Especial RockOut Fest 2016: The Offspring

Jueves, 7 de Julio de 2016 | 12:16 pm | Comentarios (1)
Especial RockOut Fest 2016: The Offspring

Eran los rebeldes años 90, cuando un nuevo movimiento surgía con el fin de resucitar al punk. Bandas como NOFX, Bad Religion o Rancid, lideraban una revolución para traer de vuelta las raices de un estilo que ya no estaba en sus años de gloria. Bajo ese concepto, se albergaron en la etiqueta del “punk rock californiano”, generando un fenómeno tanto musical como en ventas, y de paso escribiendo su nombre para la eternidad en los libros de la historia musical. Una de las bandas que más destacó dentro de esta camada fue The Offspring, quienes, con su punk rock orientado hacia el Skate, lograron amasar una legión de seguidores, llevando sus álbumes a lo más alto de las listas. Queda muy poco para que la banda regrese a nuestro país para presenciar como Dexter Holland, Greg K., Noodles y Pete Parada desplegarán su show lleno de energía, vitalidad y mucha adrenalina, prometiendo una horda de mosh pits en el Estadio Santa Laura, cuando sean parte de la segunda edición del RockOut Fest.

THE OFFSPRING 01Pero, ¿qué fue lo que hizo tan exitosos a estos tipos oriundos de California? Muchos no logran entender de qué manera consiguieron tamaño reconocimiento en la escena, tanto norteamericana como mundial. Lo cierto es que, si hablamos netamente en temas de permanencia, su fenómeno es muy similar al ocurrido con Limp Bizkit, sin caer en comparaciones musicales, puesto que fueron los encargados de darle voz a una fracción de la juventud noventera norteamericana, dejando ese mensaje como una especie de legado hacia los años venideros. Ese “desenfreno y liberación” del que hablábamos en la reseña del show de la banda el año 2013 está presente en cada disco de su catálogo, desde “The Offspring” (1989) a “Days Go By” (2012), permitiendo que una generación completa se identificara con canciones como “Bad Habit”, “The Kids Aren’t Alright” o “Why Don’t You Get A Job?”.

El catálogo contundente está, de eso no hay duda, pero The Offspring no se queda solamente en aquello, ya que defienden muy bien en vivo sus discos llenos de energía y vitalidad. Es difícil por lo general que una banda suene íntegramente igual al estudio, pero Holland y compañía cumplen a cabalidad con esa función. Lo que la agrupación entrega en directo es una fiesta de principio a fin, un ritual donde se genera una conexión única entre artista y público; todos son una un gran voz que corea esos himnos que musicalizaron épocas pasadas, cuando la juventud afloraba, las responsabilidades eran menores, y todo era mucho más fácil de lo que es hoy. Muchos clamarán por escuchar canciones de “Smash” (1994) o “Americana” (1998), dos de las producciones más amadas por los fanáticos, y tan equivocados no están, porque la banda vaya que les da en el gusto armando un set repleto de lo mejor de su repertorio. Con esto, el karaoke masivo está asegurado.

THE OFFSPRING 02Es interesante imaginar como será esta nueva visita del cuarteto, ya que el hecho de que se desarrolle en un contexto de festival hará que el marco de público sea más extenso que en ocasiones anteriores. Eso es lo entretenido de los festivales, el ambiente que se genera en una audiencia que va dispuesta a todo. The Offspring tendrá la tarea de echarse a ese público al bolsillo, uno que no irá en su totalidad por ellos, pero que se entregará a una presentación que no estará ajena a sus conocimientos.

Canciones conocidas por la mayoría, de esas que sonaron alguna vez en las radios. Son pocas las bandas que pueden generar eso: pararse en el escenario de un festival y hacer cantar a todos los presentes. No hay edad para la música, tampoco para sentirse joven de espíritu; lo que es claro en The Offspring es ese poder que tiene de devolverle esos años pasados a todo el que cante y vibre con sus composiciones el próximo 3 de septiembre. Los años pasan, pero las canciones quedan.

Por Manuel Cabrales

Enlace corto:
(1)
  1. Punketa says:

    El mejor concieto fue el del 97, ese sí ke fue bueno. El del 2013 un askooo-

Comentar

Responder