Especial Maquinaria 2012: Artículos

Como Asesinar A Felipes: Música de exportación

Jueves, 25 de Octubre de 2012 | 3:45 pm | No hay comentarios
Como Asesinar A Felipes: Música de exportación

Quizás no sea un fenómeno muy recurrente, pero, en casos bien puntuales, el escuchar un disco puede cambiar totalmente la percepción del paradigma musical en base al cual uno estaba funcionando hasta ese momento. Eso fue precisamente lo que le sucedió al baterista Felipe Salas cuando escuchó el álbum homónimo de la banda FDA (Fe por un Destino Anunciado). Fue en ese exacto momento que tomó la decisión de formar a “Como Asesinar A Felipes”, y para esto se puso en contacto con un par de conocidos de la Escuela Moderna de Música: el bajista Sebastián Muñoz y el tecladista Marco Meza. Ambos personajes con algo de camino recorrido en la escena musical, el primero en la banda Anwen, mientras que el segundó formó parte de la primera alineación de Trovadores Tales. En este período, Felipe seguía obsesionado con la música rap/hip hop que profesaba FDA, es así como empezó a asistir a sus tocatas, hasta que en una de sus presentaciones en el Cine Arte Alameda, se atrevió a entregarle unas maquetas a MC Enzo Miranda (alias “Koala Contreras”). Por esas cosas del destino, una grave neumonía tuvo en cama a Miranda, tiempo en que aprovechó de escuchar el material que le había entregado el baterista. Tan pronto como se recuperó, se puso en contacto con Felipe y le dijo que le gustaría que trabajasen juntos, para esto también incorporó al proyecto a uno de los mejores pinchadiscos nacionales: Dj Spacio (Carlos Meza). Ya con una formación definida, fue sólo cosa de tiempo para que empezaran a aparecer los primeros éxitos: “Influencia”, “El Jardín” y “Alerta Roja”.

La química al interior de la banda comenzó a fluir rápidamente, y en menos de un año ya estaban preparando el lanzamiento de su disco debut. La grabación del álbum se realizó en una sola sesión y de manera análoga en los estudios del Sello “Algo Records”. Las 10 canciones originales fueron producidas y mezcladas por Foex de Potoco Discos. La placa homónima vio la luz en 2008, y en su portada el artista Ariel Altamirano (Krtur) representó al quinteto como personas con cabeza de instrumentos musicales. Este trabajo remeció la escena nacional, con un estilo particular que no había sido explotado hasta ese momento, fusión de elementos del hip hop, jazz y rock, y en donde lo mejor de su repertorio era expuesto en sus presentaciones en vivo, donde son capaces de construir una atmósfera única.

Sólo un año después de su debut, sale al mercado “Un Disparo Al centro” (2009), la segunda producción de la banda. Para este trabajo la apuesta se incrementó al incorporar la colaboración de músicos de la Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil. El álbum fue grabado íntegramente en los estudios Triana y su lanzamiento se realizó en el Teatro Oriente, presentación que posteriormente se convertiría en el DVD “Operación Teatro Oriente” (2010). En este punto, la banda ya mostraba una maduración que los consolidaba como una de las agrupaciones más destacables de la nueva escena rock, tanto así que llamó la atención de Billy Gould, bajista de Faith No More, quien decidió editar a los nacionales en Estados Unidos bajo su propio sello, Koolarrow Records.

Para su tercer álbum, la banda decide dar un cambio respecto a lo que había presentado en sus anteriores placas, construyendo canciones más simples (menos densas) y melodías más enérgicas. En esta nueva aventura contaron con la colaboración de Álvaro España (Fiskales Ad Hok), Raimundo Santander y el rapero Epicentro, dando vida a “Colores y Cadáveres” (2010), que sorprende gratamente por mostrar una nueva faceta de la banda, que lejos de perder la frescura de su música, ofrece una nueva exposición de cómo usar la versatilidad a su favor. Conociendo la hiperactividad de Como Asesinar A Felipes, sabemos que no pasará mucho tiempo hasta que se decidan a entrar nuevamente al estudio, por el momento siguen girando en todo el país y también internacionalizando su carrera, siendo la primera banda chilena en participar en el reconocido Festival de Jazz al Parque realizado en Colombia (2011).

El año pasado, aprovechando la presentación de Faith No More en la segunda versión del Maquinaria Festival, el bajista Billy Gould sorprendió a todos al acompañar a Como Asesinar A Felipes en el show que ofrecieron en La Batuta, evento que contó con la presencia en el público de Trey Spruance (Mr. Bungle, Secret Chiefs 3) y Roddy Bottum (Faith No More). La banda nacional fue uno de los primeros confirmados como parte del cartel del Maquinaria 2012, escenario por el cual ya pasaron en 2010.

Fotos por Javier Valenzuela cortesía de Rocknvivo.com

Por Gustavo Inzunza

Comentar

Responder