Kevin Baird de Two Door Cinema Club: “En ‘Gameshow’ hablamos de cómo todo no es tan positivo como parece”

Miércoles, 8 de Marzo de 2017 | 12:10 am | No hay comentarios
Kevin Baird de Two Door Cinema Club: “En ‘Gameshow’ hablamos de cómo todo no es tan positivo como parece”

Aunque ya es una banda con tres discos y que en 2017 cumple 10 años de trayectoria, Two Door Cinema Club está viviendo una suerte de resurrección tras pasos erráticos en sus últimos materiales y el agotamiento que vivieron los irlandeses con intensidad los primeros años. Ahora el combo se ve más cauto, pero también con una energía renovada, con una puesta en escena más potente y un muy buen disco bajo el brazo, “Gameshow” (2016), con el que vendrán por segunda vez a Chile, nuevamente en el marco de un Lollapalooza. Tuvimos la chance de conversar sobre esto y más con el bajista y tecladista del conjunto, además de miembro fundador de TDCC, Kevin Baird, quien nos respondió desde una fría Amsterdam en medio de la parte europea de la gira que lleva a cabo el grupo.

Primero debo preguntarte del nuevo disco, que creo es muy bueno, porque ustedes se dispusieron a tomar más riesgos en “Gameshow”. ¿Crees que eso fue importante para tener un nuevo sonido?

Definitivamente. Tuvimos un tiempo de pausa por un par de años, y en ese tiempo pensamos en la necesidad de tomar riesgos, y al juntarnos nos hizo sentido el sonido del pasado. Ya teníamos un sonido y unas canciones, y creíamos que no debíamos repetir aquello por lo cual nos conoció la gente, debíamos separarnos de aquello que el público pudiera predecir, ir lo más lejos que se pueda de eso y hacer algo que no pudieran haber escuchado antes. Tratamos de confiar en nuestro instinto y en nuestras personalidades para ser nosotros mismos y crear música que nos guste, y ahí resultó “Gameshow”. Algo diferente a lo anterior.

Antes de seguir en ese tema, ¿qué recuerdas del debut de TDCC en Chile en Lollapalooza 2013?

Recuerdo que tocamos y fue un buen show. Luego llegamos al hotel y nos pusimos a tomar tragos preparados, como el pisco sour, de ahí fuimos a ver a Foals como DJ set, y terminamos bailando a las 6 de la mañana, pasándolo muy bien. Un lindo recuerdo.

¿Crees que “Gameshow” es un paso adelante que los ha hecho más poderosos en vivo?

Pocas cosas logísticas han cambiado porque seguimos trabajando de forma meticulosa, pero la gente que nos ayuda es increíble. Todo el disco es reflejo de lo que queremos hacer, de hacer arte juntos, disfrutar el momento, y la gente ha respondido de la mejor manera a lo que hacemos. Hay una textura diferente en este álbum, con beats más rápidos y dinámicos, parecidos a varias canciones del primer disco, más funky, a diferencia del segundo disco (“Beacon”, 2012) donde íbamos más lento. En “Gameshow” las cosas son más rápidas a veces, y en otras más funk pop. Realmente para pasarlo bien.

En los videos de los shows en vivo de TDCC se ve que la gente baila y salta más ahora, ¿Crees que la relación con la audiencia cambió en este tour?

Sí, totalmente, es algo que ha pasado. La intención más simplificada de lo que queremos como banda es que el público lo pase bien, baile, y hemos tratado diferentes vías para lograrlo. El álbum, al tener algo más funky y disco, hace que todos salten y bailen más, incluso que hagan moshpits. Nos divertimos mucho con la reacción de la gente.

Personalmente, ¿cómo crees que has evolucionado como músico y creador en estos diez años?

Creo que en este tiempo uno comienza a pensar que, como estás en una banda que lleva tanto tiempo y que le gusta a la gente, no eres tan malo en lo que haces (risas). Para mí los años han permitido que esté más cómodo, con más confianza para tratar nuevas cosas y para evolucionar. No quiero ser un músico que haga lo mismo siempre, y por eso me gusta aprender a tocar otros instrumentos. Ahora toco el teclado, algo que no hago muy bien (risas) pero me gusta, así que me esfuerzo.

Sé que es prematuro, pero ¿han comenzado a pensar qué podría venir después en el sonido de TDCC?

Es difícil y extraño, porque creemos que las cosas durarán para siempre. Vamos a promover “Gameshow” un largo rato, y musicalmente cuando armamos un disco hemos intentado darnos unos seis meses para nutrirnos de otras experiencias, escuchar otros sonidos, antes de grabar, entonces no somos de escribir en la ruta, a menos que sea ver un par de ideas. Haremos lo que nos gusta, pero sea con el significado que sea, la idea es llegar con eso a la gente.

Finalmente sería interesante que comentaras del concepto detrás del disco, de “Gameshow”, lo que trataron de comunicar en él.

No diría que el disco es crítico o que es directamente político, porque Alex (Trimble) escribe las letras y él sabe mejor que nosotros aquello, pero me aventuraría a decir que hay mucho acerca del mundo moderno, algo de lo que hay que tratar de ser precavido porque no queremos perder el control, entonces hay que estar atentos a nuestro lugar en el mundo, en cómo nos presentamos nosotros mismos, que somos un negocio y parte del negocio, sin caer en todas esas oscuras reglas. Eso dice el disco, de que no todo es tan positivo en el mundo como parece, así que hay que estar atentos.

Muchas gracias, Kevin. Te esperamos en Chile, y ojalá no mueras de frío en el show.

(Risas) Estamos ansiosos por reencontrarnos con Chile. ¡Chao!

Por Manuel Toledo-Campos

Enlace corto:

Comentar

Responder