Sergio Vega de Deftones: “Nuestra conexión ha aumentado y ahora estamos más unidos”

Lunes, 4 de Abril de 2016 | 10:38 am | Comentarios (1)
Sergio Vega de Deftones: “Nuestra conexión ha aumentado y ahora estamos más unidos”

Sin duda alguna, una de las bandas más populares en nuestro país en los últimos tiempos es Deftones; tanto sus conciertos como su material nuevo, siempre han acaparado gran parte de la atención de los medios y los seguidores.

El año pasado concretaron su última visita al país, dentro del marco del festival Santiago Gets Louder, y entregaron una actuación que fortaleció el vínculo con el público nacional, quienes disfrutaron por primera vez de parte del material que se incluye en su último disco de estudio a la fecha, “Koi No Yokan”. Pero, como sabemos, los californianos están más vigentes y activos que nunca y en tan sólo unos días más lanzarán su nuevo larga duración, “Gore”, motivo más que suficiente para que nos contactáramos con el bajista de la banda, Sergio Vega, para que nos cuente sus impresiones acerca de este nuevo trabajo y de su tiempo en el grupo, conversación que HumoNegro te entrega de manera íntegra a continuación:

¿Cómo describirías la transición de pasar de tu antigua banda, Quicksand, hacia una tan grande y popular como Deftones para reemplazar a Chi, originalmente por un tiempo, hasta convertirte en un miembro de tiempo completo?

El resto de los chicos en Deftones facilitaron mucho mi incorporación a la banda; yo ya había tocado con ellos reemplazando a Chi Cheng en 1999, pero no participé en ninguna gira. Nos conocimos en 1995, un par de años más tarde mi antigua banda Quicksand giró con ellos un tiempo y después seguimos en contacto; nos hicimos amigos desde entonces. Cada vez que venían a New York nos juntábamos y los invitaba a las fiestas donde yo ponía música, así creció el vínculo. Luego, cuando reingresé al grupo, las circunstancias habían cambiado y eran horribles por lo sucedido con Chi, pero ya teníamos una buena relación de amistad a esas alturas, así que sólo comenzamos a ensayar y luego a escribir canciones, sin pensar en qué me ofrecerían ellos o qué les iba a pedir;  porque así soy, hago las cosas porque las amo y sólo busco divertirme, estoy feliz de haber formado parte de Quicksand o de ser dj, y los chicos lo entendieron, por lo tanto todo fue simple.

Leí por ahí que para este disco usaste algo parecido a un bajo de seis cuerdas ¿Por qué incluir ese elemento en esta grabación y cuáles son tus sensaciones respecto al resultado en este nuevo álbum?

Bueno, la verdad es que ocupé un Fender Bass VI, que no es como un bajo de seis cuerdas propiamente tal, sino que es algo más parecido a una guitarra barítono tal vez. Lo compré durante las sesiones de grabación de “Koi No Yokan” y me encantó. Hace tiempo que quería ejecutar algo que me permitiera usar el tremolo, porque también sé tocar guitarra, entonces este bajo me permitió hacer más cosas. El material para ese disco ya estaba escrito, entonces no tuve espacio para incluir estas nuevas ideas en el proceso, es así como en el tiempo siguiente usé mucho el Fender VI y eventualmente lo utilicé en la composición de “Gore”. Llegué con varios fragmentos que siguieron con vida y hoy son canciones. Resultó algo diferente; tiene los elementos propios del bajo, pero a la vez son composiciones que hice con la manera en que yo me expreso a través de la guitarra, donde me alejo de los sonidos típicos. Me gusta tocar en tonos bajos y experimentar con efectos, entonces ese cambio para este disco era una extensión natural de ese enfoque.

De acuerdo a tu propia perspectiva, cuáles son las similitudes entre “Diamond Eyes”, “Koi No Yokan” y “Gore”? Y ¿cuáles son las diferencias entre estos tres discos en los que has participado?

Personalmente, lo veo como un solo conjunto de tres elementos: me gusta pensar en que son como un tríptico donde los tres están relacionados, pero son diferentes obras. Esa conexión ha aumentado y ahora estamos más unidos, a pesar de que han pasado tres años del disco anterior, porque este álbum se comenzó a escribir cuando aún estábamos de gira con “Koi No Yokan”, entonces creo que están estrechamente vinculados. A mi parecer, “Diamond Eyes” es distinto, porque en sí es más conciso; las canciones son más directas y compactas. En cambio, lo que hicimos después en el siguiente trabajo, fue expandir un poco más las canciones: son más largas, tiene muchos más intros y outros para enriquecer y fortalecer el cuerpo de los temas, como pasa con “Rosemary”, por ejemplo. Por su parte, “Gore” es muy diverso y equilibrado, porque todas las canciones combinan bien las secciones más densas con las más bonitas o melódicas, y creo que en ese sentido nos salió muy orgánico porque tiene la esencia de cada uno de nosotros. Creo que esa es la razón por la cual los discos de Deftones suenan distintos los unos de los otros. Este trabajo nos pilló en un muy buen momento porque este último tiempo fuimos muy productivos, por lo tanto teníamos mucho material e inspiración, entonces hemos dedicado muchas horas y sesiones a los pequeños detalles, a los arreglos, para que la atmósfera sugiera más cosas, no algo tan complejo, pero sí que quedara expuesto que hay más capas y que no todo es tan simple como suena. Eso es lo que me gusta más de “Gore”, que como todos estábamos compenetrados, pusimos mucho énfasis en los arreglos; instalamos las canciones en un microscopio para analizarlas detenidamente, para luego ocuparnos bastante en ellas y así potenciarlas al máximo para que fueran interesantes de escuchar y tocar, sobre todo pensando a largo plazo.

