Dënver: “Es muy cuática la sensación de que la gente conecte tanto con tus canciones”

Viernes, 28 de Febrero de 2014 | 6:50 pm | Comentarios (1)
Dënver: “Es muy cuática la sensación de que la gente conecte tanto con tus canciones”

El Festival Neutral se realizará mañana, sábado 1 de marzo, en el Centro Gabriela Mistral (o GAM para los amigos), y muestra un abanico amplio de nombres, que van desde los más consagrados como Jorge González, hasta los que recién están partiendo como Felicia Morales que prepara su primer disco tras lanzar su EP debut el año pasado.

Entre la consagración y la emergencia se encuentra Dënver, dúo conformado por Mariana Montenegro y Milton Mahan, con tres discos a su haber y un creciente éxito. No obstante, el reconocimiento es mucho más discutido en Chile que en el extranjero, siendo más unánimes las alabanzas a su último lanzamiento, “Fuera De Campo” (2013), en sitios mexicanos o españoles que en Chile. Además, en medio debieron enfrentar una mini-separación que no fue más que un desajuste que, tras su arreglo, le permitió a Milton y Mariana trabajar mejor que antes.

En el estudio donde trabajan en Ñuñoa, bien escondido -y con una banda de metal grabando al lado, como si nada-, nos reciben Milton (Milk) y Mariana (Mari) para conversar de lo que será Neutral, de los nuevos desafíos que se les abren con Precordillera, su sello propio, y también del proceso de “Fuera De Campo”.
Dënver 4 - Foto por Diego Palma -

¿Cómo se sienten de volver al Neutral dos años después, donde han pasado muchas cosas como el “Fuera De Campo” y lo que ha traído este nuevo disco?

Mari: Hace 2 años era 2011…

…2012…

Mari: (Risas) Hace dos años era 2012. Bacán volver al Neutral porque es un festival muy bueno. El sello Quemasucabeza es super importante porque es el que empezó a ponerle más empuje a la música chilena, entonces me parece bacán que tengan un festival y que inviten a tocar a bandas de afuera y otras que no son del sello, y también el lugar donde se hace que es GAM, con varios escenarios. Los teatros que son más íntimos. La ubicación es central. El cartel está bueno.

Milk: Quemasucabeza son amigos míos hace tiempo y hemos visto el trabajo que han hecho, cómo han crecido, todos sus proyectos. Es un modelo a seguir por todos los artistas que tienen sellos y para las bandas. Es super buena onda que nos inviten de nuevo para que presentemos el “Fuera De Campo”. Vamos a compartir por primera vez escenario con Jorge González, por ejemplo, cosas que para nosotros son bien importantes. He tenido la suerte de topármelo pero no lo conozco más allá. Viene la Juana Molina también. El cartel está entretenido.

El gran cambio de este Neutral es la posibilidad de diálogo y compartir un mismo espacio para bandas de diferentes generaciones, entre consolidados y emergentes, que comparten la visión de futuro. Quizás hasta el público sea distinto.

Milk: Será una experiencia que no se da tanto en festivales, porque la mayoría de los nombres no tocan en festivales, y no nos los hemos topado, pese a estar tan cerca acá en Chile. Electrodomésticos no toca en cualquier lugar. Entonces, el Neutral trae artistas que no deben demostrarle nada a nadie como Carlos Cabezas o Jorge González, mezclado con bandas que parten hace poco como la nuestra.

El trabajo de Quemasucabeza se nota, y ustedes también se plantean desde la autogestión, tras problemas con sellos, peleando sus propias batallas en materias logísticas. Ahora estarán con Precordillera editando a Prehistöricos, Colombina Parra, ustedes mismos, y quizás eso es un trabajo que pueden realizar más tranquilos.

Mari: Sí poh, todas las bandas tienen la experiencia de la autogestión entonces con el sello quisimos aplicar todo lo que habíamos aprendido y quisimos armar un nuevo espacio para nuevas propuestas, porque la Colombina Parra no es nueva, pero las cosas y el formato ha cambiado, por ejemplo, y Prehistöricos es más nuevo, entonces queremos hacer todo lo más pro posible.

