Paul Di’Anno: “Con Iron Maiden comenzamos una revolución como ninguna otra”

Martes, 5 de Junio de 2012 | 4:50 pm | No hay comentarios

Desde su habitación, en un hotel de Buenos Aires, el icónico ex vocalista de Iron Maiden, Paul Di’Anno, compartió unos minutos de su abultada agenda para conversar con HumoNegro y comentarnos sobre su próxima visita al país, su carrera como músico y la relevancia que esta tiene en la historia del rock y el heavy metal, entre otros temas.

¿Aló? ¿Paul?

Sí, con él.

¿Cómo estás?

Muy cansado (risas).

¿Por qué tan cansado?

He dado entrevistas todo el puto día (risas). He estado haciendo muchas cosas, ahora empiezo los ensayos, parto en un par de horas y no he comido nada, así que estoy muy cansado y muy hambriento.

¿Y cómo va todo en Argentina?

Acabo de llegar, así que no tengo mucho que contar (risas).

Está bien, entonces tratemos de hacer esto lo más rápido posible para que puedas descansar.

Muchas gracias, de verdad lo agradezco. Unos me llaman para entrevistarme, mientras mi esposa me manda mensajes de texto. ¡Ah! Es una locura.

De acuerdo, comencemos. Regresas a Chile para tocar íntegramente los discos “Iron Maiden” (1980) y “Killers” (1981)…

(Interrumpe) Bueno, no, eso es una mentira. Tocaremos unas cuantas canciones, pero no todos los temas de esos álbumes. Es imposible, no los hemos ensayado, pero sí van a haber algunos de Maiden, y otros míos. La primera parte del set, estará dedicada a Iron Maiden, y el resto a temas míos.

¿Algo así como lo que has hecho en tus anteriores visitas? ¿Los clásicos de Iron Maiden y parte de tu material?

Sí, sí, algo como eso. Por lo demás, estoy trabajando en un nuevo álbum, estoy en un momento bastante complicado, trabajando muy duro.

¿Cómo estás para esta nueva gira? Supe que estuviste un tiempo en prisión. ¿Cómo fue esa experiencia? ¿No sacaste algo que te pudiera servir como músico?

No, no, no. Ya había estado en prisión antes (risas). Esto ocurrió durante el año pasado, por un problema de impuestos de hace siete años. No fue la gran cosa, sólo un dolor de cabeza (risas).

Claro, porque cuando lo leí en las noticias fue como “¿qué onda?”

Sí, nunca creímos que iba a pasar eso. Creo que la decisión fue tomada más por quien soy, que por lo que hice.

Quería preguntarte, sobre todo porque eres un hombre bastante directo en cuanto a sus opiniones, ¿qué opinas de la industria musical en nuestros días? ¿Existe alguna banda o estilo del que seas fanático?

No realmente, en este momento estoy concentrado en escribir nuevo material, así que no he tenido mucho tiempo para algo más, desde hace año y medio. Además estoy bastante ocupado cuando estoy de gira, sólo escucho la música de los aviones cada noche en que regreso a casa. No escucho mucha música, y si escucho, es punk de “la vieja escuela”. No escucho muchas cosas nuevas para serte honesto.

La mayoría de la gente, te reconoce por tu trabajo en Iron Maiden, pero también eres dueño de una basta discografía como solista y con otras bandas. ¿Cuáles han sido los principales puntos de inflexión de tu carrera como músico?

Bueno, obviamente Iron Maiden fue un gran punto de inflexión. El primer disco de Battlezone fue fantástico, vendió muchas copias. Algo parecido pasó con los primeros discos de Killers, tuvimos mucha suerte. Pero yo no hago música para vender discos, a mí me gusta hacer música. Claro que es fácil decirlo cuando recibes millones por tu música, obviamente, pero para mí no se trata de eso. Sigo tocando con la banda, incluso con mi rodilla lesionada.

Sí, recuerdo que te vi el año 2008 y cantaste apoyado en un bastón.

Sí, no tuve tiempo para recuperarme. Mi esposa estaba como loca porque no podíamos abandonar la gira, y le hice una promesa de que seguiría haciéndolo por un par de años más y después lo dejaría. ¡Necesito un descanso! Estuve un año alejado de mi mujer y mi hijo, no nos vemos mucho. Mi pierna se recuperó, pero ahora he sido diagnosticado de diabetes, y yo estaba como “Wow!”; desafortunadamente es algo genético, mi madre y mi abuelo la tuvieron. Es del tipo 2, que no es tan grave, y por una parte es bueno, porque estar de gira no es algo muy saludable con los desvelos, los cigarrillos, el alcohol y toda esa mierda, que tuve que cortar (risas). Pero lo estoy disfrutando, no estoy bebiendo y estoy tratando de dejar de fumar, así que estoy bien (risas).

Pero aún así, cuando te vi cantando con el bastón, dije “este tipo es bastante rudo”.

