Especial Maquinaria 2012: Artículos

Kiss: El dinosaurio que vuelve a la gloria

Jueves, 8 de Noviembre de 2012 | 4:33 pm | Comentarios (1)
Kiss: El dinosaurio que vuelve a la gloria

Los reyes de la parafernalia rock están de vuelta en exclusiva para la tercera versión de  Maquinaria Festival, con toda su pirotecnia y rock para las masas. Los neoyorkinos de Kiss se alistan como el gran número de la primera jornada del evento y como una de las citas rockeras más importantes de este 2012 que ya se termina.

El cuarteto se formó en los primeros días del año 1973, cuando los ex miembros de la banda Wicked Lester, Gene Simmons y Paul Stanley, reformaron la agrupación en busca de mejores dividendos. Es así como se unieron con Peter Criss en la batería y Ace Frehley en la guitarra, para dar vida a la primera encarnación de Kiss, quienes sorprendieron a los Estados Unidos con su maquillaje blanco y negro, cuero y fuegos artificiales que hacían del show de los norteamericanos, único en su especie.

Un año después, el grupo lanzaba su primer álbum, “Kiss” (1974), con más de una polémica de por medio. Una de ellas fue la similitud de la tipografía del logo, la cual se asemejaba demasiado a la del símbolo nazi, lo que llevó a la prensa a especular sobre el verdadero significado del nombre del grupo. La controversia continuó cuando Simmons declaró en un programa de televisión que él era “la maldad encarnada”. Con todo y controversia, el primer álbum vendió más de 75.000 copias, sin alcanzar la meta que se habían propuesto junto a Casablanca Records y obligándolos a grabar dos nuevos discos, que fueron lanzados consecutivamente siendo el primero “Dressed To Kill” (1975), y el segundo “Destroyer” (1976), el cual contó con el clásico de clásicos, “Rock And Roll All Nite”.

Sin ser grandes vendedores de discos, Kiss se elevaba como uno de los espectáculos más espectaculares gracias a su espectacular puesta en escena, lo que llevó al cuarteto a alcanzar la tan ansiada fama. “Alive!” (1975) el primer y legendario registro en vivo de la banda, se instaló en los primeros puestos de los rankings en Estados Unidos, transformándose en uno de los discos más queridos por los fans hasta la fecha, destacando su visceralidad y crudeza. “Destroyer” (1976) fue el cuarto lanzamiento de Kiss y el segundo en alcanzar disco de oro, ganándose a la audiencia con la balada “Beth”, lado B de single “Detroit Rock City” (1976). Los lanzamientos seguían imparables con “Rock And Roll Over” (1976) y “Love Gun” (1977), además de sacar un nuevo álbum en vivo, el “Alive II” (1977), alcanzado cuatro discos de platino en dos años.

1978 sería el año en que el cuarteto realizaría uno de sus movimientos más osados, al lanzar una tetralogía de discos, cada uno encabezado por un miembro de la banda con la excusa de que las tensiones creativas los llevaron a realizar este plan. Es así como los discos “Ace Frehley” y “Paul Stanley” continuaron con el sonido hard rock, “Peter Criss” se decantó por el R&B y baladas, siendo “Gene Simmons” el disco más variopinto, mezclando influencias de The Beatles, incluyendo colaboraciones de Joe Perry de Aerosmith y Donna Summer, entre otros. Kiss también protagonizaría su propia película, titulada “Kiss Meets The Phantom Of The Park” (1978), la que consiguió latos ratings de audiencia y que se ha transformado en un clásico de culto, a pesar de lo tontorrón y baja factura del producto.

“I Was Made For Lovin’ You”, otro de los grandes hits de la banda, hacía su aparición en el álbum “Dynasty” (1979), continuando la racha comercial de cuarteto que sufrió un bajón con el lanzamiento de “Unmasked” (1980), que marcó el final del line up original, con la salida de Peter Criss, siendo reemplazado por Eric Carr ocupando la batería y el maquillaje de zorro. Luego, con el fin de crear la banda sonora de una película que nunca se realizó, fue lanzado “Music From “The Elder”” (1981), cambiando por completo el hard rock tradicional por los cuernos, los vientos y los sintetizadores, en un disco que terminó por colmar los ánimos de Ace Frehley, quien abandonó la banda ese mismo año.

