Die Antwoord: En tierras desconocidas

Martes, 8 de Marzo de 2016 | 2:18 am | Comentarios (1)
Die Antwoord: En tierras desconocidas

¿Qué multiplicidad de influencias son las que se conjugan para dar lugar a Die Antwoord? Ese bicho raro que inmediatamente llama la atención por la estrambótica imagen que proyectan las principales caras visibles de la banda: Ninja y Yolandi, quienes más allá de limitarse a la mera interpretación de las composiciones, llevan a cabo una puesta en escena que complementa el exotismo musical con una aún más extravagante propuesta visual, elementos que reunidos han logrado atraer la atención, fundamentalmente, por la curiosidad que genera descifrar de qué trata tanta excentricidad. Hip hop, electrónica y pop componen la tríada de ingredientes que suponen las bases de este proyecto, sin embargo, no es esta aleación el principal motivo de su singularidad, o al menos no tanto como lo ha sido la mezcla de influjos culturales que encuentran en su música la posibilidad de convertirse en producto de exportación que logre recorrer el mundo.

DIE ANTWOORD 01Y es que quizá el mayor logro de Die Antwoord radique en dar a conocer a un público masivo las características de los movimientos urbanos provenientes de la remota Sudáfrica. Lejos de apelar a la imagen de culturas indómitas o a lo pintoresco de lo que tradicionalmente ha hecho famoso a su continente de origen, la agrupación da cuenta de una mixtura de influencias históricas, que aproxima a la realidad de las clases medias-bajas de las urbes sudafricanas. El concepto de zef, frecuente en su exuberante apuesta escénica casi tanto como en las letras de sus canciones, es el nombre que recibe el movimiento contracultural sudafricano caracterizado por su origen obrero, con una estética recargada en lujos de bajo costo; un llamado a permitirse un sinfín de libertades tras la progresiva caída de un sistema que alguna vez fue profundamente opresor. En resumidas cuentas, se trata de hacer mucho a partir de muy poco, aprovechando la amplia gama de posibilidades que otorga el panorama actual. En esta misma línea, la banda manifiesta un tránsito idiomático que va desde el inglés al afrikáans, pasando por variados dialectos propios de contextos socioculturales construidos en la diversidad.

Si bien sus discos de estudio son una buena muestra de la combinación entre los mencionados géneros y herencias, sus presentaciones en vivo han demostrado estar mucho más cargadas al hip hop, manteniendo el ánimo en un ascenso constante que llega incluso a evocar la atmósfera de la otrora fiebre rave, pero llevada a un lenguaje mucho más actualizado a las circunstancias actuales. A todo esto se suma una puesta en escena de estética urbana: es así como, en sus más recientes apariciones en vivo, han personalizado el escenario con un telón de fondo que asemeja un muro con múltiples rayados que aluden, principalmente, al mencionado movimiento zef y todas sus implicancias.

DIE ANTWOORD 02En cuanto a los temas a los que conviene poner atención en la previa de Lollapalooza 2016, además de los reconocidos singles “Enter The Ninja”, “I Fink U Freeky” y “Ugly Boy” –paradas obligadas que sin duda elevarán aún más el entusiasmo en la jornada que se vivirá el segundo día de festival–, surgen también como ineludibles “Happy Go Sucky Fucky” y “Pitbull Terrier”, probables herederas de la agresividad vestida de electrónica tan característica de The Prodigy, componente que diferencia de los dos lanzamientos previos a “Donker Mag” (2014), el último larga duración que han publicado hasta la fecha y el más seguro protagonista del setlist que traerá la agrupación a nuestro país.

Más allá de las inclinaciones musicales personales, vale la pena poner atención a esta banda entendiéndola como embajadora de un mundo hasta ahora ignorado: aquel de las clases bajas de una Sudáfrica urbana, punto de encuentro de una curiosa pluralidad de influencias que, finalmente, permiten que se dé lugar a experimentos tan insólitos como Die Antwoord. Representantes de una subcultura que de otra forma probablemente hubiese pasado desapercibida para el resto del orbe, la agrupación nos recuerda el vasto potencial que reside en contextos culturales que nos son exóticos, y con ello extienden la invitación a seguir explorando por estas y otras tierras, para muchos, aún desconocidas.

Por Evelyn Munzenmayer

Enlace corto:
(1)
  1. Javier says:

    No puedo creer que los hayan puesto al mismo tiempo que Florence, me los voy a perder 🙁

Comentar

Responder