Anthrax: Persistiendo en el tiempo

Viernes, 26 de Abril de 2013 | 10:30 am | Comentarios (1)
Anthrax: Persistiendo en el tiempo

Hace tan sólo unos años, Anthrax era recordada como una de las bandas fundamentales de la época dorada del thrash metal; que pasados los años de gloria, su fuego se fue consumiendo paulatinamente hasta convertirse en un buen grupo de metal, siempre vigente, pero ajeno al éxito que habían vivido en los ochentas. Experimentaciones con estilos musicales como el rap, constantes cambios de integrantes, y el comienzo de otra época, dejaron a Anthrax como uno de esos clásicos que no trascendieron a su tiempo. Los grandes se sobrepusieron y siguieron adelante, mientras que los neoyorkinos sobrevivían tocando en lugares pequeños, lanzando discos de gran calidad, pero incapaces de llevarlos al siguiente nivel. No fue hasta el año 2010, cuando Joey Belladonna retornó como vocalista, que Anthrax por fin salía del inframundo para devorarse al planeta y formar parte de la elite del thrash norteamericano, junto a Megadeth, Slayer y Metallica, en un puesto que muchos aseguran que les queda grande y debería recaer en nombres como Testament o Exodus. Pese a quien le pese, Anthrax se ha ganado su lugar en la historia del metal a punta de esfuerzo y trabajo duro, siendo Scott Ian, guitarrista del grupo, el líder indiscutible y pilar fundamental de esta empresa que ya lleva 32 años de historia, 32 años de lucha, de los cuales revisamos los hitos que marcaron la trayectoria de Anthrax.

La “conspiración” contra Neil Turbin

NEIL TURBINNeil Turbin fue el frontman que puso su voz en el primer álbum de Anthrax, “Fistful Of Metal” (1984), ese por el cual se acuñó el nombre al estilo, debido a la canción “Metal Thrashing Mad”, y donde Turbin brilló como uno de los vocalistas más virtuosos del momento. El americano duró dos años justos en la banda, y según se sabe, fue despedido por roces internos que terminaron por desgastar la relación, llevando a Turbin a formar su propia banda llamada, DeathRiders. En una entrevista del año 2009, con motivo del lanzamiento de un nuevo disco de DeathRiders, el músico se refirió con recelo al quiebre con su ex banda, señalando que el resto de los integrantes estaban interesados en otros asuntos que no tenían nada que ver con la música, y que conspiraron contra él hasta aburrirlo y obligarlo a renunciar. Acusando que todo fue una puñalada por la espalda, Turbin parece no haber olvidado el episodio, tanto así que el disco de su banda lleva por nombre “Back With A Vengeance”, y cuando le preguntaron si mantenía contacto con sus ex compañeros de banda, él contestó: “No hay razones para volver a ver a una ex novia”.

¿Anthrax tocando rap?

Herejía fue para muchos escuchar por primera vez “Bring The Noise”, canción que los norteamericanos grabaron junto a Public Enemy, y que se transformó en un hit sin precedentes para la banda. Scott Ian es un gran fanático de Public Enemy, y ha declarado en entrevistas que sus discos cambiaron la música, por lo que su colaboración con los raperos fue un experimento con sabor a capricho personal, tanto así, que en el tema “I’m The Man”, presente en el EP “Attack Of The Killer B’s” (1991), el guitarrista se presta para las bromas de Chuck D, quien se mofa de la incapacidad del metalero para dar con una palabra que remate su fraseo. Esta colaboración marcó un antes y un después en la historia de la banda, y también en el metal de la época, ya que gracias a “Bring The Noise” grupos como Linkin Park tomaron la inspiración para convertirse en grandes representantes del nü metal, mezclando el hip-hop con el heavy metal, para dar vida a un estilo que llevó la batuta en los primeros años del nuevo milenio. Podemos decir, entonces, que Anthrax fue pionero del nü metal.