Milk: Crear un modelo propio que se adecúa a nosotros. Llevamos poco tiempo y hemos debido ver cómo nos resultan las cosas. Antes trabajamos con sellos chicos como Neurotyka, Cazador o FeriaMusic pero también creo que la industria ha hecho que los sellos cambien, porque los pilla malparados. Nuestra experiencia con los sellos no fue mala, pero por algo esos tres sellos ya no existen. No creo que sea problema de ellos, porque la industria está difícil, pero tratamos de armar nuestro modelo, hacer algo bueno con el sello. Queremos editar discos. Una diferencia que noto con Quemasucabeza es que ellos se encargan también del booking de sus artistas, una de las cosas que ha hecho que salga adelante. Nosotros no estamos en esa parada porque como tenemos nuestra propia banda no nos da el tiempo para preocuparnos bien de eso. Es super poco ambicioso igual. No queremos hacernos ricos vendiendo discos, pero sí la idea es que las ediciones limitadas de los discos de Prehistöricos, de Colombina o de nosotros, se vendan, se agoten. Que los discos no estén en estanterías, sino que llegar a toda esa gente que está hambrienta de música, algo que nosotros vemos porque la gente sigue comprando discos, no a nivel masivo, pero al fan que va a la tocata le gusta tener el disco, el vinilo.

Mari: de hecho, pronto sacaremos el vinilo de “Fuera de Campo”.

cover-fueradecampo

Sí, de hecho yo estaba en Quemasucabeza cuando Cristián (Carrasco, parte de la agencia que trabaja con ellos) llegó con el primer vinilo y tú estabas feliz.

Mari: Sí (risas), fue bacán ver el vinilo.

Y los planes del nuevo disco, más el sello. Hay harta pega.

Mari: Algo bueno y que nos ayuda harto es que alguien más del sello nos apoya con el booking de los chiquillos, entonces así se nos libera un poco de peso.

Si es que siguen adelante los objetivos podrían ir cambiando, y el sello va a ir creciendo.

Milk: Todo depende de como salgan las cosas. Este año tenemos como sello en abril el lanzamiento de Prehistöricos. He tenido la suerte de trabajar con los chiquillos, y está bueno. Hasta ahora es el único lanzamiento del sello este año, a menos que Colombina se mande una locura y que tenga un disco nuevo listo, lo que puede ser, porque Colombina es bien impredecible. Eso es lo genial de ella. Por el momento no más que eso. Estamos super enfocados. Estamos tirando líneas del lanzamiento de ese disco, del arte, produciendo el disco, mezclándolo con Tomás, y darle como sello harto a eso. Prehistöricos ya tuvo un primer viaje a México, una primera aproximación, para ver qué se puede hacer internacionalmente con ellos. Y nosotros como Dënver siempre intentamos trabajar. Obviamente tiramos por ahí que se viene un sucesor de “Fuera de Campo”, pero lo hemos tirado más porque mucha gente cree que nos separamos y que no vamos a seguir. No es que vaya a salir este año, porque si bien hemos tirado adelantos, lo cierto es que no nos da el tiempo, y además sacamos el disco hace muy poco. Lo que sí me gustaría es que no pasara tanto tiempo como sí fue con Música, Gramática, Gimnasia (2010). Ideal sería que saliera a mediados de 2015, pero trabajar harto el 2014 en él. Somos lentos para componer. No es como que nos tomemos dos semanas para escribir, dos para grabar y luego dos para mezclar y listo. Nuestro trabajo es más de laboratorio. Como no somos una banda, sino que un dúo.

Igual uno nota que la banda que han armado para el en vivo tiene cierta identidad, con fiato y mucha química, no sólo con la pega que hagan ustedes dos arriba del escenario.

