MGMT: Trascendiendo a la moda

Viernes, 24 de Octubre de 2014 | 11:09 am | No hay comentarios
MGMT: Trascendiendo a la moda

Dejaron de sonar de forma masiva en las grandes emisoras del país y en comerciales de compañías telefónicas, que por mucho tiempo hicieron de “Kids” una especie de himno del consumismo. MGMT dejó de ser un “boom”, por lo menos a nivel nacional, y hoy se encuentran en plena promoción de su tercer larga duración, el homónimo “MGMT”, lanzado el año pasado, registro en donde el dúo norteamericano decidió entrar de lleno en la sicodelia, apartando cualquier composición que pueda sonar medianamente atractiva para las masas y en donde vienen a consolidarse, junto a agrupaciones como Tame Impala, como uno de los férreos representantes del renacimiento de la sicodelia con gustito setentero. Aprovechando su regreso en solitario para el próximo 6 de noviembre en el Teatro Caupolicán, a dos años de su debut en el festival Lollapalooza, revisamos algunos de los hitos que MGMT ha marcado en su carrera post sobre exposición mundial.

Apostar por lo extraño

MGMT 01Ya lo pudimos ver en un par de presentaciones que realizaron en la televisión gringa: MGMT está haciendo lo imposible para que su puesta en escena sea totalmente única. Si ya pudimos ser testigos de su faceta más extravagante, luciendo vestimentitas brillantes, dignas de película de ciencia ficción de bajo presupuesto, ahora van por el absurdo y el minimalismo, tocando en trajes de buzo junto a una pecera. Aunque en su debut en Santiago nada pudimos ver de estas excéntricas performances, esperamos que en su concierto en solitario nos muestren algo más que su sobresaliente desempeño con los instrumentos.

El desafío del tercer disco

MGMT 02Para muchas agrupaciones, el tercer disco suele ser el paso crucial para establecerse como una banda de verdad. En MGMT tenían esto bien claro, y tuvieron el atrevimiento de bautizar a su nuevo disco con las iniciales que dan el nombre a la banda. “MGMT” a secas viene a ser el álbum más controversial del conjunto, dividiendo a propios y extraños al encontrarse con composiciones que escapan de las “poperas” sonoridades que hicieron famosos a los estadounidenses, para dar forma a un viaje que cuesta digerir en varios pasajes, pero que muestra a MGMT en el cenit de su propuesta,  para nada complaciente con las audiencias masivas y totalmente comprometida con las aspiraciones artísticas de los músicos. Poder escuchar estas canciones en vivo, en un espacio íntimo como el recinto de San Diego, es una oportunidad que no hay que dejar pasar.

Abajo la moda

A pesar de las pasiones que despierta en el gran público el nombre de MGMT, hay que reconocer que pocos han sido capaces de sumergirse de lleno en su propuesta. Esta puede ser una de las razones por las que en su más reciente placa, el dúo haya decidido escapar del lugar común y de las expectativas que todo el mundo tenía de ellos, para entregar un material que demuestra el verdadero camino por el que quieren circular. No es casualidad que sencillos como “Plenty Of Girls In The Sea” o MGMT 03“Alien Days” poco o nada compartan con las bailables “Kids” o “Time To Pretend”, y sorprendan por lo extraño y casi lisérgico de su sonido y estructura. Ahora se puede entender un poco más su actitud algo apática en escena: ellos nunca buscaron ser el grupo de la canción del comercial de celulares, sino que lo suyo va por la experimentación pura, apartada de cualquier moda o necesidad de vender. En ese sentido, MGMT la hizo aprovechando sus cinco minutos de sobreexposición, para sustentar un camino que se avista mucho más interesante.

Con tres discos bajo el brazo, MGMT vuelve como una banda completamente distinta a la que veíamos hace un par de años. Hoy, más que encontrar al grupo de la canción de moda, nos encontramos con unos músicos experimentando en su propio estilo, capaces de trascender a lo actualmente imperante y concentrados en explotar al máximo las virtudes de su propuesta. Esperemos no nos defrauden en su regreso, y podamos ver a MGMT en su plenitud.

Por Sebastián Zumelzu

Enlace corto:

Comentar

Responder