La era John Bush

JOHN BUSHDespués del lanzamiento de “Attack Of The Killer B’s”, un clima denso se instalaba en las arcas de los americanos, y la nube negra se posó sobre Joey Belladonna, quien fue despedido de la banda, al parecer por una nueva “conspiración” surgida de la necesidad de los neoyorkinos por encontrar una voz que representara los nuevos horizontes a los que estaban apuntando. Los vocalistas “heavy” habían mutado del falsete de Rob Halford a los rugidos de Phil Anselmo, por lo que la nueva voz de Anthrax debía ser alguien que cumpliera con la tónica vocal del momento. John Bush fue el elegido para ser el nuevo frontman del cuarteto, viva imagen de la maduración y seriedad que la banda buscaba impregnar a su música. El calvo estuvo al mando del grupo por cuatro discos, saliendo de la banda a fines de la primera década de este milenio con un sabor amargo, ya que existía la idea de realizar una gira junto a Belladonna, movimiento que no gustó al vocalista y lo llevó a permanecer en incertidumbre, mientras el resto de la banda realizaba el tour de reunión, hasta que se aburrió y rechazó cualquier oferta de regresar. Hasta el día de hoy, existe un gran grupo de fanáticos que aseguran que Bush es el mejor vocalista que Anthrax ha tenido en su historia.

¿Nelson, Belladonna o Bush?

JOEY BELLADONNAIncertidumbre fue la palabra que definió al período en que Anthrax tuvo que decidir a quién iba a poner frente al micrófono a fines de la década pasada. La reunión con Belladonna había terminado y este no mostraba intenciones de regresar para hacer algo más. Bush, por su parte, seguía resentido por las últimas decisiones de sus compañeros. Un desconocido Dan Nelson ingresaba al grupo para transformarse en el nuevo vocalista de Anthrax durante dos años. Junto a Nelson, los neoyorkinos grabaron material que después presentarían de forma definitiva junto a Belladonna en el aclamado “Worship Music” (2011), pudiendo conocer primitivas versiones en vivo de “Fight ‘Em ‘Til You Can’t””, en donde Nelson se mostraba como la perfecta combinación entre las armonías de Belladonna y la potencia de Bush. Otro confuso incidente, una nueva “conspiración”, afectaba al vocalista de turno cuando un comunicado de prensa anunciaba la salida de Nelson por razones de salud. Ante la indignación del músico, quien aseguro que su situación no era tan grave como se había declarado y que él jamás había tomado la decisión de retirarse del grupo, que esa era una medida que tomó el resto del grupo. Con ribetes de teleserie venezolana, el drama se resolvió con el retorno definitivo de Joey Belladonna a las voces.

ANTHRAXSin mencionar los cambios de guitarrista, de baterista y otros sucesos que pasan a ser más unas anécdotas que otra cosa, como la ocasión en que el nombre “Anthrax” se volvió una amenaza durante el año 2001 en Estados Unidos, cuando sobres que contenían el polvillo con la enfermedad del mismo nombre fueron entregados en edificios gubernamentales, pusieron a la banda en medio de un absurdo debate del cual salieron a punta de bromas, declarando que iban a cambiar su nombre a algo más amigable como: “Una Cesta Llena De Cachorritos”, Anthrax ha persistido en el tiempo, conspirando contra sus integrantes y mandándose alguno que otro movimiento que no ha sabido manejar con elegancia en pos de mantener la vigencia. Nada del otro mundo, ni nada que no hayan hecho otros músicos, sino pregúntele a Lars Ulrich o a Kerry King; aquí nadie es inocente. Les podrá quedar ancho o no el poncho de “los cuatro grandes”, pero lo cierto es que esta agrupación siempre ha sido sinónimo de actitud desenfada, jovial y libre de cualquier preocupación. Podrán ser años de lucha, décadas de tropiezos y aprendizajes, pero es innegable que Anthrax es una de las grandes instituciones que ha logrado persistir en el tiempo.

Por Sebastián Zumelzu

Enlace corto:
(1)
  1. Alejandro_Gonzalez-. says:

    Anthrax con Andreas Kisser en guitarra pos wn, pedazo de banda. En vivo es una patada en el hocico, de los mejores mosh que he he estado el 2010 en el Caupolicán.

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...