Santiago Gets Louder: Bandas chilenas, Parte 1

Miércoles, 8 de Julio de 2015 | 11:09 am | Comentarios (1)
Santiago Gets Louder: Bandas chilenas, Parte 1

Rama

Pocas bandas en nuestro país tienen la capacidad de construir una narrativa total de “familia” como Rama, que incluso en sus redes sociales se referencian como “Rama Hermanos”, y es que el cuarteto, que el próximo año cumplirá veinte años de trayectoria ininterrumpida, ha basado su crecimiento no en generar sencillos que se conviertan en un éxito, sino que en fortalecer y desarrollar una propuesta sólida, tanto en estudio como en vivo, este último aspecto uno de los más relevantes para Sebastián Cáceres, Daniel Campos, Cano Céspedes y Eugenio Marín, quienes tienen uno de los espectáculos más compactos y potentes del rock nacional.

Su mezcla de nü metal y rock alternativo se ha nutrido cada vez más de las experiencias adquiridas en los escenarios. No es casual que Rama haya lanzado tres discos en 19 años de historia, siendo el último capítulo el excelente “Imposible” de 2013. Rama toma todo el proceso en serio, y es esa convicción la que se puede ver en cada una de las fechas de esta verdadera familia.

Weichafe

Fue uno de los grandes regresos en Chile el año pasado con un show memorable en el Teatro Caupolicán. Es que Weichafe (“guerrero” en mapudungun) es una de las bandas que se encargó de apelar al rock, a secas, en una época donde todos querían ponerse etiquetas y géneros en el cuello, y esto les permitió concentrarse en darle una vuelta de tuerca al estilo más clásico, con elementos modernos, generando un trabajo con sello propio que se extendió por casi doce años hasta la separación del trío conformado por Ángelo Pierattini, Marcelo Da Venezia y Mauricio Hidalgo en 2009, en los que editaron cuatro discos de estudio y posteriormente su último material a la fecha, “Yo Soy Weichafe” (2007), su único registro en vivo, editado en CD y DVD.

Su regreso para tocar en diciembre pasado sorprendió a muchos, porque sus miembros –en especial Pierattini- han desarrollado otros proyectos, pero lo cierto es que los fanáticos de Weichafe se han multiplicado con los años, y el reposo ha hecho que buena parte del material de los santiaguinos mejore con el paso del tiempo, haciendo de sus espectáculos algo que tiene tanto de nostalgia como también de un esplendoroso futuro.

Cómo Asesinar A Felipes

No vale la pena clasificar a Cómo Asesinar A Felipes. No hay caso, en verdad, porque CAF puede ser asociado al jazz, al hip hop, a los sonidos de fusión, pero al final lo que arman va más allá, y en su último trabajo, el EP “V” (2014), irrumpió con fuerza la capacidad de tener una narrativa a través de las líricas del MC Koala Contreras, que fuera cinemática y llena de recovecos complejos, llevando su juego a otro nivel, mucho más potente en el papel y en la práctica.

Sin guitarras, actualmente son los sintetizadores los que entregan toda la distorsión necesaria para un espectáculo lleno de actitud, canciones y una evolución constante, que no frena para nada y que lamentablemente aún no tiene todos los ecos necesarios. CAF es un lujo de banda, pero su propuesta “difícil” de digerir hace que todavía sea motivo de disfrute de unos pocos, sin embargo, “los Felipes” tienen tan clara la película que sigue ahí, musicalizándola, en escenarios chicos o grandes, a su manera, sin necesidad de que los encasillen como un sabor del momento, siendo parte de los actos más relevantes de la música chilena actual.

Recrucide

La historia de Hernán Muñoz y Cristian Medina tiene de perseverancia y también de tomar el vuelo justo para hacer lo que es necesario hacer en el momento preciso. Ellos fundaron Recrucide en 1993, hace casi 22 años, y no fue sino hasta 2007 cuando editaron su primer álbum, “Rebellion”, tras haber lanzado dos demos y haber tocado mucho en vivo. Su estilo está ligado al death metal, y desde que lanzaron “Rebellion” que las oportunidades les han llegado y han sido bien aprovechadas, tocando en eventos importantes y generando ruido del bueno.

En 2011 editaron “Blood Divine”, y el año pasado sacaron su gran “Svpremacy”, álbum que fue parte de los más destacados para nuestro sitio en 2014, y que llevó Recrucide a otro nivel, convirtiéndolos en parte de las principales bandas del género en nuestro país, a punta de trabajo responsable, con cuidado en los detalles y una propuesta que se siente y se oye coherente.

Por Manuel Toledo-Campos

Enlace corto:
(1)
  1. Aggrezor says:

    Rama <3 !

Comentar

Responder