Ministry: Antesala de un debut

Lunes, 9 de Marzo de 2015 | 1:23 pm | Comentarios (2)
Ministry: Antesala de un debut

Los precursores del metal industrial por fin hacen su arribo al país. Luego de décadas y décadas de espera, lo de Ministry tocando en Chile parecía un sueño imposible de cumplir. Ya tuvimos a grandes nombres en el pasado como Nine Inch Nails o Rammstein, pero faltaba que los padres de la rama más pesada del estilo se hicieran presentes. Y parece que los chilenos estamos de suerte, porque hasta Front 242 ha confirmado una presentación en la capital para el próximo 24 de abril. Ahora sólo faltaría que KMFDM se diera una vuelta por acá para terminar de complacer a los miles de fanáticos nacionales del industrial. Pero antes de seguir fantaseando, concentrémonos en el debut de Ministry, show que ha tenido algunas complicaciones, principalmente con la venta de entradas, teniendo que trasladar el show desde el impecable Teatro Caupolicán hasta la siempre complicada discoteca Blondie. A sólo días de la cita con los norteamericanos, rezamos y cruzamos los dedos para que el próximo martes 10 de marzo todo salga perfecto, y podamos disfrutar a concho de un concierto que se viene esperando desde hace largo tiempo. Mandando las mejores vibras a Al Jourgensen y compañía, repasamos los grandes hitos de la historia de Ministry.

AL JOURGENSENPadres del metal industrial

En una época donde el new wave la llevaba a nivel mundial y la música electrónica estaba reservada casi exclusivamente para las discotecas, un grupo de individuos decidieron tomar los sintetizadores y sonidos bailables para mezclarlos con guitarras de riffs filosos y monótonos, y liricas dignas de una banda de thrash metal. Ministry sorprendió a propios y extraños, creando electrónica bailable, pero para nada pop, con muchas influencias extraídas directamente del metal, que dio a luz a un estilo totalmente nuevo. Arrasaron en el underground y fueron puliendo la fórmula hasta convertirse en los referentes de un movimiento, junto a nombres como KMFDM o Killing Joke, y motivaron a bandas de la talla de Marylin Manson o Rammstein a dar sus primeros pasos, para posteriormente convertirse en sucesos comerciales de proporciones globales. Con sencillos como “Just One Fix” o “So What”, y discos fundamentales como “The Land Of Rape And Honey” (1988) y “The Mind Is A Terrible Thing To Taste” (1989), Ministry sentó las bases de su propia historia y la de muchas agrupaciones que siguieron su legado.

La trilogía anti-yankee

Con trece discos de estudio en su haber hasta la fecha, Ministry no ha dejado de mantenerse activo en el tiempo. Si bien, su música sigue siendo de nicho, los norteamericanos han lanzado discos con bastante frecuencia, algunos mejores que otros, pero siempre manteniendo la constancia en el sonido que ha deleitado a sus fanáticos desde hace décadas. Dentro de la gran amalgama de registros que el grupo ha puesto en el mercado, hay que referirse a la tripleta conformada por “Houses Of The Molé” (2004), “Rio Grande Blood” (2006) y “The Last Sucker” (2007), trilogía donde Al Jourgensen escupió todo el odio que tenía contra George Bush y su gobierno republicano, realizando una saga de discos donde criticaba la guerra en Irak, la sensación de miedo en su país luego de los ataques a la Torres Gemelas el año 2001, y la impunidad con la que políticos incompetentes manejaban un territorio tan MINISTRY 2012grande como el de Estados Unidos. Ministry dejo un testamento demoledor y sumamente duro contra la Norteamérica de esa época, tanto así que “The Last Sucker” fue anunciado como el disco final de la banda, cerrando una carrera de la forma más letal posible. Aunque el fin de la trilogía no fue el fin de la carrera de la banda, estos discos reavivaron las ganas de los fanáticos –y de todo el mundo- de volver a escuchar a Ministry ya no sólo como una banda que tocaba buen metal industrial.

La muerte de Mike Scaccia y el adiós de Ministry

En diciembre de 2012, Mike Scaccia, guitarrista y miembro emblemático del grupo, falleció de un ataque al corazón en el escenario, mientras tocaba junto a su otra banda, Rigor Mortis. La pérdida del guitarrista puso en tela de juicio la continuidad de Ministry; este sería el segundo quiebre luego del ocurrido el año 2008. Se especuló mucho sobre el futuro del conjunto, pero finalmente un comunicado confirmó que Al Jourgensen decidió seguir adelante con el material que había grabado JOURGENSEN - SCACCIAcon el que, para él, era su mejor amigo en el mundo y parte esencial de Ministry, tanto así, que este se anunció como el último y definitivo disco del conjunto. “From Beer To Eternity” (2013) no convenció a todo el mundo, pero es el epitafio de una banda que no paró por casi tres décadas, y que por fin podremos ver en vivo en unos días más.

¿Será “From Beer To Eternity” (2013) lo último que escucharemos de Ministry? ¿Será esta la primera y última visita del sexteto a nuestro país? No lo sabemos, pero hay que asegurarse desde ya con un ticket para el imperdible evento. Con los dedos cruzados esperamos el arribo de los estadounidenses que fueron capaces de crear un estilo musical, criticar a toda una nación y sobreponerse a la misma muerte, para dar un último grito.

Por Sebastián Zumelzu

Enlace corto:
(2)
  1. Miss lucifer says:

    No hagan más conciertos en la Blondie, una mierda de local!!!…Ministry espectacular, ojalá vengan de nuevo y al CAUPOLICAN

    • Humungus says:

      Faltó nombrar que venga FLA y skinny puppy. El local sin ventilación da lo mismo vimos a Ministry y punto….es como reclamar por el aire viendo Nitzer ebb

Comentar

Responder