Entrevista a Gerald Casale y Mark Mothersbaugh de Devo

Jueves, 27 de Noviembre de 2014 | 1:34 pm | Comentarios (2)
Entrevista a Gerald Casale y Mark Mothersbaugh de Devo

Lo que para muchos era un sueño lejos de hacerse realidad, se concretará –¡por fin!- el próximo 4 y 6 de diciembre, cuando la legendaria agrupación norteamericana, Devo, haga su debut en el país. Lejanos están sus años de gloria en los ochenta, pero el legado sigue más vivo que nunca, y más allá de las canciones, la estética y vanguardista propuesta del grupo, se han convertido en un verdadero icono de la música popular, capaz de influenciar a músicos tan venerados como Maynard James Keenan de Tool, o a Trey Spruance, una de las tres cabezas maestras detrás de Mr. Bungle.

Devo llegará a RockOut Fest como uno de los cabeza de cartel, y en HumoNegro tuvimos la oportunidad de conversar con dos de sus miembros fundadores, Gerald Casale y Mark Mothersbaugh, quienes nos pudieron contar un poco más de sus anticipados conciertos en la capital, la decisión del grupo de seguir adelante luego de la trágica muerte de Bob Casale, entre otros temas, siempre en el particular estilo de Devo.

Hola, amigos, ¿cómo va todo? Supe que hace poco estuvieron realizando una gira por los Estados Unidos, donde estuvieron tocando temas de sus primeros años como banda, y que bautizaron como “Hardcore Devo” ¿Cómo les fue con eso?

Gerald Casale: Estamos muy bien por acá, y sí, estuvimos haciendo ese tour con canciones que escribimos entre los años 1974 y 1977, antes de que fuéramos conocidos o tuviéramos un trato con alguna disquera.

Mark Mothersbaugh: Las grabamos de forma muy precaria, y hace poco surgió la idea de rescatarlas y traerlas a la vida. Hicimos unos cuantos shows y grabamos un concierto en video.

¿Y cómo respondieron los fanáticos a estas canciones?

MM: La gente estaba sorprendida, porque todas las canciones son tan experimentales y primitivas, que se emocionaron mucho al encontrarse algo tan diferente a lo que puedes escuchar hoy en día, algo que de verdad proponía un arte puro.

¿Y podremos escuchar alguna de estas canciones en su show en Chile?

MM: Tocaremos un par de esas canciones, pero la verdad es que estamos concentrados en un repertorio que pueda mostrar todo lo que hemos hecho en nuestra carrera, un viaje desde el inicio hasta la actualidad de la banda.

Hablando de sus conciertos en Chile, ¿por qué se tardaron tanto en llegar a nuestro país?

GC: La verdad es que no tengo una respuesta. Recuerdo que la primera vez que recibimos una oferta para ir a Chile fue el año 2007, pero no pudimos hacer el concierto por unos problemas de traslado del equipamiento desde Brasil, y desde que eso pasó, para RockOut es la primera vez que nos han vuelto a hacer una oferta.

¿En serio? Es una pena, porque en el país hay una buena cantidad de fanáticos que llevan esperando desde hace mucho.

GC: Bueno, aquí estamos, finalmente. (Risas)

Yendo a un tema más delicado: el año pasado Devo sufrió la pérdida de Bob Casale. Más allá de los sentimientos personales, ¿cómo ha sido el trabajo dentro de la banda desde la partida de Bob?

GC: Muy triste, ni siquiera he podido eliminar su número telefónico de mi celular esperando que algún día pueda hablar con él sobre alguna sugerencia para una canción.

MM: Yo todavía tengo sus mensajes en mi celular.

¿Y cómo se dieron fuerzas como banda para tomar la decisión de seguir adelante?

MM: Nos hicimos la idea de dar el paso. Dicen que un buen soldado sigue la lucha de sus compañeros caídos. Bob fue un gran tipo y las cosas que hizo para la banda fueron espectaculares. Josh Hager ha estado cubriendo su lugar, y tenemos que decir que se ha aprendido las partes de Bob a la perfección.

Hablando sobre el futuro de la banda, el último disco oficial que sacaron fue “Something For Everybody” (2010), pero desde ahí no hemos podido escuchar material original. ¿Han pensado en hacer nueva música?

GC: No lo sé, en realidad; no tendría por qué ser un álbum. Creo que la idea de sacar un disco en estos tiempos está obsoleta. Creo que sería más interesante conectar la idea con otro tipo de arte o concepto, quizás crear un nuevo objeto tecnológico, un juguete, o algo. Eso sería definitivamente más interesante que sacar un disco, pero ahora, en el corto plazo, no sabemos qué haremos.

En cuanto a su participación en RockOut Fest, estarán presentándose junto a una gran cantidad de bandas cuyos fanáticos, por temas de edad, no pudieron conocer a Devo en plena gloria. ¿Qué sienten al ser uno de los cabeza de cartel del festival y presentarse frente a ese tipo de público?

MM: Bueno, ¿qué te puedo decir? Somos “Los gloriosos caídos del new wave” (risas).

GC: Somos los vejetes que les enseñamos a los niños cómo se deben hacer las cosas, así que no será un problema para nosotros el tocar frente a ellos, todo lo contrario. (Risas)

Sabemos que Devo ha influenciado a una gran cantidad de músicos y bandas contemporáneas, pero ¿Devo ha descubierto en alguna banda contemporánea algún sonido que los inspire?

GC: La verdad es que es difícil, muy difícil. Bueno, escucho algunas cosas, porque uno las escucha simplemente, y de repente encontramos algo que es interesante. Me parece que lo que pasan hoy por la radio no es interesante (Mark replica las palabras de Gerald desde atrás), parece que hay un gran filtro que lo homogeniza y trivializa todo, en una estupidez de una sola dimensión. Es muy difícil encontrar algo rescatable hoy en día.

¿Tienen planeado shows diferentes para las dos noches en que se presentarán en Chile?

GC: Un poco, más que nada en la forma en que se vivirán ambos shows. Al estar en un espacio abierto, el concierto será totalmente distinto al que haremos en un lugar cerrado. Incluso si mantenemos muchas de las canciones, ambos conciertos tendrán una energía muy distinta. Ahora, en un festival siempre se depende del tiempo que te den y todo va más aprisa, por lo que en un show en solitario, donde la gente sólo va a ver a Devo, el público obtiene (pausa) más.

¿Qué esperan de la audiencia chilena para su debut?

MM: No lo sabemos, pero la idea nos emociona tanto, que no tenemos ninguna predisposición a nada, hay que ver qué es lo que ocurre. Podríamos decir que somos unos “Chile Virgins” (sic) (Risas).

Por último, ¿algún mensaje que deseen enviar a sus fanáticos chilenos y a nuestros lectores?

GC: Les decimos a todas las personas de Chile y el mundo que lean HunoNe… HugroN… que lean su revista (risas), y que si alguno de ellos planea levantar una nueva nación de la que nos guste su política e ideales, Devo les va a hacer un himno nacional, gratis.

Por Sebastián Zumelzu

Enlace corto:
(2)
  1. Ronald says:

    Años esperando, en realidad toda una vida, muy buena entrevista

  2. Aner Landeros says:

    A N S I O S O………!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Comentar

Responder