Perfil Metallica: James Hetfield

Miércoles, 5 de Marzo de 2014 | 12:03 pm | Comentarios (2)
Perfil Metallica: James Hetfield

James Hetfield es la segunda cabeza que lidera al monstruo conocido como Metallica, forjando hace más de tres décadas, junto al baterista Lars Ulrich, los cimientos de una de las bandas más connotadas de la escena metal a nivel mundial. Los primeros contactos de Hetfield con la música se JAMES HETFIELD 04produjeron a la corta edad de 9 años, cuando comenzó a tomar clases de piano. Posteriormente, la curiosidad lo llevaría a incursionar en la batería de su hermano David, pero finalmente su adolescencia sería marcada por las seis cuerdas. En los primeros meses de vida de Metallica no estaba contemplado que fuese Hetfield quien asumiese el rol de vocalista, sin embargo, tras varias apuestas infructuosas (Sammy Dijon, John Bush, Jesse Cox, entre otros) se tomó la decisión de que debía ser él quien llevara la responsabilidad de ser el frontman de la banda.

¿Dices que es demasiado ruidoso? Tiene que ser ruidoso. Se supone que lo tienes que sentir por todas partes”.

Un accidente que dejó marcas

Existen accidentes que afortunadamente no tienen mayores consecuencias para los involucrados, pasando en algunos casos prácticamente inadvertidos, así como también existen otros tan traumáticos que son capaces de dejar marcas indelebles, a nivel físico y emocional, y de esto puede dar fe James Hetfield que fue protagonista de uno de los episodios más oscuros en la trayectoria de Metallica. En 1992, durante una presentación en el Estadio Olímpico de Montreal como teloneros de Guns N’ Roses, y aparentemente por una descoordinación entre el encargado de los efectos especiales y la banda, el JAMES HETFIELD 02vocalista se paró demasiado cerca de una de las torres de pirotecnia al momento en que esta se estaba encendiendo, ocasionándole quemaduras de segundo y tercer grado en su brazo izquierdo y la cara. Hetfield quedó en estado de shock y fue trasladado rápidamente al hospital, dejando inconclusa la presentación de la banda.

Sorprendentemente, la recuperación del frontman fue más rápida de lo esperada, retomando la gira sólo dos semanas después, donde fue reemplazado en la segunda guitarra por su amigo John Marshall, del grupo Metal Church. Una vez recuperado totalmente del incidente, Hetfield decidió realizarse un tatuaje en el brazo que resultó quemado: un dibujo de cuatro naipes, el as, el 9, el 6 y el 3, números que representan su año de nacimiento, adornados con la frase “Carpe Diem”, y rodeados de llamas que simbolizan el lamentable accidente.

Le salían burbujas en la piel, como al personaje de la película ‘El Vengador Tóxico’ y pensé: Se acabó, es el fin de la banda”. (Jason Newsted, ex bajista de Metallica)

Problemas con el alcohol

Para nadie resulta desconocido que James Hetfield, durante muchos años, tuvo que lidiar con problemas ligados a las drogas y sobre todo al alcohol, en una postura muy identificada al estereotipo de rockstar, sin embargo, estos episodios comenzaron a hacerse cada vez más recurrentes, en algunos casos pasando intoxicado durante varios días, lo que a la larga terminó por hacer mella en el estado físico y anímico del músico. Según declaración del propio vocalista, despertaba siempre con resaca, en muchos casos sin tener claridad dónde estaba o quien dormía a su lado.

En 1985, el promotor Bill Graham me dijo que mi actitud era igual a la de Sid Vicious y Keith Moon, primero pensé que eso era genial, pero después recordé que ambos estaban muertos”.

JAMES HETFIELD 03En 2001, durante la grabación del álbum “St. Anger” (2003), Hetfield decidió pausar todas sus actividades para ingresar a una clínica de rehabilitación para tratar su adicción. La discográfica Elektra Records, sello de la banda, no emitió ningún tipo de declaración al respecto, pero sí lo hicieron sus compañeros Lars Ulrich y Kirk Hammett, quienes emitieron un comunicado donde indicaban: “Apoyamos a James, respetamos el tiempo y la privacidad que necesita en este momento”. El tratamiento fue todo un éxito, y seis meses después Hetfield fue dado de alta, superando por completo este difícil capítulo de su vida. Tras once meses de incertidumbre, el músico volvió al estudio para terminar la grabación del que se convertiría en el octavo álbum de Metallica. A partir de este episodio James solo bebe cerveza sin alcohol y agua mineral.

Por Gustavo Inzunza

Otros perfiles Metallica:

ROBERT TRUJILLO PERFIL LARS ULRICH PERFIL KIRK HAMMETT PERFIL

Enlace corto:
(2)
  1. Orion says:

    E hicieron este articulo (copy/paste) para ganarse una acreditación?

Comentar

Responder