Santiago Gets Louder: Deftones y la manipulación de la vorágine

Miércoles, 15 de Julio de 2015 | 1:30 am | Comentarios (6)
Santiago Gets Louder: Deftones y la manipulación de la vorágine

No importa dónde, mientras esté lejos. Ese es el lugar que le acomoda a Deftones: distante de las tendencias que imperan en la actualidad o de las que hizo durante los primeros días de su carrera; apartados de  sus contemporáneos en muchos aspectos, sobre todo de las convicciones en la relación con la industria o con la integridad del inherente concepto artístico. De esa manera se embarcaron en una travesía que los convirtió en familia, recorriendo juntos, pero en solitario, un camino sin huellas ni rastros de la presencia de algún explorador anterior. Viaje en el que, además, se quedaron sin la compañía de un hermano que encarnaba el alma misma de la banda, cuyo destino era trascender tempranamente, pero en otro plano, no el físico, para luego alojar algo de esa esencia en cada uno de estos amigos que optaron por continuar, siguiendo con vida en la música a través de ellos, quienes no pierden ocasión para recordar cuánto aman aún a su compañero.

DEFTONES 02Coherentes y responsables con ese sentimiento que los une, el deceso de Chi Cheng fue (y quizá será) la única oportunidad en la que se han decidido por el reemplazo de un miembro, a pesar de los “días oscuros”, período que comprende desde el álbum homónimo de 2003, hasta el “Saturday Night Wrist” de 2006,  cuando hubo problemas que amenazaron de forma seria la continuidad del conjunto, tal como Moreno y Cunningham lo indicaron en una entrevista hace un par de años.

Esa es tal vez la cualidad principal del arte de los californianos: el temperamento de sus canciones. Estas siguen un curso que es muy humano, muy orgánico. Primero está la emoción antes que el estilo o herramienta a utilizar, por lo tanto cada registro es una historia aparte, un reflejo demasiado honesto y visceral de las personas que son en ese momento y de lo que las constituye como tal, transformando ese rasgo en una de las claves de la relación incondicional que el grupo tiene con sus fanáticos. La obra, la discografía, es un ser en sí mismo, que en un comienzo era un adolescente en el que crecía la disconformidad con el mundo y con su propia persona, que gritaba a todo pulmón lo aburrido que estaba, pero que a la vez era capaz de construir mensajes lúgubres a través de una estructura delicada de matices sutiles.

DEFTONES 03El método que Deftones usó para configurar su propuesta manipulando la vorágine, esa que todos vivimos, es lo que se convirtió en el rasgo diferenciador que los posicionó en un lugar de privilegio al que no llegaron sus pares de la época. Así, lo que ocurre entre Deftones y sus seguidores es mucho más que sólo el nexo lógico entre un artista y su público; acá hablamos de algo que va más allá, como la amistad o el amor.

Es posible aseverar que la mayoría del público interesado en ellos era bastante joven cuando los conoció, en tiempos en que la cadena MTV hacía honor a su nombre y el alcance del rock y el metal a niveles masivos estaba condicionado por lo que antes se hizo en otras corrientes. Muy populares en aquel entonces –tanto como el grunge, por ejemplo-, de alguna manera facilitó la entrada de la banda a la difusión y correspondiente expansión de su alcance, debido a que comparte algunas cosas con dicha generación, aunque poseían una actitud en el escenario mucho más cercana a la vibra del hardcore, como lo que hacía una de sus influencias más citadas: Bad Brains. En ese punto es donde aparece la importancia de Carpenter, responsable del sello final y del “peso” metalero que exudan en muchas partes de su obra, porque gracias a ese aporte se consigue el equilibrio, con la voz etérea de Chino Moreno y la ejecución precisa pero por sobre todo potente del resto, conexión que se traduce en un fenómeno particular que atraviesa espectros muy variados entre sí, abarcando desde ortodoxos de los sonidos más duros hasta la esquiva audiencia femenina para este tipo de música.

DEFTONES 01Hoy gozan de una reputación muy merecida, que siempre los ubica en la cabeza de cuanto festival los invita a presentarse, como esta primera versión de Santiago Gets Louder, que los trae por quinta vez a Chile (con cinco presentaciones anteriores), además de recibir la venia de la crítica con su trabajo de estudio más reciente “Koi No Yokan” (2012), al igual que su antecesor, “Diamond Eyes” de 2010. Atrás quedaron los momentos en que Moreno casi no cantaba y apenas llegaba a las notas altas que antes alcanzaba con facilidad, mientras se movía con fuerza y frenesí por el escenario; las diferencias y el distanciamiento entre ellos es ahora sólo parte de la historia, como una anécdota  más, y da la sensación de que todo lo ocurrido con el irreemplazable Cheng fue el gatillante de la consagración definitiva y de la extirpación de las dudas y conflictos que los rodeaban hasta ese entonces. De ahí en adelante, cada actuación, cada disco, cada canción tiene un componente extra, una emotividad renovada en comparación al pasado, que les entrega un nuevo aire para continuar una carrera sin recesos, que los ha tenido activos y principalmente relevantes durante más de 25 años.

Por Hans Oyarzún

Enlace corto:
(6)
  1. buena nota oiga….siempre recuerdo el 2001, con el “White Pony” fresquito….y de ahí 3 conciertos más…No importa dónde, mientras esté lejos.

  2. Muy buen texto. Pero tengo que hacer una pequeña correción: Deftones ha venido a Chile 4 veces y contando la próxima venida al Stgo Gets Louder serian 5. Eso si, en total, las presentaciones en el país son 6 si se cuenta el side show que hicieron en Espacio Broadway para la vez que tocaron en Maquinaria.

    Saludos!

  3. Sebastian says:

    Excelente, muchas gracias.

  4. Dave says:

    Mejor reseña! nunca antes! Deftones te veo en Chile!

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...