Kyp Malone de TV On The Radio: “Sinceramente, no nos importa ganar un Grammy”

Viernes, 10 de Febrero de 2012 | 4:30 pm | Comentarios (1)

HumoNegro conversó con el guitarrista de la banda estadounidense TV On The Radio, Kyp Malone. Hablamos sobre temas tan diversos como la piratería, Barack Obama y, por supuesto, la música de esta agrupación que tendrá una esperada participación en la segunda versión chilena del festival Lollapalooza.

Hablando de su pronta presentación en Lollapalooza, si bien la edición chilena es hermana de la versión norteamericana, el tipo de público es muy distinto. ¿Tienen pensando cómo enfrentar al público chileno? ¿Se han creado alguna expectativa en particular? ¿O sólo lo ven como la instancia de darse a conocer mejor como banda en vivo?

Es nuestra primera vez tocando en Chile, así que creo que es más acerca de mostrar nuestra música a gente nueva. El lugar es nuevo para nosotros. Sólo vamos a hacer lo que hemos hecho durante todo este tiempo, no sabemos qué esperar de este concierto, tampoco sabemos cuán diferente va a ser de los lugares en que hemos tocado antes. La verdad, sólo hay que ir a tocar con la naturalidad que nos caracteriza.

Hay muchas bandas que cuando vienen a Sudamérica, tratan de empaparse de los sonidos locales, de sus instrumentos. Al tener en TVOTR un sonido tan diverso y cada vez más complejo, ¿han pensado, estando en Sudamérica, en hacer cierto tipo de búsqueda sonora, algún tipo de sesión de grabación o de instrumentos?

Bueno, siempre he estado muy interesado en descubrir y aprender de instrumentos folclóricos de algún lugar del mundo donde la banda pueda estar. De todas formas, todo depende del tiempo que estemos ahí. Si queremos tener una influencia del lugar, necesitamos tiempo. Todo depende de eso.

Volviendo a Lollapalooza, ¿tienen pensando presentarse con su alineación estable o también están pensando en invitados especiales?

No lo sabemos muy bien aún. Por lo pronto iríamos nosotros cuatro, pero sería muy entretenido sumar a más gente. Es mucho mejor cuando en el escenario están todos los componentes de un sonido en particular.

Son una banda de clan. Claramente nunca han buscado el minimalismo en su instrumentación, y así lo han dejado claro con las decenas de colaboradores que han tenido a través de su carrera. ¿Cómo se ha logrado forjar la empatía que tienen con personajes como David Bowie, Trent Reznor o Peter Murphy?

Yo creo que hemos sido muy afortunados por tener la oportunidad de tocar con ellos. Son gente que hemos crecido escuchando y estoy seguro que tenemos sus influencias en todo lo que hacemos, a veces directa y otras veces indirectamente. Y piensas que te toca conocer a estos monstruos de la música, pero que más allá de su estilo, son genios de la música en general. Teniendo a Reznor tocando veinte minutos el piano al lado tuyo, te das cuenta que hay más en común con gente como él. Hemos conocido tanta gente de manera natural por nuestra música. De pronto te das cuenta, que estás tú colaborando con estas personas y que estas personas están trabajando contigo. Es extraño, pero natural a la vez.

Después de las increíbles críticas y recepción de su disco “Dear Science”, no sólo se tomaron con calma la producción de “Nine Types Of Light”, sino que se dieron un año sabático en 2009. ¿Fue muy largo el camino para seguir evolucionando en su sonido? ¿Cómo creen que los ha ayudado contar con tantos proyectos en paralelo que tienen varios de ustedes?

Creo que cada cosa que musicalmente hemos hecho, está más allá de los proyectos y funciona como influencia entre nosotros, haciendo música con TV On The Radio. Pero no puedo decir específicamente cómo funciona todo esto, parece que todos lo que hacemos entre disco y disco, puede funcionar para ir evolucionando nuestro sonido, pero la verdad también tiene que ver en cómo estamos emocionalmente todos nosotros al juntarnos y hacer nueva música. Estas influencias que pueden quedar, no tienen por qué estar en nuestros discos de una forma tan directa. De todas formas, tomarnos un tiempo para liberar nuestras ideas en otros proyectos, fue fantástico. Volver a reunirnos y ver todo este oxígeno nuevo entre nosotros, fue una gran experiencia. Es bueno tomar la producción de un disco con calma. No es sólo llegar con todas tus ideas e influencias a una “máquina de hacer música”. Tienes que analizar, tienes que entender lo que pasa. No hay órdenes establecidos. Tienes que cocinar algo sin receta, ir probando los sabores. Cualquier miembro de la banda puede venir con acuarelas nuevas, o como sea.

El proceso creativo de TVOTR debe ser realmente agotador. Y la producción principal de todo su material recae en David Andrew.  ¿David actúa como el jefe de producción o se va creando una co-producción conjunta? ¿Cómo se trabaja el orden al interior del estudio de grabación con una agrupación tan diversa como la de ustedes?

Nuestro trabajo en estudio, como banda, después de tantos años, es estar muy juntos todos. No es que haya una persona dirigiendo todo lo que se hace, la verdad con nosotros no funciona de esa forma. No tengo ningún problema con darle el crédito a David como productor principal de nuestros discos, porque la verdad él es realmente un muy buen productor, pero creo que en el fondo nuestros discos son todo un conjunto de producción. Yo siempre digo que tú puedes escuchar el toque de David en los discos nuestros, pero luego ves que ese toque no está en otros trabajos que él hace. No sé, no quiero sonar contradictorio al trabajo de un productor, pero en nuestro caso el resultado de la música es todos trabajando juntos, transversalmente, y siempre va a haber alguien comandando el bote, pero después de tantos años, esto es proceso de un colectivo.

