Pete O’Hanlon de The Strypes: “No me importa tener poco tiempo libre, disfruto haciendo esto”

Viernes, 30 de Septiembre de 2016 | 10:33 am | No hay comentarios
Pete O’Hanlon de The Strypes: “No me importa tener poco tiempo libre, disfruto haciendo esto”

Se acerca el debut en Chile de una de las bandas inglesas revelación de los últimos años, The Strypes, quienes se encuentran en plena promoción de su segundo álbum de estudio, “Little Victories“, publicado el año pasado. Apoyados por artistas como Noel Gallagher, Johnny Marr, e inclusive Elton John, estos cuatro veinteañeros de Irlanda traerán su propuesta de garage británico de los años sesenta, sonando siempre frescos y con actitud, el próximo 21 de octubre en el Club Amanda. Para contarnos sobre el proceso de este segundo álbum, así como de las expectativas en cuanto a su debut en nuestro país, fue que nos sentamos al teléfono con Pete O’Hanlon desde Londres, compartiendo a continuación lo que fue la entrevista con el joven bajista:

Me gustaría empezar hablando sobre “Little Victories” (2015), segundo álbum de The Strypes. ¿Qué tan diferente fue hacer este en comparación con el primero?

Fue un tanto diferente al primer álbum, porque con “Snapshot” (2013) grabamos con el legendario productor Chris Thomas, y ya sabes lo que dicen: “te pasas toda tu vida haciendo tu primer álbum, pero sólo pasas 6 meses haciendo el segundo”. Es por eso que tuvimos algo de apuro en hacerlo. Con el primero era como una sesión en vivo, queríamos que la gente lo escuchara y sintiera la misma intensidad que en un concierto, que dijeran “esta es una banda que me gusta, a la que definitivamente iría a ver en vivo”. Con el segundo tuvimos que apurar esa intensidad, componer entre medio de las giras, donde sólo teníamos un par de meses luego de cada tour. Cuando recopilamos lo que queríamos usar, fuimos al estudio con dos productores utilizando distintas dinámicas y diferentes miradas de lo que queríamos hacer.

¿Cambió algo en ustedes entre uno y otro álbum?

Cambió el hecho de que teníamos otro pensamiento, estábamos más claros en lo que queríamos grabar y como queríamos sonar, y trabajar con dos productores nos permitió recibir diferentes ideas y diferente material con el cual podíamos experimentar. No fue del todo positivo, obviamente, siempre aparecen problemas en el camino que dificultan un poco las cosas, pero la verdad es que terminar un álbum y tenerlo listo para su publicación se siente como una especie de victoria. Hay tantas bandas que hacen un disco, se lo rechazan, luego deben rehacerlo por completo y vuelven a ser rechazados, hasta que finalmente abortan los planes. Por suerte, nunca estuvimos en esa situación. Fue todo muy divertido, así como la tónica del disco también, lo que nos abrió muchas puertas, como ir ahora a tocar a Chile. ¡Oh, por dios, jamás pensé que llegaríamos hasta allá!

Esta es su segunda vez en Sudamérica, pero la primera en Chile. ¿Qué esperan del público chileno, siendo uno totalmente nuevo para ustedes?

Exacto. El recibimiento que tuvimos en Sudamérica la última vez fue increíble, uno de los mejores que hemos tenido. Hicimos un festival en Brasil con Johnny Marr, creo que se llamaba “Cultura Inglesa” o algo así, y el entusiasmo del público fue tremendo. Recuerdo que nos presentamos temprano y pensábamos que nadie estaría ahí, pero había cientos de personas cantando nuestras canciones de principio a fin, no lo podíamos creer. El día siguiente tocamos en Argentina, un show propio en un lugar que creo que se llamaba The Roxy. Fue muy lindo ver cómo el público conocía cada canción, incluso las nuevas, no entendíamos como sabían quiénes éramos o de qué trataban nuestras letras. En cuanto a Chile, la verdad no sé qué esperar, estamos muy expectantes con el hecho de tocar allá. La banda está maravillada con el hecho de llevar nuestra música hasta su país, no podemos esperar más.

Han girado con bandas como Foo Fighters o Arctic Monkeys. ¿Qué se siente compartir el escenario con conjuntos que quizás escuchan y son seguidores?

