Christopher Thorn de Blind Melon: “Los noventa fue un período musical increíble”

Sábado, 22 de Noviembre de 2014 | 11:00 am | No hay comentarios
Christopher Thorn de Blind Melon: “Los noventa fue un período musical increíble”

Los californianos Blind Melon se encuentran entre las bondades que trae RockOut Fest el próximo 6 de diciembre. Renacidos de las cenizas luego de la trágica muerte de su líder y cantante, Shannon Hoon, retoman ese sonido particular que los encumbró a artistas de culto. Sobre su nueva visita a nuestro país, la aceptación del nuevo vocalista Travis Warren, sus planes futuros y otros temas, hablamos con Christopher Thorn, guitarrista y co-fundador de la banda.

¿Cómo te sientes de estar de nuevo en Chile? ¿Qué recuerdas de tu primera visita?

Siempre quise volver a Chile, es uno de mis lugares favoritos para estar, siempre que me preguntan lo digo. Me encantó conocer tanta gente llena de amor; estamos muy entusiasmados. Es un país hermoso y nuestros fans favoritos están en Sudamérica, así que muy felices de estar de vuelta.

¿Sabes algo del line up del festival donde tocarán en Santiago?

Algo sé, me dijeron que estará Primus, Devo; amo a esas dos bandas. También Melvins. Estoy ansioso de estar ahí, soy un gran fan de Primus, en los noventas siempre pensé que fueron muy innovadores, así que es genial escucharles con el nuevo disco y compartir escenario. ¡Y Devo también! ¡Genial!

Con ustedes, Primus, Helmet, Melvins y Fantômas en el cartel, se puede pensar que, de algún modo, Rockout Fest está festejando la música de los noventa, ¿estás de acuerdo?

Sí claro, y es genial. Los noventa fue un período musical increíble.

En tu opinión, ¿cuáles fueron los elementos más valiosos de la música de aquella década?

Bueno, creo que la gente cantaba sobre cosas reales. Recuerdo que en los ochenta las bandas iban todo el tiempo con el tema de salir con chicas e irse de fiesta; en los noventa la cosa se puso mucho más real, más introspectiva. Sólo tienes que pensar en algunas canciones clásicas de Pearl Jam, Nirvana, Soundgarden o nuestros mismos temas. Los músicos se abrieron al camino de intentar mostrar quiénes eran y de dónde venían, y no como antes, que con la frase “Hola, nena, vámonos de fiesta” ya hacían una canción, ¿entiendes? Pienso que esa es la parte valiosa de muchos de los discos que salieron en ese tiempo, ese sentimiento respecto a lo real.

Y más allá de lo que decían las letras, ¿qué fue lo que aportaron aquellos años en cuanto a lo instrumental?

Mucho de los noventa se basó en el rock clásico, música guiada por guitarras. Ese es el sonido que me encanta, el de las guitarras sonando al frente. La gente realmente tocaba en ese período, no eran computadoras reemplazando instrumentos. No había muchos teclados, tampoco. Eran bandas de verdadero rock & roll. Guitarras, bajo, batería y un gran vocalista, lo cual me recordaba a mis discos y artistas favoritos de los sesenta y setenta.

¿Crees que un hit como “No Rain” pudo condicionar la carrera de Blind Melon?

Estoy de acuerdo, es divertido tener un hit como ese. Esa canción se volvió muy grande y fue parte de una cultura. Estamos muy agradecidos de ella, sin “No Rain” la gente no hubiese escuchado el resto de las canciones de aquel disco. Pero también hay una sensación frustrante cuando la gente que no es fan de la banda, sólo saben de ti por esa canción. Es que siempre supimos que somos mucho más que ese tema y es muy difícil encontrar el verdadero arte en nuestro trabajo a través de una sola canción. Pero, bueno, no quiero sonar desagradecido por eso, sin ese hit quizá no estaríamos hablando en este momento y no tendríamos la chance de tocar, por ejemplo, en Rockout Fest, ¿sabes?

Bueno, al menos es una gran canción.

¡Es una canción fantástica! La amo. Pero también amo todo el resto de nuestras canciones.

Volviendo en el tiempo, ¿cómo reaccionaron los fans más radicales de la banda cuando Travis Warren ocupó el espacio dejado por el fallecido Shannon Hoon?

Estuvimos muy preocupados por eso cuando nos juntamos allá por 2007. No es para menos, era una situación estresante, pero a los veinte segundos pudimos ver sonrisas en las caras de nuestros fans. Se relajaron y disfrutaron. Nunca hubiésemos vuelto, ni hecho un nuevo tour sin asegurarnos que Travis podía hacer las cosas de la forma correcta.

¿Están pensando en lanzar un nuevo disco?

Estamos empezando a trabajar en nuevo material, pero nos lleva muchísimo tiempo, ya que estamos muy desparramados a nivel geográfico; estamos en diferentes proyectos paralelos también, pero sí, lo estamos pensando. Justo grabamos un cover de “Ooh La La” de The Faces, que es un tema de comienzos de los setenta. Es un proceso mucho más lento ahora para nosotros comparándolo con veinte años atrás, cuando estábamos a tiempo completo con Blind Melon. Pero nos encanta hacer música juntos, así que algo habrá, con seguridad.

¿Qué pueden esperar de Blind Melon los fans que vayan a Rockout Fest el próximo 6 de diciembre?

Bueno, una de las características de los shows de Blind Melon es esto de esperar lo inesperado (risas), realmente ni nosotros sabemos cómo será. Habrá mucha improvisación, claro, no hay un guión. Todo es relajado, nos dejamos llevar por el momento. Y esa es la razón por la que la gente nos viene a ver, porque somos impredecibles y siempre entregamos algo distinto. Cuando un grupo se vuelve predecible, del mismo modo se vuelve aburrido, creo.

Por Adrián Mazzeo

Enlace corto:

Comentar

Responder