Milk: Hemos hecho shows super largos. El más largo fue el de la Plaza Vespucio, en la SCD, donde tocamos 25 temas. La banda se ha armado bien, pese a que el guitarrista y el baterista se hayan ido, que era el Moustache que ahora se fue con Astro definitivamente. Hubo un recambio pero siento que nos hizo bastante bien. Lo pasamos bien. Con el “Fuera De Campo” quisimos que sonara como banda y que tuviéramos que tocarlo con banda. Nos alejamos de lo más electrónico que habíamos hecho y buscamos algo más orgánico. Las baterías fueron tocadas, los bajos también. Era un capricho que teníamos. Hacer un disco que se pareciera en producción a los de los 70s. Que igual tuvieran su coqueteo con la electrónica como lo hacía Abba, o Blondie o Rod Stewart, pero finalmente, que todo fuera tocado. Eso queríamos. Dënver todos saben que somos un dúo. Si bien los chicos nos acompañan, el trabajo en sí en el estudio somos nosotros dos.

Han mostrado en vivo canciones nuevas y son distintas al pop barroco, de hartas capas de sonido, que son más rockeras, como “Valiente Emboscada Por Detrás” o las programaciones de “Negro Es El Color De Su Corazón”.

Mari: Siempre hemos hecho eso de trabajar con hartos estilos, hartas formas.

Milk: Todavía no hemos pensado si el próximo disco va a ser más rockero, más electrónico, pero sí queremos que sea más sencillo. Nos gustaría que fuera más espontáneo. No caer en tanto barroco, como dices tú, sino que más por el lado de la simpleza. Cuando uno compone uno evita repetir los mismos procesos que ocurrieron anteriormente, para descubrir y probar cosas. Probamos temas y probamos más ideas, pero igual a veces dan ganas de volver a la electrónica, pero con la banda que tenemos todo se vuelve más rockero con la formación guitarra-batería-bajo. En los discos uno controla un poco más eso. En vivo con la euforia del público las canciones pierden el pop para ser más rock. Estamos abiertos a descubrir, y tenemos este año para cachar qué rumbo tomará el nuevo disco.

Pensaba en “Litoral Central”, que está super electrónica y rock, a lo Depeche Mode.

Milk: Si nosotros tocáramos el MGG (“Música, Gramática, Gimnasia”) íntegramente para que sonara igual, porque ese disco tiene muchas programaciones, sería complicado porque tendríamos que armarlo con la banda, y ese tema, “Litoral Central”, fue una improvisación de sintetizadores que hicimos con el Heyne (Cristián). Tendríamos que poner “play”, y tocar encima. Ni siquiera tengo ese sintetizador. Pero ese tema fue una improvisación que hicimos a la hora de grabar. Por ello, suena distinto.

Mari: Nos hacemos cover a nosotros mismos, y no se, a veces a la gente no le gusta porque quieren que suenen iguales al disco.

Milk: Nosotros como tocamos con banda debemos adecuarnos a la banda. Cuando componemos como dúo no pensamos en el formato banda. Como dice Mari, hay gente que quiere que suene igual. Canciones como “Miedo a Toparme Contigo” del Totoral son mucho más famosas en la versión en vivo que en el disco, y de todas maneras no podríamos tocarlas exactamente igual a como las grabamos en 2008. Ni siquiera tengo esas pistas. Debería reprogramar todo.

Personalmente, mi favorita es “Mejor Más Allá”, que si bien tiene una reminiscencia más personal al basarse en la historia de un sanfelipeño, el fallecido conscripto Pedro Soto Tapia, también tiene algo super político el incluir una muerte en esas circunstancias y convertirla en una historia que tiene cara también, porque al mostrarla en una canción les das cara a una noticia que para gente pasó piola. ¿Cuánto les acomoda o incomoda la inclusión de referencias políticas en sus canciones?

