Sebastian Bach: Todo se trata de actitud

Viernes, 16 de septiembre de 2016 | 8:22 pm | No hay comentarios
Sebastian Bach: Todo se trata de actitud

No sería para nada exagerado asegurar que Sebastian Bach, el otrora vocalista de Skid Row, encarna a la perfección el estereotipo de rockstar rebelde y desenfrenado, consumido por la fama y los excesos que no tardaron en llegar a sus tiernos 21 años, de la mano del exitoso álbum debut de su banda madre, “Skid Row” (1989). Adicionalmente, la personalidad del vocalista canadiense siempre tuvo el condimento adicional de estar teñida por ciertos tintes de agresividad y conflictividad, los que no tardarían en hacerse evidentes colgándole la etiqueta de “chico malo del heavy metal”, y abriendo un archivo colmado de discusiones con sus pares, problemas con la ley y peleas con sus propios fanáticos. Quizás el registro más antiguo que tengamos del complicado temperamento del frontman se remonta a 1989, en un concierto en Springfield, Massachusetts, donde el vocalista, molesto tras recibir un botellazo, no dudó en lanzarse a la multitud para iniciar una batalla campal contra los supuestos responsables del ataque, siendo rescatado al cabo de un minuto por personal de seguridad, quienes evitaron que el músico fuera devorado por la enardecida fanaticada.

sebastian-bach-01Este incidente sería sólo el primer capítulo de la entretenida historia de desencuentros del músico nativo de Ontario, quién con el pasar de los años se convirtió en asiduo visitante de la cárcel, generalmente por posesión de estupefacientes y por verse involucrado en peleas en bares. En 2002 fue arrestado en un bar de Middletown, New Jersey, por discutir con un camarero que no le permitió salir con su bebida a la calle. Tras su detención, se encontraron en su chaqueta cinco gramos de marihuana, lo que le valió cargos por posesión de drogas y conducta desordenada, además de tener que pagar una fianza de US$10.000. En 2006 nuevamente tuvo que visitar la prisión, tras sostener una fuerte pelea con el encargado del club de striptease Fillmore, luego de descubrir que en su vitrina mantenían una foto de su ex esposa, Maria Bierk, que había sido tomada en 1987 mientras ella trabajada como camarera.

No tuvieron que pasar muchos años para que esta conducta agresiva se volviese a hacer patente, ya que en 2010, mientras visitaba su natal Peterborough para ver los trámites de la herencia de su padre, fue arrestado por un altercado en el Riley’s Olde Towne Pub, en donde mordió la mano de un empleado que intentó sacarlo del recinto. Para nadie es un secreto que las drogas siempre han sido protagonistas en la vida de Sebastian Bach, tanto así, que en 2011 fue controlado por la policía de tránsito del condado de Monmouth, Nueva Jersey, y tras una rápida revisión fue arrestado por posesión de menos de 50 gramos de marihuana y un montón de otras drogas.

La trayectoria del vocalista tampoco ha estado exenta de discusiones con sus compañeros de profesión, y así quedó de manifiesto cuando Sebastian Bach decidió demandar a Jon Bon Jovi y al guitarrita Richie Sambora por “abuso financiero”, esto debido al cobro de un alto porcentaje de las sebastian-bach-02ganancias de Skid Row a cambio de negociar un contrato con el sello discográfico para su álbum debut. En 2014, el legendario guitarrista Ted Nugent, famoso por liderar la banda The Amboy Dukes, acusó a Bach de tener un problema de debilidad por las drogas y el alcohol, indicando que estas eran las responsables de arruinar su vida, a lo que el frontman respondió recordando los dichos políticos y racistas que situaron a Nugent en el ojo del huracán, tras referirse al presidente Obama como “subhumano mestizo”. A principios de 2015, Michael Sweet, vocalista y líder de Stryper, tuvo su propio encontronazo con el canadiense, cuando en una entrevista con el reconocido periodista Eddie Trunk afirmó que el álbum “Give ‘Em Hell” (2014) había tenido una mala recepción comercial porque era demasiado moderno y los fanáticos quieren escuchar el clásico sonido Skid Row, a lo que el vocalista respondió a través de su cuenta de Twitter con el siguiente mensaje: “Querido Michael Sweet, cierra la boca antes de que te la cierre yo”.

No cabe ninguna duda de que Sebastian Bach no anda por la vida intentando caerle bien a todo el mundo, muy por el contrario, no tiene ningún reparo en declarar de manera desfachatada que en lo inmediato no está en sus planes volver a reunirse con sus ex compañeros de Skid Row, lo cual aparece como una decisión bastante acertada teniendo en consideración lo bien que está sonando su más reciente producción, la misma que lo traerá de vuelta a Chile el próximo 12 de octubre en el Teatro Cariola, a más de cuatro años desde su última presentación en solitario en nuestro territorio. Los excesos han sido protagonistas excluyentes en la vida del músico nativo de Canadá, pero el paso de los años parece no haber hecho mella en su calidad artística y vocal que, al igual que en su época más gloriosa, sigue alcanzando esos poderosos agudos que cimentaron el éxito de Skid Row y que lo sitúan hasta ahora como uno de los grandes exponentes del hard rock y el heavy metal.

Por Gustavo Inzunza

Enlace corto:

¿Cuál es la banda que más quieres ver en RockOut Fest 2016?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...