El niño de la portada

Lunes, 2 de Julio de 2012 | 2:24 pm | No hay comentarios
El niño de la portada

Nadie puede poner en duda la importancia que tiene el arte gráfico que adorna la portada de un disco al momento de captar la atención de un potencial comprador. Es común que algunos álbumes sean más reconocidos por la imagen de su carátula, que por el propio nombre de la placa, y es en este contexto que la selección de la imagen adecuada, se puede tornar una tarea un tanto delicada.

Muchas bandas y diseñadores han optado por utilizar imágenes de niños como carta de presentación de sus discos, y a pesar que no existe claridad respecto a las motivaciones que se esconden tras este estilo, lo cierto es que la historia del rock está plagada de portadas significativas que tienen a niños como protagonistas excluyentes, tal es el caso de los bebés que aparecen en los discos “Galore” y “Pablo Honey”, de The Cure y Radiohead, respectivamente. O las adorables niñas de los álbumes debut de Violent Femmes y Blind Melon, sólo por nombrar algunas. Pero no únicamente de buenas experiencias vive el rock, y es así como en algunos casos la inclusión de niños en la portada de los discos han sido causales de grandes controversias, que tienen relación con la forma en que puede llegar a ser interpretada una fotografía, o el impacto mediático que puede tener la sobre-exposición de un menor de edad. En las siguientes líneas, se presenta un detalle de los cuatro álbumes más polémicos que tienen a niños como protagonistas de sus portadas.

Nirvana – “Nevermind” (1991)

Sin lugar a dudas, la portada del disco “Nevermind” de Nirvana, constituye una de las imágenes más icónicas de la década de los noventa. Para la selección del arte que adornaría la carátula del álbum, Kurt Cobain sugirió la imagen de un bebé bajo el agua (idea que surgió mientras veía un documental sobre partos acuáticos) y, en base a este concepto, el sello Geffen encomendó al diseñador Robert Fisher la selección de una fotografía que se adaptara al requerimiento de la banda. La imagen elegida era propiedad de Kirk Weddle, quien captó con su cámara a distintos bebés en una escuela de natación en Pasadena. Entre ellos se encontraba el pequeño Spencer Elden, de tan solo tres meses de edad; sus padres recibieron 200 dólares de parte del fotógrafo para hacer uso de la imagen del niño. El mismo Kurt sugirió la inclusión de un elemento adicional para completar el cuadro: el anzuelo con un dólar.

A pesar de la inocencia de la fotografía, la carátula no estuvo exenta de polémicas, ya que los encargados del sello discográfico indicaron que sería problemático que el pene del niño fuese tan visible, ya que algunas tiendas se rehusarían a tener el disco en sus vitrinas. La respuesta de Kurt no tardó en llegar, quien sugirió que esta sección de la portada fuese tapada con la leyenda: “si ver el pene de un niño te ofende, es que seguramente debes ser un pedófilo en potencia”. Después de esto, el sello decidió que la portada del disco apareciera tal como fue concebida. En 2011 la polémica reflotó, cuando Facebook censuró la imagen por no cumplir las políticas de uso de la red social, que especifican que no se pueden publicar desnudos. Debido a las fuertes críticas que se recibieron, Facebook rápidamente reculó en su decisión mediante un comunicado, donde indicaba que la foto no violaba ninguno de los términos legales del sitio.

En una reciente entrevista con la cadena MTV, Spencer Elden declaró: “Es algo espeluznante que tantas personas me hayan visto desnudo, en realidad me siento como la más grande estrella porno del mundo”. En 2001, con motivo de la celebración de los diez años del álbum, Elden recreó la carátula del disco para la revista Rolling Stones, pero esta vez usando pantalones.