¿Qué piensas acerca de las declaraciones que dio Stephen Carpenter hace unas semanas, donde indicó que al principio él no quería tocar en “Gore”, basándose en lo que había escuchado hasta cierto punto? ¿Qué opinas respecto a su falta de entusiasmo?

Creo que se debió más a que él estaba pasando por un período complicado, como a todos nos pasa. Entonces, como sus días en ese tiempo eran más duros, dijo eso, porque él se enfocó en crear material más denso tal vez, a diferencia del resto que estaba más permeable a otras cosas, pero de todas formas él escribió y participó activamente de las composiciones. Cabe señalar que se quejó a causa del momento difícil por el que pasaba, y que particularmente lo hizo con una canción que aún estaba desarrollándose, pero más adelante los arreglos terminaron por convencerlo y eso fue todo. Al final, es verdad que manifestó eso, pero nunca dejó de ser parte de este nuevo trabajo, sino que se sumó a lo que ya veníamos haciendo, porque Abe y yo teníamos muchas maquetas desde hace rato, entonces creo que su frustración se debía más que nada al complejo momento por el que pasaba y a que no todas las canciones surgieron de lo que él quería tocar o de lo que él tenía en mente.

Deftones se embarcará dentro de unos meses más en una gira veraniega por Estados Unidos para promocionar “Gore”, donde en algunas fechas se les sumarán los renacidos Refused. ¿Qué nos puedes adelantar de lo que serán esos conciertos?

Antes de eso tenemos varias fechas en mayo para tocar en donde nos acompañará Code Orange, y luego iremos a Europa para otras presentaciones más durante algunas semanas, entonces, cuando llegue el verano de acá, en agosto, saldremos de gira por todo Estados Unidos, donde sólo en la primera parte nos acompañará Refused, ya que ellos después tienen sus propios compromisos.

Resulta interesante la forma en que Defotnes se relaciona con bandas más ligadas al mundo hardcore, como Refused o Code Orange. Por otra parte, tú en especial, también estás inmerso en esa cultura, lo digo por tus convicciones personales, como la elección del veganismo, o por tu pertenencia a la escena de New York…

Es verdad. Soy un vegano estricto y vengo directamente de la escena hardcore neoyorquina, gracias a Quicksand y todo lo que le rodeaba, pero nunca estuve bajo la influencia del metal o incluso del rock en mis comienzos, siempre fue sólo el hardcore mientras fui un adolescente,  aunque por supuesto que más adelante asimilé otros estilos de música. Por su parte, Deftones viene de un mundo muy diverso, donde en una época dominaba lo que se hacía en la Bay Area en Californa, entonces ese fue la época y el contexto donde se desarrollaron, y donde luego se comenzaron a adoptar distintas visiones musicales. En ese trayecto se empoderaron de muchas cosas, dentro de las cuales están la energía, la dinámica y la puesta en escena de bandas más ligadas al hardcore, algo que en lo personal me entusiasma bastante.

¿Sabes algo de lo que finalmente ocurrirá con “Eros”, el disco que decidieron no lanzar debido a lo que ocurrió con Chi?

No realmente. Es decir, claro, está ahí guardado y está casi listo, y se entiende que tiene toda una historia detrás que además está muy vinculada a la relación con los seguidores, pero en estos momentos como banda estamos más enfocados en mirar hacia el futuro y a vislumbrar cuál será nuestro siguiente paso, en términos creativos. Es probable que cuando estemos más tranquilos y con menos trabajo, miremos hacia ese disco y lo usemos, pero por ahora queremos seguir escribiendo material nuevo y experimentar aún más el espectro sónico.

Deftones son muy populares en América del Sur, especialmente en Chile, y creo que estás consciente de cuánto los adora el público chileno y de la devoción que ustedes generan en ellos. ¿Hay algo que recuerdes de manera especial de las visitas que has hecho con la banda a nuestro país y qué mensaje te gustaría darles a ellos y a los lectores de HumoNegro?

La última vez que tocamos allá fue maravillosa. Recuerdo que el apoyo y la reacción de la gente con nuestra música fue muy potente, así que después de nuestra actuación quise averiguar de cerca y personalmente cómo se sintieron los asistentes con nosotros, entonces me puse la capucha de mi polerón y me inmiscuí entremedio de las personas para conversar al respecto y para tomarme fotos y registrar el momento. Santiago es una gran ciudad y me gustó visitarla, tuve la oportunidad de conocerla un poco más y además bebí harta cerveza (risas), así que ahora espero volver pronto y pasarla bien de nuevo. Por último quiero decirle a los seguidores y a los lectores de HumoNegro que agradecemos mucho su apoyo, que seguiremos adelante y que escuchen “Gore”.

Muchas gracias por tu tiempo, Sergio. Les deseamos lo mejor.

Gracias a ustedes por la entrevista y nos vemos pronto.

Por Hans Oyarzún

Enlace corto:
(1)
  1. Nicolás says:

    La raja me prende; el unico reparo es que en 2012, sideshow en espacio broadway como en maquinaria en las vizcachas tocaron temas de koi no yokan, fue un miercoles y un domingo y el disco se lanzo el martes que venia, pero de igual manera tocaron al menos poltergeist que recuerdo.

Comentar

Responder