Diego Rougier, director de “Sal”

Lunes, 14 de Mayo de 2012 | 6:39 pm | No hay comentarios

Este jueves se estrena “Sal”, película que ya ha dado que hablar por lo singular de su género para el cine nacional: el western. HumoNegro conversó con su director, Diego Rougier, para que nos contara un poco más de este, su primer largometraje, y también aprovechar de conocer un poco más de él y su exitosa carrera.

¿Cómo surgió la idea de “Sal”?

Siempre amé los western, y cuando conocí el desierto de Atacama, me sorprendí que nunca nadie hubiera hecho una película allí. Tenía la idea en la cabeza y una noche me senté a escribirla, a la mañana siguiente tenía toda la estructura principal del film, la misma que quedó en la película.

Tu trabajo audiovisual se ha visto muy relacionado con la música, sobre todo en tus inicios en Argentina. Supongo que este tópico es importante en “Sal”. ¿Cuéntame un poco de la banda sonora?

Trabajé más de diez años con los músicos más importantes de Argentina y de afuera también. Tengo muchísimos amigos, he estado en las grabaciones de más de cien discos, con Charly Garcia, Illia Kuriaky, Merecedes Sosa, Bee Gees, Enrique Iglesias, Gustavo Cerati, Spinetta, etcétera, y la música siempre fue importante en “Sal”, tuvimos muchas reuniones con Niko Torres antes de empezar a componer el material. Me encanta lo que hizo, trabajamos mucho juntos, encontrando el punto adecuado, y quedó increíble, un sonido crudo y potente.

Has presentado la película en varios festivales alrededor del mundo, ¿cómo ha sido el recibimiento? ¿Qué es lo que más ha destacado el público extranjero, a tu parecer?

Sí, pudimos mostrarla en numerosos festivales en EE.UU. y también en Europa. De hecho, ganamos un par de festivales, incluso ganamos “Mejor Western 2012”en Texas, lo cual es un gran honor. A todo el mundo le sorprende el desierto, las locaciones, la fotografía, la historia, y siempre destacan el hecho de que a alguien se le ocurriera hace run western en el fin del mundo.

El elenco se nutre de grandes actores chilenos, pero hay uno que llama mucho la atención, el español Fele Martínez (“Abre los Ojos”, “La Mala Educación”). ¿Cómo lograste tentarlo para protagonizar “Sal”? ¿Cómo es trabajar con él?

A Fele lo conocí antes, por otro proyecto que yo quería filmar, pero cuando escribí “Sal”, se lo envié y me respondió 3 días después diciéndome “¡Hagamos esta película ahora!”. Fele es súper profesional, muy entregado y prolijo; hizo un trabajo estupendo, de hecho, está nominado como Mejor Actor por su trabajo en “Sal” en el festival de Milán, compitiendo con actores de la talla de Orlando Bloom y Robert Duvall.

Aunque a simple vista no lo parezca, para filmar en el desierto se necesita un gran director de fotografía, y en “Sal” ese cargo lo ocupa David Bravo, director de fotografía de “Coronación” (2000) y “El Regalo” (2008), entre otras. ¿Qué tal es trabajar con él? ¿Logra dar con lo que te propones visualmente?

Sí, David Bravo es uno de los mejores directores de fotografía que conozco, era ideal para esta película. Antes de partir a rodar, nos juntamos varias veces, y yo le mostraba referencias de lo que quería y cómo veían determinadas escenas. Para el momento del rodaje ya estábamos completamente sincronizados, no había dudas de la estética que estábamos buscando.

¿Qué ha sido, hasta el momento, lo más difícil con “Sal”?

El rodaje en el norte, fue duro y muy sacrificado para todo el equipo, pero cuando uno ve las imágenes, sabe que valió la pena.

¿Cómo atraer a un público que tiene cada vez más asimilado que los personajes pueden ser ambiguos, a diferencia del western, que tiene una tendencia a remarcar a los bondadosos, los malvados, los pillos?

Eso que puede ser un contra, es para mí una ventaja. En tiempos de un cine nacional más de sensaciones, llega “Sal”, que cuenta una historia concreta, con personajes súper claros y definidos, una historia de aventura y suspenso.

Mucha gente te asocia con “Casado Con Hijos” o “La Colonia”, pero hubo una serie que marcó mucho en su tiempo, “Bienvenida Realidad”. ¿En qué estado crees que se encuentra esa área de la TV actualmente?

Creo que las series son el reflejo de su tiempo, “Bienvenida Realidad” quizás habló cosas que no se hablaban mucho en la televisión, pero ahora las teleseries han subido su tono y problemáticas, se tocan de una manera que hace ocho años era imposible. Siempre creo que hay que ir hasta el final con lo que uno cree, en esa serie nos metíamos con una problemática de los chicos que dejaban el colegio y entraban a la universidad. Con “Casado con Hijos” nos metíamos con la problemática familiar, ridiculizándola y llevándola al extremo, pero mucha gente se identificaba con eso. “La Colonia” para mi era la evolución lógica de las sitcom; muy criolla. En definitiva sólo hay que ser honesto con el tema.

Como dicen por ahí, “nada es original, todo está creado, la diferencia se da en cómo lo narras”. Esto es un elemento marcado en muchos directores, que reciclan y logran re-crear algo original. ¿Crees en esa máxima? Si es así, ¿crees que lograste dar con algo original?

No sé si creo en eso, porque no siento que partí de algo ya hecho para rehacerlo. Partí de cero, pero “sabiendo” todo lo que se ha hecho, hay una cantidad enorme de películas increíbles que me han marcado, pero sin dudas me interesaba mucho poder mostrar una nueva faceta de este género, una faceta moderna, actual, y por sobre todo, muy nuestra. Eso es “Sal”.

Enlace corto:

Comentar

Responder