Shirley Manson de Garbage: “El mundo no ha cambiado, soy yo la que he sobrevivido estos 20 años”

Lunes, 1 de Agosto de 2016 | 12:28 pm | No hay comentarios
Shirley Manson de Garbage: “El mundo no ha cambiado, soy yo la que he sobrevivido estos 20 años”

Figura central de una banda que ha trascendido décadas como Garbage, la escocesa no sólo mantiene la estampa y carisma para ser una de las frontwoman más importantes de la música, sino que también es voz para muchas luchas vigentes en la sociedad actual, incluso sin darse mucho cuenta. “Strange Little Birds”, el disco que la banda editó este año, ha sido reconocido incluso como el mejor desde el debut homónimo de 1995, y será la excusa para su retorno a Chile. Antes de eso, tuvimos la oportunidad de hablar brevemente con Shirley Manson no tanto sobre Garbage, sino de roles para las artistas en la música, de supervivencia y de cómo el mundo tal vez no ha cambiado tanto como se cree.

En los 90 fuiste basureada por algunos periodistas por la forma poderosa que tenías para expresarte, pero ahora parece que esa es una forma correcta y justa, incluso necesaria en la lucha contra la misoginia y la violencia hacia la mujer. ¿Cambió tanto el mundo en estas décadas, o hay algo más ahí?

Creo que tiene que ver con lo que pasa cuando eres una mujer que debió sobrevivir a todas esas palabras y todo eso que me dijeron. Fui capaz de sobrevivir, y no creo que nada haya cambiado realmente. Todavía si eres una mujer en la industria de la música, tienes que demostrar todo lo que tienes y esperar que con el paso del tiempo seas valorada. No se trata de que quienes me tiraron mierda hayan cambiado, sino que ahora ellos ya no están, han cambiado de espacio, o ellos mismos ya no están ahí, en tanto que yo he sobrevivido, siendo una mujer que canta en una banda que lleva más de 20 años y seguimos adelante. Pero me molesta que aún por el hecho de ser mujer tengas que soportar tantas cosas antes de que te tomen en cuenta. No creo que el mundo haya cambiado tanto, porque lo mismo le sigue pasando a otras mujeres en estos momentos.

Hablando un poco de la música, el nuevo disco, “Strange Little Birds”, es muy bueno porque tiene esa sensación de sonar a 2016, sin traicionar su identidad. ¿Cómo lograron esto en el sonido y las letras?

No lo sé (risas). De verdad no podría darte una gran respuesta, porque se dio simplemente como fluyó entre nosotros. Tuvimos la suerte de encontrarnos en un momento donde cada uno se sentía preparado para dar lo mejor y armar algo bueno, y ahí la música fluyó y terminamos con este disco que nos dejó contentos y que es un buen resultado del trabajo. Y qué bueno que lo encuentres fresco. Eso es muy bueno para una banda que lleva 21 años de carrera.

A propósito del tiempo que lleva la banda, ustedes celebraron el año pasado los 20 años del disco debut. ¿Cómo fue la experiencia? ¿Fue ese el gesto necesario para luego armar nuevas canciones?

Fue una experiencia muy divertida, y sentimos que debíamos hacerlo por los fans para darles algo diferente, para celebrar con ellos el hecho de que hemos estado aquí por tanto tiempo y que en todo ese camino hemos contado con ellos. Pero más importante es por el hito que creemos que significa ser una banda encabezada por una mujer que tiene éxito y que desde los 90 ha sonado. Está esa mezcla entre estar increíblemente agradecidos de lo que entrega la gente, y esa celebración de la sobrevivencia.

Hablando del rol de las mujeres en la música, en Chile tenemos femicidios, machismo, e incluso el aborto está prohibido en todas las causales. La represión a las mujeres es grande, y eso pasa en muchas partes del mundo. Entonces, ¿cuán importante crees que es que las mujeres artistas como tú tengan una voz fuerte en estas luchas y estos temas?

Mientras más vieja estoy, más importante son estos temas en todo el mundo. Como mujeres que hacemos arte, debemos ser parte de los temas que se están hablando. Debemos hacer más aún, porque nadie lo hace por nosotras. Cuando era más joven no le tomaba el peso a esta responsabilidad, porque es una responsabilidad, es tener un espacio para decir algo con peso. También como dije antes de sobrevivir. Para una mujer es mucho más difícil ser escuchada y eso yo lo he vivido, lo que creo me hizo más fuerte, me hizo sentir que cada cosa que ha pasado es porque tuve que ganármela, y eso puede ser bueno pero no justo. Es importante para mí sentir que puedo ser una voz para las causas que afectan a las mujeres, aunque incluso lo llevaría más allá y diría que para mí el tema importante son los Derechos Humanos en general.

Ustedes hablaban de “queer” y apelaban a un público LGBT incluso en los 90, cuando ese tema ni se tocaba.

Exacto. Esa es una causa de la que cada vez me siento más parte, y me han hecho sentir parte de ella.

Para finalizar, necesito saber si recuerdas algo del show en Chile en 2013, pensando en el retorno ahora en diciembre.

Fueron días maravillosos. Tuvimos el privilegio de tomarnos unos días libres y pudimos recorrer un poco de la ciudad, ahí en Santiago, y conocer a gente muy amorosa, lugares llenos de amor, y poder sentirnos como en casa. Después nos sentimos tan bendecidos porque el show fue tremendo, e incluso tomamos un pedido del público. La gente fue tan ruidosa y nos sentimos tan bien, que por eso quisimos volver rápidamente a Sudamérica, porque en Chile y el resto de los países fueron cariñosos, y eso es muy bueno.

Debo decirte que el show del 14 de diciembre está casi agotado.

¡Eso es tan emocionante! Realmente espero con ansias ir para allá y dar un gran show.

Por Manuel Toledo-Campos

Enlace corto:

Comentar

Responder