Especial RockOut Fest 2016: Anti-Flag

Viernes, 12 de Agosto de 2016 | 11:58 am | No hay comentarios
Especial RockOut Fest 2016: Anti-Flag

El escenario que enfrenta Estados Unidos es aterrador, pero ¿cuándo no lo ha sido? En general, ¿es este un mundo decente para ser vivido, o en realidad hay cuotas de autoengaño en él? En Chile las AFP son defendidas a rajatabla por los pájaros de mal agüero que venden miedo y reciben dineros ajenos a los que, para colmo, cobran comisión. En tanto, en Estados Unidos la situación es de temer con Donald Trump todavía en carrera, lanzando odios y la parte más sorda y sórdida del capitalismo en todo el electorado. Es con un mundo así que las voces directas y sin condescendencias se hacen no sólo necesarias, sino que urgentes.

ANTI-FLAG 01Anti-Flag es una de esas voces, y lo ha sido por casi tres décadas, con el rótulo de punk anarquista, pero siendo mucho más que la caricatura que se dispone de cualquier banda que ose usar uno de esos dos conceptos para definirse. El cuarteto no tiene las mejores canciones o la mejor carrera musical, ni tampoco ha sido una única preocupación para ellos, principalmente porque se han abanderado con múltiples causas que finalmente derivan en lo más relevante para Anti-Flag: el discurso.

No hay momento donde no haya existido una crítica desde la banda contra algo que esté mal en el mundo. Sus canciones recorren la demanda de una prensa que no esté al servicio de los poderosos, la cultura de la distorsión generada por los estándares de belleza impuestos, la codicia de los millonarios que vierten su influencia en todo orden de cosas, la noción del gobierno como algo que no lucha por sus ciudadanos sino que por otros intereses, el sueño americano, o el 9/11 como una excusa barata para que EE.UU. se sienta capaz de invadir territorios ajenos. Pocas discografías norteamericanas que se conocen por estos lares tienen tan presente cuán mal está el mundo. Sí, hay aires de pesimismo y de crítica, pero también hay un espíritu de comunidad que se materializa a lo largo de canciones que no inventan nada diferente en lo musical, con bajos potentes al estilo de Descendents, o baterías rápidas al estilo NOFX, pero que sin duda entrega un mensaje directo al mentón.

ANTI-FLAG 02El último disco de Anti-Flag a la fecha es “American Spring” (2015), que recuerda desde el título a la “primavera árabe” que derivó en la destitución de los poderes autoritarios en Egipto –aunque luego volverían de forma más moderada–, y desde ahí instala la necesidad de que los pueblos busquen la unión y a partir de esa fuerza se construyan nuevas sociedades. El disco tiene una producción mucho más acabada en lo técnico, en tanto que en las letras existe un espíritu menos crítico y más propositivo. Claro, ocho álbumes antes quedan claras las posturas, y ahora es el momento de invitar a esa rebelión, no sólo en EE.UU., sino que fuera de esas fronteras.

Por ello es no sólo interesante, sino que es necesaria la presencia de Anti-Flag en un escenario como el de RockOut Fest el próximo 3 de septiembre en el Estadio Santa Laura. Una banda con tanta carga lírica y discursiva sin duda que a más de alguno le generará un remezón, una pequeña duda, y desde allí habrá la chance de una sociedad más crítica, un track a la vez, un par de oídos a la vez.

Por Manuel Toledo-Campos

Enlace corto:

Comentar

Responder