.

Thijs, empezaste muy joven en la música, tocando la flauta con tu padre cuando niño, ¿por qué te inclinaste por este instrumento y no por la guitarra o algo similar?

Así es. En realidad, lo primero que hice fue tocar el piano cuando era muy pequeño. Luego llegó la flauta cuando tenía como 11 años; nunca quise estudiar saxofón porque tenía miedo de perder interés por la flauta y olvidar la posición de los labios para generar el tono. Es por eso que sólo toco la flauta y el órgano Hammond, que son los instrumentos principales de Focus.

En el álbum “Mother Focus” (1975) recibieron muchas críticas por el cambio de estilo. ¿Por qué decidieron hacer algo diferente a lo que venía tocando Focus hasta ese momento?

Lo qué pasó es que el guitarrista (Jan Akkerman) y yo guardamos nuestras mejores composiciones para nuestros trabajos solistas. Eso produjo que Bert Ruiter (bajista) se convirtiera en un compositor activo en este álbum. Su forma de tocar ya era uno de los factores porque nuestro estilo cambió un poco, además de eso, lo grabamos en Los Angeles.

Por eso fue un poco más “americano” que los otros discos…

Sí, demasiado americano diría yo (risas). No me gusta mucho, creo que perdimos un poco nuestras raíces europeas, el sello de nuestra música.

Bueno, Thijs, se nos acaba el tiempo. ¿Te gustaría decirle algo a tus fans en Chile?

Queridos fans de Focus, soy Thijs van Leer. Les deseo lo mejor a todos y espero que todos vengan a nuestro concierto, me harían muy, muy feliz.

Muchas gracias, Thijs, fue un gran honor hablar contigo. Nos vemos en el show.

Muchas gracias a ti, agradezco la llamada. Nos vemos. ¡Adiós!

Por Manuel Cabrales

Enlace corto:

Comentar

Responder