City And Colour: Original y emotivo

Viernes, 15 de Abril de 2016 | 9:22 am | No hay comentarios
City And Colour: Original y emotivo

Para los aficionados al hardcore melódico, y al post hardcore, el nombre de Alexisonfire no debe ser desconocido. Agrupación nativa de Ontario, que hizo su debut de la mano del EP Demo “Math Sheet Demos” (2002), y posteriormente de su exitoso álbum homónimo “Alexisonfire”, con el que rápidamente obtuvieron disco de platino en su natal Canadá, acaparando la atención de los fanáticos y de los medios especializados, quienes los situaron como una de las bandas revelación de ese año. El éxito del quinteto no fue casualidad, y mucho menos esporádico. A este primer acierto discográfico lo sucedieron los sólidos “Watch Out!” (2004), “Crisis” (2006), y “Old  Crows / Young Cardinals” (2009), trabajos que ratificaron la calidad artística de los oriundos de St. Catharines, y la originalidad de su propuesta. El año 2010 marca un importante punto de inflexión en la ascendente carrera de Alexisonfire, cuando su talentoso guitarrista y vocalista, Dallas Green, una de las piezas fundamentales dentro del andamiaje de la banda, decide tomar distancia para dedicarse a tiempo completo a su proyecto en solitario.

CITY AND COLOUR 2016 01City And Colour tiene su génesis en el lanzamiento del álbum “Sometimes” (2005), estructurado en base a canciones que Dallas Green escribió en su adolescencia y que, posteriormente, decidió compartir con los fanáticos de Alexisonfire a través de internet. La propuesta del canadiense destacó por apartarse radicalmente de los sonidos de su banda madre, incursionando en matices más cercanos al folk, con marcadas texturas acústicas aportando una poderosa carga emotiva. A este exitoso debut lo siguió la placa “Bring Me Your Love” (2008), en donde agregó a su repertorio instrumental el sonido de la batería, el banjo, la armónica y la lap steel guitar, obteniendo muy buenos dividendos de la exacerbación de sus influencias folk.

No fue sino hasta su tercer larga duración, “Little Hell” (2011), que la consagración del músico se hizo efectiva, posicionándose fuertemente en los rankings más importantes de Norteamérica, con una importante rotación radial. Con “The Hurry And The Harm” (2013), y ya completamente desconectado de Alexisonfire, Dallas dio rienda suelta a su capacidad creativa, agregándole mayor complejidad a sus composiciones, de la mano de guitarras distorsionadas y matices funk, sin dejar de lado su continuo coqueteo con las bases rítmicas del pop. Su más reciente producción, “If I Should Go Before You” (2015), ha recibido críticas bastante positivas, siendo etiquetado como el trabajo más maduro del canadiense.

Hace poco más de un año se produjo el esperado debut de City And Colour en nuestro país, el que se enmarcó en la gira de promoción de su cuarto álbum de estudio, “The Hurry And The Harm” (2013), placa grabada en los estudios Blackbird de Nashville. La presentación se llevó a cabo en el histórico Teatro Cariola de calle San Diego, en donde Dallas Green nos sorprendió gratamente con un show íntimo, emotivo y de alto nivel, donde repasó lo más destacado de su catálogo ante más un millar de fanáticos nacionales, que quedaron maravillados con la propuesta del canadiense. Fue tan buena la CITY AND COLOUR 2016 02recepción del público chileno, que el oriundo de Ontario decidió incluir a Chile en el tour de presentación de su trabajo más reciente, “If I Should Go Before You” (2015), disco que obtiene sus mejores réditos de la mezcla y experimentación de estilos, pero siempre manteniendo la esencia del sonido de City And Colour. La cita es el próximo 23 de abril en el Teatro La Cúpula de Parque O´Higgins, en un evento que promete un repaso por lo más selecto de su discografía.

El talentoso y carismático Dallas Green, desde sus primeros pasos con City And Colour y también durante su extensa colaboración con Alexisonfire, se ha destacado positivamente por impregnar sus composiciones de un estilo propio, muy marcado por el sonido acústico ligado a las influencias folk, con letras íntimas, profundas y emotivas, y una capacidad innata de conjugar los múltiples elementos sonoros en una propuesta bella y honesta, que supura sentimiento por cada uno de sus poros.

Por Gustavo Inzunza

Enlace corto:

Comentar

Responder