Perfil Metallica: Kirk Hammett

Martes, 25 de Febrero de 2014 | 11:58 am | No hay comentarios
Perfil Metallica: Kirk Hammett

Si bien es cierto Kirk Hammett no es uno de los miembros fundadores de Metallica, a la hora de hacer un recorrido por la extensa biografía de la agrupación, su nombre se alza como el guitarrista KIRK HAMMETT 01emblemático de los nativos de Los Angeles. Con más de treinta años al mando de las seis cuerdas, y nueve álbumes de estudio bajo el brazo, resulta innegable el estilo e impronta que el músico ha logrado imprimir en cada una de las composiciones de la banda. Hammett llegó a Metallica en 1983 como reemplazo del siempre conflictivo Dave Mustaine, quien fue marginado debido a sus problemas con el alcohol y los constantes conflictos con el resto de los miembros. En 1982, Kirk llamó fuertemente la atención de James Hetfield y Lars Ulrich durante una presentación en San Francisco con su anterior agrupación, Exodus, y un año más tarde sería invitado a integrarse como guitarrista principal, siendo este el punto de inicio de una historia plagada de éxitos y excesos.

 

Dave Mustaine tocaba rápido todo el tiempo. Yo toco de forma melódica”.

Los primeros pasos

Quizás puede resultar un ejercicio complejo el tratar de identificar el punto exacto donde Kirk Hammett decidió que su futuro estaría marcado por la ejecución de la seis cuerdas, pero al menos se conocen las razones que motivaron al músico a dar sus primeros pasos en el instrumento que a la larga lo haría reconocido en todo el mundo. La infancia del guitarrista estuvo fuertemente marcada por la influencia y compañía de su hermano mayor Rick, tendencia que se mantuvo hasta que su familia decidió mudarse a un pequeño barrio en las afueras de San Francisco, separándose de él, que prefirió quedarse en la ciudad. Como una forma de suplir el vacío que dejó su ausencia, comenzó a escuchar la música que a él le gustaba: Deep Purple, Led Zeppelin, Jimi Hendrix, Santana, entre otros, y posteriormente compró una guitarra eléctrica que tocaba de manera muy ocasional, quedando finalmente abandonada en un rincón de su pieza.

Cuando era joven, pensaba que lo que tocaba era genial y estuve un tiempo con esa actitud arrogante y desafiante. Pero ahora, mirando hacia atrás, me doy cuenta que estaba muy frustrado porque no había alcanzado el nivel que yo quería”.

KIRK HAMMETT 02El punto de inflexión se produce el día que visita a su hermano en la ciudad, quien lo convence de comprar nuevas cuerdas para el instrumento, renovando de esta forma su motivación por aprender a tocar la guitarra. Desde ese momento comenzó a adquirir libros de aprendizaje y a escuchar a exponentes del género que le sirvieron de modelo e inspiración. Y es así como surge la figura excluyente del guitarrista alemán Michael Schenker (Scorpions y UFO) que, según declaraciones del propio Hammett, fue quien influenció su estilo y manera de tocar. Además, durante dos años, el músico tuvo el gran honor de ser aprendiz del talentoso Joe Satriani, siendo además su último alumno, ya que después de apadrinarlo el guitarrista editaría su exitoso álbum “Surfing With The Alien” (1987), dedicándose a tiempo completo en su promoción.

El Porsche

En 1991, Metallica editó su disco homónimo (más conocido como “The Black Album” por el diseño de su portada), siendo este el quinto álbum de estudio de su carrera y también el más exitoso hasta la fecha. Cuando la placa salió al mercado, Kirk Hammett apostó con Tony Smith, manager de la banda, que el disco no superaría la ambiciosa meta de 10 millones de copias vendidas. Por el lado del guitarrista, en caso de perder tendría que desprenderse de uno de sus más grandes tesoros: su KIRK HAMMETT 03Porsche 911 Carrera 4 de 1989. Un par de años más tarde, seguramente Hammett se arrepentiría de la osada apuesta, cuando se conoció la noticia que el álbum en cuestión había conseguido su décimo disco de platino, es decir, 10 millones de ejemplares vendidos, reconocimiento que a la postre le costaría su preciado auto de colección.

Posteriormente, Tony Smith sacaría provecho del premio, poniendo el auto a la venta en e-Bay, haciendo aun más llamativa la oferta con una serie de objetos de colección del guitarrista, como recibos de gasolina firmados por Hammett, pases de conciertos, fotos exclusivas, uñetas, entre muchas otras cosas. Y como si todo esto no fuese suficiente para hacer atractiva la subasta, dentro de los extras también se incluía el equipo de sonido original que se le había instalado a la máquina, valorado en la módica suma de US$ 20.000 (valor en el año 1990). Hasta la fecha se desconoce el nombre del afortunado ganador de la subasta, ni tampoco del monto que debió desembolsar para apropiarse de estas joyitas.

Por Gustavo Inzunza

Otros perfiles Metallica:

ROBERT TRUJILLO PERFIL LARS ULRICH PERFIL JAMES HETFIELD PERFIL

Enlace corto:

Comentar

Responder