Sam Beam (Iron & Wine): “Simplemente quiero que todos nos divirtamos con la música”

Viernes, 31 de Julio de 2015 | 1:33 pm | No hay comentarios
Sam Beam (Iron & Wine): “Simplemente quiero que todos nos divirtamos con la música”

No muchos saben a quién nos referimos cuando nombramos a Sam Beam, y tampoco quién es Iron & Wine, y eso está bien porque el trabajo del norteamericano se ha movido en un perfil acotado, sigiloso, pero no por ello menos potente. Lo saben sus fans que lo han visto expresarse a través de furiosos y catárticos riffs o con suaves e introspectivas melodías, las que podremos ver el próximo 6 de septiembre en el Centro de Eventos Cerro Bellavista en un nuevo EstudioEstéreo.

Pudimos conversar con Sam sobre sus motivaciones y lo importante que es para él la música, en una entrevista que puedes leer a continuación:

Tu nuevo disco, “Archive Series Volume No. 1” salió este año, e incluye temas inéditos de la era de “”The Creek Drank The Cradle” (2002), donde recogiste canciones grabadas de forma casera. Entonces, me pregunto, ¿qué manera prefieres, la casera o en estudio con todos los elementos posibles a tu disposición?

Oh, es que yo estoy haciendo todo el tiempo discos, como forma de ganarme la vida, entonces entro al estudio como un pasatiempo incluso, viendo todas las herramientas que están disponibles. En casa tengo una guitarra acústica y un banjo, entonces eso es muy divertido. Me entretiene moverme al estudio donde tengo más opciones para crear lo que quiera; es fácil agarrar todo y perderse en medio de la masa y desenfocarte en lo que te interesa grabar. También pasa cuando trabajas con una banda, porque a veces no sabes lo que eres capaz de hacer.

¿Cuál es tu método para crear música?

Cada canción tiene un proceso diferente, pero en general lo primero que viene es la melodía y desde ahí descubro los arreglos musicales, y luego la letra. Hay gente que pone primero las líricas, pero yo hago pocas veces eso.

Y dado que se llama “Archive Series Volume No. 1”, ¿habrá más volúmenes de este proyecto?

Sí, habrá muchos. Hay canciones viejas de antes que comenzara a lanzar discos como medio de sustento, cuando hacía las cosas como un pasatiempo, que fue por un par de años, así que ahora esta serie busca lanzar todo ese material porque hay fans que piden cosas así y que piensan que sería entretenido. Es una idea generosa y es una forma de sacar registros en vivo o demos que la gente quisiera escuchar.

¿Cómo fue trabajar en el disco “Sing Into My Mouth” con Ben Bridwell de Band Of Horses?

Fue grandioso. Hemos sido amigos por un largo tiempo, crecimos en la misma ciudad, conocí a su hermano, hemos sido parte de las mismas cosas por un largo trecho, entonces llegó el momento de limpiar nuestras agendas, aprovechar eso y crear algo juntos. La idea de hacer un disco de covers fue divertida, porque eran canciones que nos gusta tocar. No tuvimos que escribir composiciones, sino que fijarnos en aquellas que nos gustaran.

¿Planes de gira con este material?

De hecho, estamos tocando esto ahora, en Nueva York, pero sería bonito llegar a Sudamérica también en algún momento.

Vienes solo a Sudamérica en septiembre, ¿cierto?

Sí. Ahí seré sólo yo. Sólo Sam (risas).

Sólo estarás tú y tu guitarra en el escenario.

O sea, ahora tenemos banda (con Ben Bridwell), pero sí iré solo a Sudamérica, en septiembre seré sólo yo y mi guitarra.

¿Cómo fue llevar a una amistad al terreno del trabajo?

Es mucho mejor que trabajar con gente que no te agrada. Fue muy divertido. Nuestra amistad nació de compartir discos, canciones, y con este trabajo llevamos esas canciones al estudio para grabarlas y disfrutarlas juntos. Mucha diversión. Es el disco que más he disfrutado hacer.

Hablando de preferencias, ¿qué prefieres, trabajar solo o con banda en tus canciones?

Me gusta todo. No puedo decidirme. Son métodos distintos con sus propios desafíos. Con banda tienes muchas opciones, y solo no debo preocuparme de que la gente me siga o no me entienda y puedo fluir con libertad.

Suenas como una persona que se inspira en lo que hace para hacer música, entonces también es necesario saber ¿qué cosas son las que te inspiran en el mundo para seguir escribiendo?

No estoy seguro. Lo que me gusta es que me divierte hacer canciones, y que todas vengan de diferentes lugares. La vida en general, las diferentes relaciones, las formas en las que reaccionaste, los ecos de tus acciones con la gente, lo que sea que te haga reaccionar emocionalmente puede ser material para una canción. En la música, me gustan diferentes tipos, entonces me gusta incorporar múltiples elementos para ir variando, para sorprender.

¿Qué cosas estás escuchando de la música ahora?

Estoy en una fase de escritura ahora, entonces no he podido escuchar mucha música. A veces sólo escucho lo que hago yo (risas).

La música que escuchas es la música que tú haces.

Claro, debe ser lo que pasa cuando esto se convierte en tu trabajo. Pero igual siempre escucho música experimental, jazz, nada muy específico.

En “Ghost On Ghost” (2013) te las arreglaste para controlar tus emociones, y eso fue una sorpresa placentera. ¿Es ese el estilo que te acomoda más en estos días?

Es que no importa el estilo porque simplemente quiero que yo, mi banda, mis amigos, el público, que todos nos divirtamos con la música. Usar segundas voces, la banda, todo tiene que ir en esa línea. También disfruto de los shows solo, incluso desde el armado del setlist, viendo lo que la gente quiere escuchar y lo que yo quiero tocar.

¿Qué intentas lograr con la audiencia en cada show?

A mí me interesa lograr una conexión con el público, y compartir algo genuino. No me gusta mirar al piso y sólo tocar y nada más. Me gusta conectar con la gente, porque es más interesante de esa forma, sin duda.

¿Y qué podemos esperar el 6 de septiembre?

Toco viejas y nuevas canciones, comparto parte de las historias tras ellas y estoy solo con mi guitarra, así que será una buena noche.

El lugar donde tocarás es bastante íntimo, así que sin duda lograrás esa conexión.

Suena grandioso. No puedo esperar por conocer a mi público en Santiago.

Muchas gracias, Sam. Nos vemos en septiembre.

Gracias a ustedes. Espero verlos a todos.

Por Manuel Toledo-Campos

Enlace corto:

Comentar

Responder