Blind Melon: Las dos caras de la moneda

Lunes, 24 de Noviembre de 2014 | 12:05 pm | No hay comentarios
Blind Melon: Las dos caras de la moneda

Blind Melon es una de esas bandas que generalmente no recibe todo el crédito que merece por su aporte a la escena rock de la década del noventa, por el contrario, son comúnmente vapuleados por una mal entendida relación con la corriente grunge. Al margen de todas las críticas de que son objeto, que pudiesen o no estar fundamentadas, es imposible obviar la calidad de sus primeros dos álbumes de estudio, “Blind Melon” (1992) y “Soup” (1995), donde destacan verdaderas gemas sonoras como lo son: “Tones Of Home”, “Galaxie” y la conocida “No Rain”.

BLIND MELON 01Tras su primera visita en 2011, los nativos de Los Angeles vuelven a Chile para presentarse en el selecto escenario de RockOut Fest, donde sin duda harán un repaso por lo más nutrido de su discografía. Cuando hacemos un viaje por la trayectoria de Blind Melon, podemos diferenciar claramente dos etapas bien marcadas: el período de consolidación, de la mano del talento inigualable de Shannon Hoon, y un renacer artístico con Travis Warren al mando de las voces, etapas que desmembraremos a través de las siguientes líneas con el quid de conocer un poco más de esta icónica agrupación.

Cuando se pierde la esencia

Cuando se habla de Blind Melon, resulta inevitable no dedicar algunas palabras a Shannon Hoon, su excéntrico y recordado frontman, quien fuese uno de los grandes responsables de la popularidad que alcanzó la banda a principios de los noventa, esto debido a su cercanía con Axl Rose, vocalista de Guns ‘N Roses, amistad que lo llevó a colaborar en el proceso de grabación de los álbumes “Use Your Illusion I” y “Use Your Illusion II” (1991). Hoon, como tantos otros músicos, encontraría su punto débil en la adicción a las drogas, principalmente en la cocaína que consumía de manera habitual. Después de la publicación de su segundo álbum de estudio, “Soup” (1995), el vocalista se internó en un centro de rehabilitación para tratar de superar su adicción, sin embargo, el sello discográfico lo presionó para que saliera de gira de promoción de la placa, contratando un tutor y un guardaespaldas que, en teoría, lo mantendrían alejado de las drogas.

BLIND MELON 02Los esfuerzos de Capital Records por protegerlo fueron infructuosos, y es así cómo la mañana del 21 de octubre de 1995, sus compañeros encontraron en el interior del autobús de la banda el cuerpo sin vida de Hoon, según los médicos a causa de una sobredosis de cocaína. Shannon Hoon fue enterrado en Dayton, Indiana, y en su lápida se escribieron algunos fragmentos del primer tema que compuso (“Change”): “Sé que no podemos estar aquí para siempre / Por eso quiero escribir mis palabras de cara al presente / Y ellos lo pintarán”.

Un año después de su muerte, Blind Melon editó el álbum “Nico” (1996), nombrado así en honor a la hija del vocalista, que nació pocas semanas antes de la muerte de su padre. El dinero recaudado por la venta del álbum se destinó a la manutención de la niña y a fundaciones orientadas a tratar problemas de drogadicción. A pesar de la personalidad conflictiva de Hoon, no cabe ninguna duda que su figura y talento representaban la esencia de la banda, y es por esto que los esfuerzos del resto de los miembros por dar vuelta la página y encontrar un reemplazo no tuvieron resultados, llevando a la inevitable extinción de Blind Melon en marzo de 1996.

Un nuevo comienzo

En 2006, una década después de la disolución de Blind Melon, y cuando nadie pensaba en la posibilidad de una reunión, aparece la figura del vocalista Travis Warren, ex miembro de Rain Fur Rent que, según declaraciones del baterista Glenn Graham, se habría acercado a la banda para ofrecerles sus servicios, sorprendiendo de entrada por su atrevimiento y convicción de ser capaz de llenar el gran vacío que dejó la muerte del carismático Shannon Hoon. Tras una breve sesión de ensayo en Los Angeles, Warren convenció al resto de la agrupación de que era la persona indicada para inyectarles un segundo aire, además su habilidad como compositor les abría la puerta a la posibilidad de generar nuevo material tras una década de silencio discográfico.

BLIND MELON 03No pasó mucho tiempo para que esta nueva sociedad diera frutos, los temas “Make A Difference”, “For My Friends” y “Harmful Belly” vieron la luz a fines de 2006, y posteriormente la canción “Wishing Well” en agosto de 2007. En octubre de ese mismo año la banda vuelve a los escenarios, y con esto ya se hace inminente la edición del cuarto álbum de estudio de Blind Melon, hito que se materializa con el título de “For My Friends” (2008), trabajo publicado bajo el alero de Adrenaline Records. La relación entre Warren y los miembros originales no estaría exenta de conflictos, ya que sólo un par de meses después del lanzamiento del álbum se anunciaría la desvinculación del vocalista, aludiendo la poca preocupación de Travis con su voz. Del extenso comunicado publicado por la banda en MySpace, se puede extraer el siguiente texto: “Dios le metió un Stradivarius en la garganta, pero la realidad es que él lo trata como un violín roto de una casa de empeños. Es muy difícil mantener una rigurosa agenda de gira mientras fuma como una chimenea”.

A fines de 2010, Blind Melon y Travis Warren firman la paz y vuelven a juntarse para ofrecer una serie de presentaciones por Estados Unidos. Al año siguiente realizan su primera gira por Sudamérica, ocasión que los trae a Chile donde ofrecen dos shows de buena factura; uno en el Teatro Caupolicán y al día siguiente en la Sala Dos de Concepción. Y esta primera versión de RockOut Fest nos dará una nueva oportunidad de encontrarnos con una de las bandas insignes del rock alternativo de los noventa.

Por Gustavo Inzunza

Enlace corto:

Comentar

Responder