Scorpions – “Virgin Killer” (1976)

Si existe una banda que constantemente ha tenido que lidiar con las críticas y denuncias a las portadas de sus discos, es Scorpions. “Virgin Killer”, el cuarto álbum de estudio de los alemanes, escandalizó a la opinión pública al mostrar en su carátula la foto de una niña desnuda, donde además se simulaba el efecto de un cristal roto en su zona genital. Las críticas no tardaron en llegar y la portada fue censurada en muchos países, tal como había acontecido con la placa “In Trance” (1975) que presentaba a una modelo encima de una guitarra mostrando uno de sus pechos.

Finalmente la polémica portada fue reemplazada por una imagen de los miembros de la banda, y el vocalista  Klaus Meine salió al paso de las críticas argumentando que todo se había tratado de una estrategia de marketing ideada por la casa discográfica para generar controversia, siguiendo el axioma que “cualquier publicidad es buena”. Al parecer la idea del sello dio resultado, ya que la exposición que tuvo el disco, ayudó a que la banda se hiciese mucho más conocida entre sus detractores, y que cobrará fuerza entre sus fanáticos.

En 2008, la portada vuelve a ganar protagonismo, debido a que la Internet Watch Foundation (IWF), organización no gubernamental del Reino Unido, decidió incorporar a su lista negra el artículo en inglés de “Virgin Killer” para Wikipedia, de tal manera que todos los usuarios con ISP (Internet Service Provider) británicas no pudiesen acceder al contenido de este sitio. 48 horas después de esta controvertida decisión se optó por retirar el bloqueo, aludiendo que esta medida había ocasionado un resultado adverso, dándole publicidad a la portada del disco y haciendo que las búsquedas con la palabra “Scorpions” crecieran de manera exponencial.

Placebo – Placebo (1996)

Hace poco se conoció la triste historia de David Fox, que en1996, ala edad de 12 años, apareció en la portada del disco homónimo de una desconocida banda de Londres llamada Placebo. En la fotografía se muestra a David presionándose las mejillas, vestido con un suéter rojo, de una talla evidentemente más grande que la de él. La imagen habría sido tomada por un primo de Fox, que durante una reunión familiar, se habría dedicado a retratar a los asistentes.

En ese momento nadie se habría imaginado el éxito inmediato que tendría el disco, que de la mano del carismático Brian Molko y de los singles “Nancy Boy” y “Teenage Angst” comenzaría a crecer en popularidad. Según antecedentes entregados por el periódico británico “The Daily Mail”, David Fox se hizo tan conocido, que comenzó a ser objeto de burlas por parte de sus compañeros, lo que se traduciría en abuso y agresiones que, eventualmente, gatillarían que Fox se viese obligado a abandonar la escuela. En la actualidad se encuentra desempleado y apenas puede sobrevivir con los ahorros familiares y trabajos esporádicos.

David Fox entabló acciones legales en contra de Placebo, aludiendo que nunca habría autorizado el uso de su imagen en la portada del álbum y que aquella sobre-exposición sería la principal causa de su actual situación. Los agentes de la banda han declarado que la demanda de Fox debe ser dirigida contra la disquera Virgin, quienes son los encargados de la distribución del disco.

U2 – Boy (1980)

“Boy”, el exitoso álbum debut de los irlandeses de U2, no sólo dio a conocer a la banda por su música, sino que también por la polémica que se generó en torno a la portada del disco. En la imagen se muestra a un niño a torso desnudo, lo que de inmediato encendió las alarmas en los críticos más conservadores, que argumentaron que la fotografía era una manera de fomentar la pornografía infantil. Fue tanto el revuelo que causaron estas acusaciones, que tanto en EEUU como en Canadá, se optó por reemplazar la portada por una imagen distorsionada de la banda.

El niño de la fotografía es Peter Rowan, hermano de un amigo de Bono (Guggi), que también aparece en la portada de los álbumes “Three” (1979), “War” (1983), así como el recopilatorio “The Best of 1980-1990”(1998) y el EP “Early Demos” (2004). En la actualidad Peter tiene 38 años y se desempeña como fotógrafo profesional en Dublín.

Por Gustavo Inzunza

Enlace corto:

Comentar

Responder