Extreme: Más que una canción

Sábado, 6 de Junio de 2015 | 2:38 am | No hay comentarios
Extreme: Más que una canción

¿Qué es mejor? ¿Ser conocido por un solo éxito o no haber sido conocido jamás? Quizás la respuesta más lógica es pensar que siempre la balanza se inclinará por el lado del reconocimiento, pero cuando analizamos el impacto de tener que cargar de por vida con el estigma de no haber sido capaz de desmarcarse de una sola canción, y tener que afrontar cada entrevista sabiendo que el tema saldrá a la palestra, quizás la decisión no resulta tan clara. En la industria de la música a este fenómeno se le conoce como one-hit wonder, y a través de los años podemos encontrar un sinfín de ejemplos, tales como: “Come On Eileen” de Dexys Midnight Runners (1982), “I’m Gonna Be (500 Miles)” de The Proclaimers (1988) o “Ready To Go” de Republica (1996).

EXTREME 01Dentro de este “selecto” grupo de artistas, existe una banda que brilla con luces propias: Extreme, que a lo largo de 25 años ha tenido que cargar con el peso de su mayor éxito, “More Than Words”, perteneciente a la placa “Extreme II: Pornograffitti” (1990). En este caso, no han servido de mucho las tres décadas de trayectoria ni los cinco álbumes de estudio que ostentan en su discografía, ese primer gran éxito sigue volviendo una y otra vez y, siendo lo más objetivo que se puede, la posibilidad de crear una canción que logre opacarlo se ve prácticamente como una quimera. El guitarrista Nuno Bettencourt no niega la importancia y trascendencia que ha tenido “More Than Words” en la historia de la banda, pero se desmarca de ser ubicados en la categoría de los one-hit wonder, ya que existen otros temas que tuvieron un cierto grado de repercusión mediática. Tal es el caso de “Hole Hearted”, que alcanzó el puesto N° 4 del Billboard Hot 100 (1990), o “Rest In Peace”, que llegó al N° 1 del Mainstream Rock (1994).

Lo que no aguanta ningún tipo de discusión, es que “More Than Words” es un tema que nunca pasa de moda, y así quedó en evidencia unas semanas en The Tonight Show, cuando los comediantes Jimmy Fallon y Jack Black se lucieron haciendo una recreación exacta, cuadro por cuadro, del videoclip de este clásico de principio de los noventa. Una réplica perfectamente elaborada, donde Black asumió el rol del vocalista Gary Cherone, mientras que Fallon hizo lo suyo con la figura del guitarrista Nuno Bettencourt, y en donde no se dejó ningún detalle al azar: las mismas largas cabelleras, la vestimenta, e inclusive las uñas pintadas de Bettencourt. Una parodia que no sólo arrancó más de una carcajada, sino que funciona como una suerte de tributo a una banda que se rehúsa a desaparecer y que, hasta la fecha, sigue girando por todo el planeta, obviamente llevando como estandarte esta gema sonora que tantas puertas les ha abierto.

EXTREME 02Es probable que las voces disidentes y pesimistas puedan poner en tela de juicio la valía de los oriundos de Massachusetts, pero bajo ninguna circunstancia se debe cometer el error de subestimar su calidad artística. El poco impacto mediático nunca ha sido sinónimo de mediocridad y Extreme no es la excepción a esta regla, bien lo saben los miles de fanáticos que hace más de dos décadas esperan esta visita, y que confían en que el Teatro Cariola será testigo de un show memorable, donde no sólo sonarán los temas del “Extreme II: Pornograffitti”, sino que también lo más selecto de su discografía, con canciones como “Cupid’s Dead”, “Rest In Peace” y “Am I Ever Gonna Change” del disco “III Sides To Every Story” (1992), el éxito “Midnight Express” del “Waiting For The Punchline (1995)” o la nostalgia de sus primeros pasos con “Play With Me”, perteneciente a su debut homónimo (1989).

El próximo 20 de junio, los nativos de Boston aterrizan por primera vez en nuestro territorio, en un debut que tiene como principal objetivo demostrar a los fanáticos nacionales que Extreme es mucho más que un solo gran éxito. La celebración de los 25 años de vida del álbum “Extreme II: Pornograffitti” (1990) es la excusa perfecta para recorrer los puntos más altos de su discografía y despejar cualquier duda respecto a la calidad artística del cuarteto. La esperada cita con estos siempre subestimados bastiones del hard rock será en el Teatro Cariola de calle San Diego, y desde ya se visualiza como uno de los shows imperdibles para los nostálgicos de los sonidos más clásicos.

Por Gustavo Inzunza

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...