Prophets Of Rage: Una voz para la revolución

Viernes, 3 de Marzo de 2017 | 2:13 am | No hay comentarios
Prophets Of Rage: Una voz para la revolución

Se muestran al mundo como una “revolución musical”, además de autodefinirse como “la banda sonora del pueblo contra la administración Trump”. Prophets Of Rage se hizo de un nombre con apenas medio año de existencia, involucrándose en los asuntos sociales de Norteamérica y gestándose como la respuesta ante la necesidad de una voz por parte de los ciudadanos en Estados Unidos. Originado a partir de miembros de Rage Against The Machine, Cypress Hill y Public Enemy, este supergrupo ha provocado a la autoridad con sus atrevidas y revolucionarias presentaciones, las que guardan estrechamente el espíritu de las bandas madre de cada integrante.

La interrogante es casi instantánea: ¿Cómo logras tal éxito con apenas un EP de material original? La respuesta es bastante sencilla. Prophets Of Rage decidió salir y darle espacio a una sociedad hambrienta de revolución, una sociedad que sucumbe ante la hostilidad, viviendo día a día el flagelo de un país dividido, alterado y en constante conflicto. Tom Morello tomó su guitarra como si fuera un arma de guerra para entregar mediante sus riffs el mensaje de que la resistencia no ha muerto; la lucha que vivió Rage Against The Machine durante los agitados 90 está escribiendo un segundo capítulo. Morello declaró que se unieron con el fin de hacerle frente a toda la “basura política” presente en las elecciones presidenciales, mientras que Chuck D decidió volver a la zona de combate por los constantes problemas en torno a la violencia contra la raza negra, tópicos ya enfrentados durante sus estadías en RATM y Public Enemy, respectivamente.

Estados Unidos necesitaba revelarse de nuevo, tal como reza el slogan “MAKE AMERICA RAGE AGAIN”, el que se convirtió en la premisa de las polémicas presentaciones de la banda. La gente se sentía frustrada sin la existencia de RATM, y pese a haber un conflicto y una necesidad de expresar las emociones más internas de una juventud rabiosa, no existía la banda sonora adecuada para un momento como este. Hablamos de canciones directas, potentes, llenas de ira y de ese constante deseo de ir contra la autoridad. ¿Quién no ha querido golpear a su jefe, revelarse contra el director de la escuela o darles lo que de verdad merecen las autoridades que toman nuestras decisiones en el congreso y La Moneda? Multipliquemos eso unas cuantas veces y tendremos como resultado el sentir de los ciudadanos estadounidenses, quienes necesitan una forma de expresar todo lo que sienten debido al yugo que están viviendo luego de las últimas elecciones presidenciales.

Rage Against The Machine, Public Enemy y Cypress Hill, imaginarse tres catálogos como esos sonando en conjunto resulta demoledor. Los riffs más estridentes posibles, mezclándose con furiosas e incendiarias rimas, se transforman en un grito de guerra ensordecedor y muy consciente del estado actual del mundo. Vivimos conflictos, problemas económicos, crisis, guerras y violencia todos los días, por lo que una revolución siempre es necesaria. La música logra cumplir a la perfección ese papel; no hay que combatir el fuego con más fuego, sino que más bien sacar la voz en pos del arte, apoyándose del inmenso poder de unión que logra la música. Prophets Of Rage logra generar un consenso entre tres sectores diferentes, ya sea la constante violencia en las marchas, la lucha por los derechos de las minorías o la prohibición por parte de las autoridades frente a diferentes temas, todos tienen algo que decir, todos necesitaban esa voz que este supercombo de músicos les ha entregado.

Chile no está ajeno a esa necesidad, y podrá expresarla el próximo 3 de mayo cuando Prophets Of Rage incendie el Movistar Arena con sus potentes canciones. Serán dos horas de música que prometen ser un fiel reflejo de los mejores años de cada uno de los componentes de este grupo. Las ganas de revolución son una necesidad universal, no importa el color, raza, sexo o religión: todos tenemos algo que decir, y todos necesitamos una vía por la cual decirlo. Vivimos tiempos agitados alrededor del mundo, pero ahora tenemos una banda sonora para hacerle frente a tan complejo panorama.

Por Manuel Cabrales

Enlace corto:

Comentar

Responder