Paul Marc Rousseau de Silverstein: “Quizás pronto seamos una banda de rock clásico”

Lunes, 24 de Agosto de 2015 | 2:14 am | No hay comentarios
Paul Marc Rousseau de Silverstein: “Quizás pronto seamos una banda de rock clásico”

El próximo 24 de septiembre tendremos de vuelta a Silverstein en nuestro país, banda canadiense de post-hardcore que ha dado un giro desde los discos más tradicionales, hacia álbumes conceptuales que le han sentado bastante bien a la agrupación, siendo su último trabajo “I Am Alive In Everything I Touch”.

Para hablar en detalle del proceso de creación musical, conversamos con Paul Marc Rousseau, guitarrista y última adición de Silverstein, quien pese a que lleva un quinto del tiempo de vida de la banda como miembro, ya advierte la mística y compañerismo que rodea al conjunto, y quien anticipa que, con tanta trayectoria, la agrupación acumula millas hacia la historia, y augura un gran show en el Centro de Eventos Cerro Bellavista.

Cuéntame un poco acerca del proceso de realización de su nuevo álbum, “I Am Alive In Everything I Touch”.

Bueno, este fue el primer álbum que hicimos en casa, en Toronto, donde todos vivimos, y eso marca una diferencia con los procesos de grabación de otros discos, hechos en otros países y otras ciudades, lo que redunda en el carácter más personal de las letras en este trabajo, todo por estar ahí en Toronto. Yo estaba a 10 o 12 minutos a pie entre mi casa y el estudio, sin tener que meterme en un auto, entonces eso nos hacía estar más enfocados. El resultado es que el disco se siente más compacto y con más dirección, con más sensaciones personales en él.

¿Por qué prefieren ahora trabajar en álbumes conceptuales en vez de los más “tradicionales”?

Pienso que cuando haces algo como un álbum conceptual, la sensación general es que armas algo mucho más unido y más cohesionado que cuando trabajas en cada canción y nada más. En este caso, cada canción trata de una ciudad diferente, y aunque hay una narrativa general, con un tipo de emoción, también cada track puede sostenerse por sí mismo. No se trata de que agarres una canción y sientas que te estás perdiendo de algo.

Cuando trabajan en un disco conceptual, ¿cuál es la mayor dificultad: componer temas que valgan la pena, o tener un buen hilo conductor para estos tracks?

Probablemente sea diferente en cada ocasión, pero en este disco en particular lo más complicado fue armar cada canción, porque la idea vino a nosotros casi por accidente, muy naturalmente, entonces pensamos en un disco conceptual y de un momento a otro todos teníamos la misma idea. Fue como que se nos encendiera la ampolleta a todos a la vez, y fuimos felices de saber por fin qué hacer. Después vino mucho trabajo para hacer de ese concepto algo real.

En los shows en vivo no se sigue el orden de los álbumes conceptuales, entonces, ¿cómo logran que estas composiciones calcen bien en un concierto?

Pienso que cada canción en el disco es individualmente fuerte, entonces puedes remecer el orden en un concierto y sigue teniendo sentido. Tratamos de lograr que esto funcionara cuando hicimos el disco. Eso permite que no sintamos que es raro cuando las tocamos, porque así todo calza bien.

Están promocionando un nuevo lanzamiento, pero también están celebrando los diez años de “Discovering The Waterfront” (2005). ¿Cómo se sienten con estos dos hitos simultáneos?

Realmente fue una linda coincidencia que, justo antes del lanzamiento del nuevo disco, se cumplieran los diez años de ese álbum, y eso nos dio la posibilidad de celebrar el pasado, y concentrarnos en el futuro y seguir adelante con lo que intentamos hacer, que es tratar de ser mejores. Además, eso nos permite hacer convivir las dos cosas, haciendo que los fans que no conozcan una época la escuchen y la valoren.

Silverstein es una banda con casi quince años de historia. ¿Cómo te sientes al tocar en un grupo que ha recorrido este largo camino?

Es una cosa muy loca para mí, que me sumé a la banda en 2012 y no he podido ver todo el proceso, pero no es poca cosa tener 15 años. Quizás pronto nos convirtamos en “rock clásico” como otras bandas (risas).

¿Qué es lo que te da más alegría cuando tocas en un concierto?

Tocar en vivo es algo especial. La mejor parte es viajar y poder tocar para diferentes personas todo el tiempo. Tocas las mismas canciones casi todo el tiempo, pero no se convierte en algo aburrido, porque la gente es diferente, el escenario también lo es. Tal vez tuviste un buen día o un mal día, y eso también cambia las cosas. Toda la experiencia lo hace interesante, y la repetición de aquello en verdad no ocurre. Es distinto todo el tiempo. A veces te toca hacer un show muy loco, en un escenario donde hace mucho calor y piensas “es por lo que hacemos esto”.

¿Hay algo en particular que te guste mucho obtener de un concierto?

No quiero arruinar ninguna sorpresa (risas), pero hacemos un buen coro con la gente en una de las canciones. Todas las veces que lo hacemos termino sonriendo. Es un buen momento en el set. Si vas al show, lo que espero que hagas…

Lo haré

…sabrás de inmediato de lo que estoy hablando.

¿Qué esperas del show que darán el 24 de septiembre en Chile?

Será la primera vez que estaré en Chile, pero los muchachos ya me han dicho que es uno de los mejores lugares donde han tocado, así que tengo grandes expectativas de lo que será esa noche. Espero que sea loco, con mucha energía. Una buena noche, en síntesis.

Por Manuel Toledo-Campos

Agradecimientos a Hans Oyarzún

Enlace corto:

Comentar

Responder