Milk: De partida, todo esto es política, todo. En este caso, no era tan importante lo político porque nunca he tomado parte de un discurso. Hemos tocado en protestas. no puedo decir abiertamente que me siento abiertamente comunista o de derecha. Como artista en general tengo una sensibilidad de izquierda, pero hay gente bien sucia en ambos lados. En “Mejor Más Allá” no se trataba de un tema político o poner en la palestra una situación para sacar a flote este caso que quedó en el aire en busca de responsables. No nos corresponde ni tampoco conozco todos los antecedentes, pero sí, como nos tocó eso, y crecimos ahí, es importante reconocerse y los lugares comunes que compartimos. Lo que me interesaba era la noción de decir que eso sucedió, que sucedió en nuestro entorno, y el público a la hora de escuchar la canción dirá quienes son los buenos y quienes son los malos. No tendemos a decirlo nosotros, y creo que lo hacemos en muchas otras canciones. Es bien sutil la forma en la que lo abordamos, sin caer en lo panfletario porque no siento afinidad con partidos, pero hay cosas con las que uno no se puede quedar callado. Me acuerdo de “Los Menos” (de Totoral) donde también hay unas pinceladas de cosas críticas donde mencionamos la Iglesia, los presos. En el mismo “Fuera de Campo” está “Concentración de Campos” que es otra mirada a los campos de concentración, más desde las personas, y que entre lo macabro que pudo haber sido vivir ahí, también había momentos donde se hicieron cercanos, amigos, y ese hecho me interesaba, más allá de lo obvio y de andar haciendo canciones panfletarias.

En “Fuera De Campo” el conflicto es un gran eje. Los bandos, los enfrentamientos, porque si no hay buenos y malos, por lo menos sí hay terrenos de disputa. Es un disco super poco dedicable, porque era como decidar una tensión, una pelea, entonces es entretenido ver cómo la gente se conectó con esas canciones, pese al tópico general que no es tan simple.

Mari: La gente se relaciona con aquello con lo que se puede identificar fácilmente como “Miedo A Toparme Contigo”.

Milk: Creo que veníamos del MGG que era un disco muy así. Nos pasó en Valparaíso que estábamos tocando “Lo Que Quieras” y unos chicos que claramente eran pololos empiezan a besarse y muchos fans me escriben que para sus parejas han significado mucho. Para mi eso es muy cuático. Es muy cuática la sensación de que la gente conecte tanto con tus canciones. No pensamos en hacer una canción romántica y que la puedas dedicar, pero ese fenómeno sucede, nos lo han dicho, ese día en el Ele Bar quedé sorprendidísmo. Es una canción bien macabra, pero la gente engancha. Creo que lo que hicimos en “Fuera de Campo” no es tan distinto, pero fue más oscuro. Habíamos tratado eso en “Los Bikers”, “Los Menos” que es de las mejores letras que hemos hecho, y que existía cierta violencia, pero en este disco decidimos desatarla aún más y localizarla. Me interesaba hacer un disco bien conceptual, que transcurriera en San Felipe. Están los lugares como la hacienda de Quilpué, el Liceo de Hombres, la Piscina Fiscal, todos lugares marcados por batallas donde hay conscriptos que mueren, y luego se hacen tiendas comerciales, y todo sucede, si vas a San Felipe está todo ahí. Si la gente lo entiende de forma más romántica, bacán, y si lo hace de forma más bélica, bien también. Me gustaba la idea de hacer una guerra ficticia en San Felipe, como de película.

Dënver - Foto por Diego Palma

Pensaba también en la afición en las letras por el conflicto porque en vivo hay harto juego de conquista, coqueteo, y ese también es un campo de conflicto porque se puede leer como que intentas llevar a un otro a tu bando.

Milk: A pesar de ser un dúo, por primera vez nos pusimos a jugar con este cliché de este jugueteo, y es divertido, a la gente le gusta, y funciona porque esta cosa más bélica necesitaba algo más teatral. Al final uno no sabe si se logra o no. También son cosas que se dan de forma inconsciente.

Mari: Improvisando, también.

Milk: Claro, como la coreografía de “Profundidad de Campo”. También el disco como fue denso de grabar, al llevarlo a la banda queríamos pasarlo bien, y era algo que teníamos pendiente.

Pensando en la gira a EE.UU., Colombia, México, ¿Cómo sienten la recepción del disco en otros países? Porque uno ve que afuera se valora más la propuesta de Dënver. Acá hay quienes se atreven a menospreciarla.

Mari: No hemos viajado a ningún país todavía.

Milk: ¿Cómo que no? Fuimos a México.

Mari: ¿El disco ya estaba?

Fue justo cuando fue la chimuchina de la separación.