(Risas) Puedo serlo; puedo ser eso en el escenario. He estado sobre el escenario con heridas de balas, así que una pierna mala no es la gran cosa. Trato de no salir con el bastón al escenario, pero aún así duele mucho, y esa es una de las razones por las que he engordado tanto, gracias a las píldoras, los calmantes y esteroides, hasta que dije “¡basta de esta mierda!”, así que lo dejé y me aguanto el dolor cada día, pero va pasando, lo que es bueno, supongo (risas).

Muchos fanáticos identifican los primeros álbumes de Iron Maiden con tu voz y figura. Mirando hacia el pasado, ¿qué lugar crees que ocupas dentro de la historia de Iron Maiden y del heavy metal en general?

Eso debería responderlo otra persona. Creo que comenzamos una revolución como ninguna otra, porque nadie sabía muy bien lo que estábamos haciendo. No sabían si vernos como una banda de heavy metal o punk. Dijeron que éramos una “new wave band”, ¡una mierda! Fue la prensa la que se inventó eso. Otras bandas tuvieron suerte con ese distintivo, como Saxon y otras de la escena inglesa de la época, que tocaban rock and roll y alguien salió con esto del “new wave of british heavy metal”, algo que nunca fueron, y que sólo encajaba con Iron Maiden por la imposibilidad que existía para etiquetarnos, y a la prensa le gustan las etiquetas. Yo vengo del punk, no del heavy metal, y cuando nos juntamos con Steve, creamos algo totalmente diferente. Por eso, como te mencioné, comenzamos una revolución y fue genial. Recuerdo eso y que vendimos muchos discos (risas). Ahora estoy feliz, todo me ha salido muy bien y mi carrera la manejo como yo quiero y no como otros quieren. Mi manager trabaja conmigo, me da tiempo para hacer lo que quiero hacer. Antes no podía sacar un nuevo disco, porque con las giras no me alcanzaba el tiempo. Ya no debo saltar cuando una compañía me lo ordena, no tengo que llevar una banda para todos lados, sino que toco con músicos de diferentes países, para que los pasajes salgan más baratos. Así que estoy bien, haciendo lo que quiero.

Recuerdo el documental de Iron Maiden, “The Early Days”, donde das una entrevista en la que declaras que eres más grande que Elvis. ¿Es verdad eso?

(Risas) No, no dije eso. ¡Eso es una mierda! Nunca dije eso.

Recuerdo que lo decías en una de las entrevistas, como un chiste obviamente.

Bueno, no dije eso, lo que sí digo es que le robé mucho a Elvis. Él es como un héroe para mí. Elvis es grandioso, pero que yo soy más grande que Elvis, ¡Dios mío! (risas).

Sobre tu nuevo álbum, ¿podremos escuchar algo de él, como adelanto, durante tu próxima visita?

No, no presentaremos nada hasta que esté grabado. Eso sería muy injusto para mi banda, con quienes escribí todas las canciones, por lo que tocarlas sin ellos sería un insulto, nunca les haría eso. Hemos mantenido todo como un secreto, sólo puedo decirte que tenemos a Chris Tsangarides (Judas Priest, Helloween, Depeche Mode) para producir el álbum, que tenemos alrededor de siete canciones compuestas, pero no hemos terminado las letras. Y si piensas en la pregunta que me hiciste, ¿cómo diablos tocaría nuevas canciones sin siquiera haberlas grabado en un nuevo disco, con otros músicos, y en otro país? ¿Qué tan furiosa estaría mi banda si se enterará de eso? Por lo que es una pregunta bastante tonta (risas).

Bueno ya.

(Risas)

Finalmente, ¿algún mensaje para tus fans chilenos?

Sí, no puedo esperar a verlos, porque antes lo hemos pasado muy bien. Y no sé que más decir, porque, aunque estoy muy emocionado, quiero descansar un rato (risas). Mi banda es fantástica, tuvimos un pequeño ensayo ayer, y son malditamente fantásticos (risas).

Muy bien, eso es todo entonces. Te dejo descansar…

(Interrumpe) No podré descansar mucho, me vienen a buscar en cinco minutos (risas).

Bueno, Paul, fue un placer.

Muchas gracias, te espero en el concierto, pasa a saludar. Cuídate, nos vemos.

Por Sebastián Zumelzu

Con respecto a la respuesta más polémica de esta entrevista, la que se refiere a la ejecución íntegra de los álbumes “Iron Maiden” y “Killers” de Iron Maiden –recordemos que así se publicitaba en un principio–, hicimos las consultas pertinentes con la Productora Toma y nos dijeron que efectivamente el cantante no interpretará ambos discos completos, sino que será “lo mejor” de “Iron Maiden” y “Killers”, de los que omitirá sólo dos temas, desconociendo las razones del músico para no ejecutarlos de principio a fin.

Enlace corto:

Comentar

Responder