En su reemplazo, se llegó incluso a barajar el nombre de Eddie Van Halen para cubrir el puesto de la guitarra principal. Vinnie Vincent, finalmente, fue quien tomó el relevo y con él lanzaron “Creatures Of The Night” (1982), uno de los discos más pesados de la agrupación. 1983 fue otro año emblemático para Kiss, cuando decidieron dejar de lado el maquillaje que por años los caracterizo, para seguir la contienda a rostro descubierto. “Lick It Up” (1983) fue el disco que comenzó la nueva era de la agrupación reconquistando el éxito comercial que los había eludido durante bastante tiempo.

Las tensiones entre Simmons y Vincent terminaron en el despido del guitarrista, quien fue reemplazado por Bruce Kulick, quien ya había colaborado en algunas grabaciones de sesión, y se quedaría durante los próximos doce años en la banda. “Animalize” (1984), marcó el debut de Kulick, prosiguiendo con la gloria de los discos “Asylum” (1985), “Crazy Nights” (1987), “Hot In The Shade” (1989), además del compilatorio “Smashes, Thrashes & Hits” (1988), cerrando la década de los ochenta por todo lo alto.

La tragedia golpeó a la banda con la muerte de Eric Carr, quien sufrió un derrame cerebral y falleció el día 24 de noviembre de1991, alos 41 años. Eric Singer llegó a tomar el lugar de Carr, para grabar “Revenge” (1992) y “Alive III” (1993), además de un MTV Unplugged en el año 1995. “Carnival Of Souls: The Final Sessions” (1997), fue el disco que antecedió a la tan ansiada reunión de los miembros originales, volviendo a los escenarios, con maquillaje y todo, el año 1996 en la celebración de los “38th Annual Grammy Awards”. “Psycho Circus” (1998) fue el álbum de temas inéditos lanzado durante la reunión, y un año más tarde la banda sería inducida al Hollywood Walk Of Fame y la leyenda de la banda era homenajeada con el filme adolescente de culto “Detroit Rock City”.

Eric Singer retomaba las baquetas después de que Peter Criss tuviera una serie de problemas con el dinero que iba a recibir por la reunión, por lo que los conciertos de Kiss seguirían adelante sin su formación original. La agrupación seguiría adelante lanzando boxsets donde destacaron sus tres volúmenes de “Kissology”, el gran concierto de rock sinfónico “Kiss Symphony: Alive IV” (2003), sumados a un montón de tributos y giras, pero sin lanzar ningún disco de temas inéditos. Con la adhesión de Tommy Thayer, quien se uniera a la banda durante el año 2002, la nueva formación lanzaría el elogiado “Sonic Boom” (2009), reviviendo al monstruo de Kiss con un disco que trajo de vuelta el sonido setentero que los vio nacer y a realizar la gira mundial que los trajo por segunda vez a nuestro país.

“Monster” (2012), el vigésimo disco de estudió de Kiss, fue lanzado recién el pasado 9 de octubre y ha recibido criticas bastante positivas, consolidando el sonido de la nueva alineación de músicos, que llegan a nuestro país el próximo 10 de noviembre con sus explosiones, plataformas y rostros pintados, para entregarnos un show único como sólo Kiss lo sabe hacer. El dinosaurio no se ha extinguido, el monstruo del rock comercial llega para devorarse la primera noche de Maquinaria Festival.

Por Sebastián Zumelzu

Comentarios (1)
  1. Marcelo says:

    Vincent en realidad fue reemplazado por el desaparecido Mark St. John (Mark Norton) con quien grabaron Animalize, ya en la gira de este albun el guitarrista sufre problemas con una extraña enfermedad que le impide tocar la guitarra, es reemplazado por Bruce Kulick con quine si ya larga como ‘efectivo’ en la grabación de Asylum 😉

Comentar

Responder