Los Tetas: Larga vida al funk

Martes, 29 de Octubre de 2013 | 12:30 pm | No hay comentarios
Los Tetas: Larga vida al funk

Hablar de Los Tetas no sólo es hablar de una de las bandas emblemáticas de la escena funk nacional, sino que es traer a la palestra a uno de los precursores del género en nuestras latitudes, quienes incursionaron en un terreno que hasta ese momento era desconocido, obteniendo excelentes dividendos de su atrevida propuesta. La génesis de la banda se remonta hasta 1993, cuando Cristián Moraga (C-Funk) y el bajista David Eidelstein (Rulo), se unieron en torno a un gusto en común por el estilo funk y la música fusión, en un experimento que a la postre llevaría por nombre “Dr. Funkestein” y para el cual reclutarían en la percusión a Francisco González (Pepino), ex compañero de Moraga en el Victorian School, presentándose con relativo éxito en algunos bares de Barrio Bellavista. Posteriormente, conocerían al carismático Camilo Castaldi (Tea Time), quien hace un par de años LOSTETASLOLLA04había regresado a Chile tras una larga residencia en Alemania Oriental, estructurándose de esta forma la alineación definitiva de la agrupación bajo el característico nombre de Los Tetas.

Como toda banda que comienza a dar sus primeros pasos en la siempre difícil escena rock nacional, Los Tetas necesitaron de un pequeño impulso para dar comienzo a una carrera plagada de éxitos, y esta ayuda llegó de la mano de los talleres de música de Balmaceda 1215, principalmente de los profesores Álvaro Henríquez (Los Tres), Gabriel Vigliensoni (Lucybell) y Pedro Greene, junto a quienes grabaron sus primeros temas. En 1995 dan el gran salto al firmar contrato con el sello discográfico EMI Odeon, y de esta manera se comienza a gestar lo que sería su primer larga duración, “Mama Funk” (1995), placa que de la mano de los éxitos “Corazón De Sandía”, “La Risa Del Diablo” y “Hormigas Planas”, rápidamente se convirtió en record de ventas a nivel nacional, además de hacerlos conocidos fuera de nuestras fronteras, lo que les valió presentaciones en Argentina, Perú, Ecuador, Colombia y México.

A comienzo de 1997 sale a la venta el EP “Cha Cha Cha”, que en base a su tema homónimo dejaba en evidencia el buen momento que pasaba el cuarteto, el cual posteriormente se vería reflejado en el lanzamiento de su segundo álbum de estudio, “La Medicina” (1998). Este trabajo mantuvo los buenos comentarios de parte de los medios especializados, pero al interior de la agrupación comenzaba a germinar la semilla de los desencuentros, lo que tendría un lamentable desenlace con la desvinculación de la banda de Rulo y Pepino, siendo reemplazados por Toly Ramírez y Luis “Tata” Bigorra, respectivamente. Con sólo el 50 por ciento de la agrupación original y con el término del contrato con EMI, salen al mercado los autogestionados discos “Independiente” (1999) y “Tómala” (2002), este último editado en Chile y México, y que los llevó a pasearse por múltiples escenarios de Latinoamérica y Estados Unidos.

LOS TETAS 04Como generalmente suele suceder, de la mano del éxito y del reconocimiento mediático, también vinieron los problemas de ego, y la historia de Los Tetas no fue la excepción a la regla. Rápidamente comenzaron a aflorar los roces entre C-Funk y Tea Time, los cuales gatillaron la salida de Moraga, además de una demanda para evitar que se siguiera utilizando el nombre de la banda. Camilo Castaldi trató de mantenerse vigente con el proyecto “Funk Attack”, pero ya no existía la mística y talento de la otrora agrupación noventera que dominó por completo la escena funk a nivel nacional. Nunca se supo con total claridad cuáles fueron los puntos en discordia entre estos dos íconos del rock chileno, pero lo cierto es que el distanciamiento no fue en buenos términos, y así se evidenció durante la edición del Festival SUE, Santiago Urbano Electrónico 2006, que se llevó a cabo en Espacio Riesco, cuando Tiro De Gracia intentó juntarlos en el escenario, provocando la ira de C-Funk quien rápidamente dejó su guitarra y abandonó el show.

LOS TETASEl 18 de septiembre de 2011 es una fecha que no será olvidada fácilmente por los fanáticos del funk nacional, ya que después de 13 años desde su último show con formación original, Los Tetas anunciaban la reunión de la banda para comenzar un nuevo capítulo de su exitosa carrera. Tres meses después de esta noticia, la agrupación se presentaba ante un Teatro Caupolicán repleto, causando el delirio de miles de fanáticos que esperaron ese momento por más de una década, y a partir de este punto no pararon de girar por todo el país, destacando su presentación en la segunda edición del Festival Lollapalooza Chile (2012). El distanciamiento que vivieron Los Tetas, más que menoscabar su talento u opacar su capacidad creatividad, ayudó a que cada uno de sus integrantes madurara artísticamente, logrando que sus presentaciones sean de un altísimo nivel y es así como el próximo 9 de Noviembre tendremos la posibilidad de degustar la música funk en su estado más natural, cuando C-Funk, Tea Time, Rulo y Pepino ocupen el escenario de la primera versión del festival Frontera, para hacer bailar a todo el Club Hípico de Santiago.

Por Gustavo Inzunza

Enlace corto:

Comentar

Responder