Sí, es algo bastante genial. Lo de Foo Fighters llegó de la nada, fuimos sus teloneros en un par de ocasiones. Pero lo realmente raro para mí fue que, después de nosotros y antes de Foo Fighters, tocaba Kaiser Chiefs, a quienes escucho y amo mucho desde que era un niño. Compartir escenario con ellos fue increíble. Te sientes como si estuvieras entre leyendas, lo que es un tremendo honor. Con Arctic Monkeys fue espectacular, ellos son una banda que siempre ha estado en la cima a medida que voy creciendo, fuimos parte de su audiencia alguna vez y ahora estamos tocando antes de ellos, eso nos parece algo surreal. Exponerse a tan enorme cantidad de gente es fantástico, no puedo expresarte lo importante que es. Es genial ver artistas como esos apoyando a la nueva música y las nuevas bandas, sin importarles si ponen su reputación en juego teniendo a un grupo que a no todos les pueda gustar tocando antes de ellos.

¿Cuál definirías como el momento más importante en tu carrera?

El mejor momento de mi carrera, fue una vez que asistimos a un show de The Undertones en Dublín, en un lugar llamado The Button Factory. Antes de que interpretaran la canción “Teenage Kicks”, el vocalista dijo: “esta canción se la queremos dedicar a los integrantes de The Strypes, que se encuentran en la audiencia esta noche”. Esa dedicatoria fue un honor inmenso. De entre todo lo que nos ha ocurrido, eso me marcó personalmente.

Tuvieron un ascenso a la fama muy repentino, logrando el éxito con el primer álbum, al punto de que el mismísimo Elton John se fijó en ustedes para llevarlos a su sello. ¿Lo ven a él como una especie de mentor para la banda?

(Piensa) No, yo diría que es un ferviente seguidor más que nada. Nos vio en un par de shows en Londres, le encantó lo que hacíamos y nos contactó para decirnos que tenía una buena compañía que nos podía manejar. Eso nos trajo una gran reputación, lo que ayudó mucho. En todo caso, él maneja a una gran cantidad de gente, por lo que no está rondando ni viendo lo que hacemos. Conversamos un par de veces y fue muy amable, le fascina lo que estamos haciendo y nuestra música, por lo que no diría que es nuestro mentor ni nada de eso. Dudo que tenga el tiempo para preocuparse por nosotros, está muy ocupado siendo Elton John (risas).

Siendo tan joven (20), ¿disfrutas la constante vida en gira?

Sí, la disfruto mucho. Me encanta tocar todas las noches, incluso si termino demasiado cansado, aun así disfruto los shows. He estado mucho más en casa este año porque las giras han estado más separadas, siempre estoy esperando a que lleguen esos seis meses intensos de gira. No me importa tener poco tiempo libre, disfruto haciendo esto. Es como una rutina, pero que no tiene nada de rutinario; si bien tocas lo mismo todos los días, es con diferentes personas, en diferentes lugares y diferentes contextos. Siempre que terminamos una gira, no puedo esperar para salir de nuevo.

Hablando sobre el futuro, ¿tienen algunos planes en mente con la banda?

Cuando volvamos de Sudamérica –el día siguiente, de hecho– volaremos de inmediato a Londres para comenzar a grabar nuestro tercer álbum. Después de eso haremos el proceso natural de lanzarlo, promocionar y salir de gira.

¿Cuándo piensan lanzar ese disco?

El próximo año.

¿Como ves a The Strypes en el futuro? Digamos, en unos 10 años.

Diez años más, es muy difícil de saber, ya que hace cuatro años ni siquiera existía la banda, y ahora estamos donde estamos. En 10 años más podríamos estar quizás donde, es una pregunta muy difícil. Espero que en ese momento aún estemos sacando discos y saliendo de gira.

Pete, se nos acabó el tiempo. ¿Te gustaría decirle algo a tus seguidores en Chile?

Sólo quiero darles las gracias por tenernos tocando en tan hermoso país, los espero a todos en el show.

Muchas gracias por tu tiempo, espero que disfruten el show. 

Muchas gracias a ti y a HumoNegro. Hasta pronto.

Por Manuel Cabrales

Enlace corto:

Comentar

Responder