Ases Falsos: Ganándole al tráfico

Miércoles, 5 de Noviembre de 2014 | 11:38 am | Comentarios (3)
Ases Falsos: Ganándole al tráfico

Puede ser completamente antojadizo hacer paralelos entre Fother Muckers y Ases Falsos, pero resulta difícil entender el éxito de “los Ases” sin entender las diferencias entre las trayectorias de los grupos que comparten la presencia de Cristóbal Briceño, Martín del Real y Simón Sánchez. De esa forma se puede entender mejor el crecimiento masivo de individuos que pasaron de ser una banda de culto, capaces de llenar una Sala Master con parroquianos, hasta repletar una Cúpula con fans más barrabrava, derivando en una de las agrupaciones con fanáticos más efusivos en la música nacional.

ASES FALSOS 01Fother Muckers sacó su primer disco en 2007 y su EP final, el de la “Muerte A Los Fother Muckers”, salió en 2011. En cuatro años, la banda también compuesta por el guitarrista Héctor Muñoz, se ganó un lugar en las crónicas, en las mentes y, principalmente, en los halagos de una música nacional donde el pop era muy fuerte, y las bandas con guitarras, bajo y batería tenían pocos exponentes de calidad innegable.

Pero FM no era una banda de gusto masivo, y era difícil que ello ocurriera. Las letras de Briceño eran intrincadas, inteligentes y tal vez con estética demasiado poética para convertirse en hits inmediatos, cosa que en la era del mp3 es complicada. Además, la estructura de las canciones eran desafiantes, y aunque la banda se anotó sencillos ganadores como “Fuerza Y Fortuna” o “2022”, “El Paisaje Salvaje” (2010), su último larga duración y el mejor de la carrera de Fother Muckers, no prendió en la gente.

Quizás eso provocó la muerte de FM, y desde las cenizas de ese cadáver se erigió Ases Falsos, nombre adoptado desde el nombre de la banda ficticia que protagonizaba la canción del mismo nombre y que, tras la partida de Héctor de la banda, comenzó a preparar su disco debut. Pocas ASES FALSOS 02agrupaciones tienen la chance de redebutar, y Ases Falsos pudo hacerlo de forma exitosa. Aunque la estética era rock, las composiciones de Briceño apuntaban claramente a los terrenos del pop, mezclando códigos como los de The Clash o Weezer en medio de referencias a la cultura popular nacional, y una cadencia más latina. “Juventud Americana” (2012) sería el batatazo de una banda que debutaba, aunque sus miembros ya tuvieran buenos años en el ruedo.

El éxito, esquivo para Fother Muckers comenzó a dársele a Ases Falsos, y así la ambición de Briceño, Sánchez, del Real y quienes se sumaron después, Francisco Rojas y Juan Pablo Garín, pudo crecer. También tiene mucho que ver que comenzaron a trabajar con Quemasucabeza y su sello hermano Arca. Bajo ese alero, lo independiente de cada movimiento de Fother Muckers y los Ases Falsos comenzaba a declinar, para dar paso a un producto más mesurado y más de equipo, con una estructura más sólida en apoyos que la banda por sí misma no podía abarcar.

ASES FALSOS 03Tal vez esto hace que se sienta que “Conducción” (2014), segundo disco de Ases Falsos, y sexto del tridente que ya lleva casi diez años juntos, tiene un look más profesional y más acabado, y eso se nota en la mezcla de disco, en cómo está producido, en los matices que aborda, y en el vuelco definitivo al pop, con reminiscencias claras a los diales AM, y todo demuestra a una banda mucho más madura, y aunque en general se habla de Briceño, lo cierto es que ahora más que nunca Ases Falsos luce como una banda completa, donde, aunque en “Ivanka” canten “Estoy enojado conmigo / y voy peleando con el tráfico”, lo cierto es que AF es de esos conjuntos que, a punta de trabajo, pueden sentirse contentos consigo mismos; una agrupación que le está ganando al tráfico. Y lo mejor para ellos y sus fans, es que esta trayectoria pareciera seguir en constante crecimiento.

Por Manuel Toledo-Campos

Enlace corto:
(3)
  1. El que se aburrió says:

    puta que son buenos estos qlos, desde siempre.

  2. Vito says:

    La banda de mi vida en todas sus variantes, pero digámoslo, el “conducción” es una verdadera mierda, tiene canciones brillantes pero no llegan ni a la mitad del juventud americana en la intensidad y matices de sus temas.

  3. Boris, says:

    creo que dejo la vara alta juventud americana pero no por eso desmerezcamos conduccion aun tiene buenos matices .
    sigan apa aelante nos mas cabros saludos.

Comentar

Responder