Especial Maquinaria 2012: Artículos

Hielo Negro: Rock desde lo más extremo

Miércoles, 31 de Octubre de 2012 | 3:29 pm | No hay comentarios
Hielo Negro: Rock desde lo más extremo

Que difícil resulta hacer rock en nuestro país, y si a eso le sumamos la falta de difusión en regiones, la ecuación se hace aun más compleja para las bandas emergentes que no provienen de Santiago o Concepción, ciudades emblemáticas en materia musical. Es por esto que es tan meritorio que existan agrupaciones que, a punta de esfuerzo y dedicación, logren hacerse de un nombre en la escena local. Este es el caso de Hielo Negro, trío oriundo de Punta Arenas, formado en 1997 por Christian “Pimpón” Macdonald (batería), Marcelo Palma (guitarra y voz) y Carlos Carvacho (bajo), y que durante sus primeros años de carrera funcionó como un grupo de verano, debido a que sus integrantes estudiaban en otras localidades.

Influenciados por la esencia del rock clásico y la música de Jimi Hendrix, Motörhead y Black Sabbath, comenzaron a dar vida a las canciones de su primer demo, registrando un estilo que ellos mismos definieron como “rock patagónico”. En 1999 deciden consolidar su carrera trasladándose a la capital, en donde la banda sufre un cambio en su alineación asumiendo Pablo Navarrete el rol de bajista, con quien registraron su segundo demo. Su primer larga duración, “Demonio Parlante” (2001), editado por la Corporación Fonográfica Autónoma (CFA), les dio el primer impulso para comenzar a tener presencia radial y gozar de buen público en sus presentaciones en vivo. Un año más tarde, lanzan un split álbum junto a Yajaira, con el título de “Hielo Negro Yajaira” (2002).

Como sucesión lógica, llegó el momento de exportar su música a otras fronteras, y esto se hace posible tras el lanzamiento de su tercer álbum “Patagonia Rock” (2003), iniciando una gira por Europa con fechas en Suiza, Alemania y Suecia, gozando de una muy buena recepción del público. En 2005, bajo el alero del sello Ovejero Records, editan un nuevo trabajo que lleva por nombre “Donde Nacen Los Vientos” y que los vuelve a llevar en una gira de promoción por el viejo continente, visitando Suiza, Alemania, Austria y Francia, permitiéndoles consolidar su estilo en base a un sonido característico y shows llenos de potencia y energía. Siguiendo la línea de darse a conocer en el extranjero, en 2007 debutan en Argentina. Ese mismo año la banda comienza a trabajar en su nueva producción, apoyándose en los hermanos Álvaro y Alejandro Gómez (de Guiso y Perrosky) para obtener un sonido más cercano a su esencia en vivo.

“Purgatorio Bar” (2007), es editado bajo la etiqueta Algo Records marcando el inicio de la celebración de los diez años de trayectoria, que tendría su punto culmine el 11 de Abril de 2008 con un concierto en el Galpón Víctor Jara, evento que sería plasmado en el primer material audiovisual de Hielo Negro, el DVD “Diez Años De Rock 100% Patagónico” (2008). Como una suerte de tradición, la banda se embarcó en su tercera gira europea, que los llevó a realizar quince fechas por bares y clubes de Suiza, Suecia, Holanda y Alemania.  En 2009, el trío cumpliría uno de sus más grandes sueños, al telonear –junto a Devil Presley- el show de Motörhead en el Teatro Caupolicán, en el marco del Big Metal Fest.

En 2010 y 2011 la banda volvería a Argentina, en esta oportunidad como parte del cartel del South American Sludge 2011, en donde aprovecharon de presentar parte del material de su último álbum de estudio, “Altas Mareas” (2011). A fines de ese mismo año volverían a realizar un split álbum, en esta ocasión con los argentinos de Sick Porky, el cual lleva por nombre “La Cofradía” (2011). Hielo Negro, en base a sus quince años de trayectoria, ya se alza como una de las bandas consolidadas de la escena rock nacional, lo que les valió ser convocados a formar parte de una nueva edición de Maquinaria Festival. Como adelanto a lo que será su show del 10 de Noviembre en el Club de Campo Las Vizcachas, los dejamos con la interpretación de “Purgatorio Bar” durante la celebración de su década de vida en el Galpón Victor Jara.

Por Gustavo Inzunza

Comentar

Responder