Es realmente impresionante el material audiovisual para el conjunto de videos de “Nine Types Of Light”, de hecho los felicito por su nominación al Grammy. ¿Cómo se gestó toda esta mega idea audiovisual?

¡Oh, gracias! Bueno, tuvimos un montón de ayuda, porque teníamos muchas ideas aleatorias y necesitábamos ordenarlas. Y de pronto conoces gente que quiere trabajar con esas ideas, y que no necesariamente conoces, pero quieren ayudar. Muchas de las ideas, las obtuvimos mientras creábamos el disco y había mucha gente que luego quería participar dentro del film, como actores, directores, etc. De todas formas, no estamos tan emocionados por las nominaciones. Hay mucha gente que se emociona tanto y sinceramente no nos importa ganar un Grammy. No buscamos una nominación al Grammy. Me importa toda esa energía que puso tanta gente en nuestro proyecto. Todo fue muy experimental, fue inspirada en toda esta gente. Hubo diferentes grupos de trabajo en el proyecto, entonces ves que hay un montón de personas, que esto del Grammy no toma en cuenta para nuestra nominación.

Siempre se les ha considerado una banda de letras políticas, pero ustedes nunca han querido colgarse a una figura pública. Ni siquiera con Obama, que desencadenó que muchos artistas lo apoyaran mediáticamente. A meses de una nueva elección, ¿sigues sintiendo más cómodo como músico no apoyar ninguna postura política? ¿Crees que, como portador de un mensaje anti-política en tus canciones, es un deber más que un gusto?

No, no creo que ahora lo apoyen todos esos músicos. No estoy contento con todo lo que está pasando. No puedo evitar decir que estaba un poco emocionado con el potencial que él parecía tener para representar a tanta gente, pero también estoy feliz de no haberlo apoyado, porque no me representa en nada.  La verdad es que nosotros tratamos de ser críticos en todo este período de transición. Los demócratas están siendo tratados casi como anarquistas por los conservadores, todo el tiempo, y ves a esta figura que supuestamente representaba a tantos en tantos sentidos, y no creo que él vaya a hacerlo mejor. Por esto estamos felices de no haberlo apoyado.  Una de las razones por la que la gente confió en él, es porque iba a cerrar Guantánamo, y no lo hizo. Si bien ha hecho algunas pocas cosas buenas, creo que no es más que una mala broma de la política.

Hoy por hoy, el tema más de moda alrededor del mundo, son las repercusiones que ha traído la Ley SOPA.  Claramente la masificación de la piratería, por un lado, ha hecho perder dinero a las discográficas, pero en el otro extremo ha hecho que bandas consideradas más independientes, como ustedes, se den a conocer en lugares a veces considerados como “remotos”. ¿Qué opinión tienen de esta ley y de la piratería en general?

Sinceramente, nunca he creído que con la piratería haya surgido una real explosión de gente escuchando música en otros lados. Antes de Internet, las bandas se hacían famosas en lugares remotos de igual forma. Pero tampoco creo que le debamos echar la culpa a la piratería por toda la pérdida de dinero, ni tampoco por los problemas económicos de un país. De pronto, todos hablaron de pérdidas y de las medidas que las bandas indies tenían que tomar por culpa de la piratería. No sé, nosotros estamos con Columbia y para nosotros es un gran alivio tener dinero para realizar nuestro trabajo, y que ese trabajo no se pierda del todo. Pero, al mismo tiempo, es impresionante que todos en todo el mundo puedan tener acceso desde sus teléfonos, sus computadores, a todo el arte que se está creando. Si tú tienes apreciación por la creación, entonces debes entender que los músicos necesitan ser pagados.  No es sólo que nos “den dinero”, es que necesitamos comer, necesitamos vivir. Una vez conversamos con unas personas y les preguntamos cómo mostramos lo que realmente valemos y nos decían que la apreciación que ellos tienen a veces, se reduce en “me gusta tu ropa y, como me gusta, la quiero tener, así que voy a una tienda, gasto mi dinero ahí y me visto como ustedes”,  y otros ganan, pero nosotros seguimos ahí donde mismo, todo el tiempo. Siento que debemos tener un respaldo, porque yo sé cuanto cuesta entrar a un estudio y sé el precio de comprar instrumentos. Estoy feliz de hacer lo que hago, sólo que no creo en esa mierda de que todo debe ser gratis.

Por último, ¿cómo ven la industria de la música y esa necesidad de crear nuevas figuras hype, como lo que ha sucedido con Lana Del Rey? ¿Crees que de pronto se pierde esfuerzo y credibilidad en la música?

No sé, no quiero hablar mal de esa chica. Ella ha mostrado cosas que no la hacen sólo algo hype. Aparte que la gente es dueña de decidir si acepta a un artista o no. Conozco a mucha gente que trabaja duro, que son esforzados y grandes artistas, grandes escritores, y no tienen toda la atención que deberían. Y por otro lado, ¿realmente quieres que todas estas cosas hype sean las que toquen tu alma? ¿Realmente quieres que estos productos sean parte de ti? ¿Realmente quieres todo eso?  ¿Quieres que venga un artista que cruce la calle con todo este soporte de los medios que tiene tras sus espaldas? No sé, no estoy nada cómodo con eso.  Pero también puede que algo de eso sea de verdad. Anda y escucha el disco de Lana del Rey y escúchalo sin dejarte influenciar por toda esa mierda de los medios, y ahí recién piensa en qué significado tiene para ti. No digo que estos artistas sean una mierda, pero sí lo es todo este tema del hyping.

Por Pamela Cortés

Enlace corto:
(1)
  1. Ro Polite says:

    Muy buena la entrevista.
    CONGRATS!

Comentar

Responder