Mari: Me acordé (risas). Ya la recordé. Bien. Escriben harto. La crítica en general suele mencionar eso que decías tú, que tiene demasiados arreglos, pero fuera de eso hemos recibido buen feedback, que vayamos a los países.

Milk: Ha habido de todo. Muchos dijeron ‘no, después del MGG no sacarán algo tan bueno’. Nos dejamos la vara alta igual, cachai, a pesar de que yo no encuentro que el MGG sea un gran disco. Me gusta más Fuera de Campo, pero me acuerdo de las primeras entrevistas, y es bueno que te entrevisten porque hay cosas que tú no asumes o no piensas conscientemente hasta que te toca verbalizar las cosas. Las entiendes más. Las primeras entrevistas hicieron que me diera cuenta que era un disco más denso y que era mucho menos singlero que el otro. No había un tema como “Los Adolescentes” y habían canciones largas como “Mejor Más Allá”, también una de mis favoritas del disco por la letra, los arreglos, pero es muy difícil de posicionar como single. También está “Concentración de Campos” donde quisimos arriesgar con la guitarra. Pese a todos los riesgos al disco le ha ido bastante bien. Entró en varios rankings.

Mari: La gente está dispuesta a tener la paciencia de sentir eso.

Milk: No es un disco inmediato, y eso es lo que buscábamos. Después de MGG, que nos dejó un poco saturados, necesitábamos un poco de calma. Yo también pensaba en hacer un disco más conceptual, que lo logramos más en Fuera de Campo. Apareció esta imagen del campo, y estábamos fuera de San Felipe y podíamos hablar desde lejos, y las batallas.

Y la concentración.

Milk: Claro. En ese tiempo yo también estaba leyendo harto Deleuze. El disco fue cuajando y no lo pensamos en cuanto a cómo le iba a ir.

Es más un disco que colección de canciones.

Milk: Se entiende más cuando se escucha completo.

Mari: Y en el órden correcto.

Milk: Y tuvo críticas. El MGG también las tuvo. Pero filo. El disco se editará en México, España.

Se viene el vinilo.

Milk: Sí, y se escucha exquisito en vinilo. Se viene de vuelta de la gira. Volvemos el 23 de marzo y tiraremos fecha para lanzar el vinilo porque debemos corregir un par de condoros en el arte. Pero escuché el disco y me sorprendí. Hace rato que no escuchaba el disco porque después de mezclarlo quedé chato y había cosas que no me gustaban, pero lo escuché en vinilo y tiene una calidez muy setentera.

Mari: Yo no lo he escuchado.

Milk: Escucharnos a nosotros mismos, es raro.

Para finalizar, qué sienten ustedes que viene para adelante. Más allá de Dënver, sus sensaciones y sueños más personales, pensando en lo que fueron las galas, quizás un Municipal en algún momento, ojalá, quién sabe.

Milk: Tocar en el Municipal sería muy bonito, pero nos falta un largo camino por recorrer. Todavía somos una banda indie y me gusta tomarme las cosas con calma. Ojalá podamos hacer otro show así, pero todo depende de qué sonido característico tenga el disco nuevo. Además, por algo hacemos una sola vez los shows de Gala y es porque son muy caros de poner en marcha. Requieren una inversión muy grande. Tendría que venir una marca que nos auspicie.

Mari: Yo no aspiro a muchas cosas. No aspiro a ser super famosa, ni cagando. No me gustaría para nada. Pero sí aspiro a que se den las condiciones para seguir tocando en regiones, fuera del país, tocar en más países, que nos vaya bien con el sello, hacer un nuevo disco. Hacer lo que hemos venido haciendo, la dinámica disco-video-gira.

Milk: También ahora se viene el lanzamiento que queremos hacer del sello con la Colombina Parra, Prehistöricos y nosotros. Que la gente de aquí a dos años escuche de Precordillera y que sepa que hacemos buenos discos, buenos eventos, y por eso admiramos el trabajo de Quemasucabeza con el Neutral y todo lo que han logrado, que es una gran inspiración para seguir adelante.

Por Manuel Toledo-Campos

Enlace corto:
(1)
  1. fantomas79 says:

    siiii shuuper loquiiilllooooo!

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...