Alice In Chains: Luz y sombra de la trascendencia

Miércoles, 25 de Septiembre de 2013 | 11:00 am | Comentarios (5)
Alice In Chains: Luz y sombra de la trascendencia

Sólo un selecto grupo de artistas puede ostentar la etiqueta de ser referente de un estilo y el haber marcado a toda una generación, y la razón de esto es simple: no existe una receta para trascender, no es algo que dependa exclusivamente de la cantidad de álbumes editados, del éxito comercial o de la originalidad de la propuesta, sino que es algo que se genera de forma natural y es precisamente en este fenómeno que radica su enorme importancia.

Alice In Chains, sin lugar a dudas cae en la categoría de banda icónica, que con sus primeros tres larga duración se ganó un lugar de privilegio en el olimpo del rock, cosechando elogios de los medios especializados y reclutando a miles de fanáticos alrededor del mundo, los mismos que vieron tambalear su supremacía a mediados de la década del noventa, a raíz de conflictos internos y los fantasmas que perseguían a su frontman y mayor referente, Layne Staley. A casi 30 años de su génesis, y cuando la mayoría de los seguidores veían con profundo recelo la posibilidad de un retorno, el cuarteto de Seattle sorprendió con la presentación de un nuevo vocalista y un segundo aire que no dejó a nadie indiferente.

En la sombra de su genialidad

ALICE IN CHAINS 90Cuando se realiza un recorrido a través de los trágicos sucesos que marcaron la vida del carismático Layne Staley, vocalista y fundador de Alice In Chains, se clarifican bastantes interrogantes respecto a su comportamiento, el que siempre se caracterizó por evidenciar tintes depresivos y nostálgicos, así como también el contenido oscuro y fúnebre en la lírica de sus canciones. Su infancia estuvo muy lejos de ser considerada normal; le tocó vivir el divorcio de sus padres a los siete años, situación gatillada en gran parte por la adicción a las drogas de su progenitor, dejándolo desde muy temprana edad con la ausencia de una figura paterna en la cual refugiarse. A los doce años encontró en la música una vía de escape a sus problemas y a las constantes burlas de sus compañeros, siendo la batería el primer instrumento en que incursionó y que posteriormente reemplazaría por el micrófono.

Mi mundo se convirtió en una pesadilla, sólo habían sombras a mi alrededor. Recibí una llamada que decía que mi papá había muerto, pero mi familia siempre supo que estaba por ahí metiéndole a toda clase de drogas”.

(Última entrevista a Layne Staley, publicada en el libro “Layne Staley: Angry Chair – A Look Inside The Heart And Soul Of An Incredible Musician”)

En 1987 Layne conoce al guitarrista Jerry Cantrell, con quien decide conformar una banda, reclutando para esto al bajista Mike Starr y al baterista Sean Kinney, estructurando de esta forma la que a la postre se convertiría en una de las agrupaciones más emblemáticas de la década del noventa, Alice In Chains. Sus tres primeros álbumes de estudio, “Facelift” (1990), “Dirt” (1992) y el homónimo “Alice In Chains” (1995), los catapultaron a los primeros lugares de las listas de ventas, ganando seguidores LAYNE STALEYpor todo el mundo y situándolos rápidamente en la categoría de estrellas. Sin embargo, esta creciente popularidad nunca logró sacar al vocalista del cuadro depresivo en el que estaba inmerso, en donde el consumo y abuso de las drogas ya se había convertido en una constante.

En octubre de 1996, un nuevo golpe volvería a sacudir el debilitado estado anímico del frontman: Demri Lara Parrott, su ex novia y para muchos el gran amor de su vida, fallece producto de una endocarditis (inflamación del revestimiento de las cámaras y válvulas del corazón a raíz de una infección en la sangre). Si bien la relación había tenido su término en 1994, la pareja seguía manteniendo contacto, y quienes los conocieron aseguran que eran verdaderas “almas gemelas”. Para muchos cercanos al vocalista, Demri fue su única luz de alegría en una vida plagada de sombras, sirviendo de constante inspiración para el músico, quien inclusive decidió retratarse junto a ella para la portada del álbum “Above” (1995) de Mad Season. Sin lugar a dudas, la pérdida del que fue su gran amor sería un obstáculo insoslayable para el estado emocional del artista, un trágico episodio que haría aún más inestable su ya desgastada relación con su círculo más cercano. En el disco tres del box set recopilatorio “Music Bank” (1999), se incluye la canción “Died”, dedicada a Demri y que gráfica el gran dolor que significó su pérdida.

Podría subir hasta llegar donde los ángeles residen

Preguntar para averiguar dónde los adictos se ubican

Subiste y me dejaste en esta roca a solas

Es mi culpa por no saber lo que yo debería haber sabido”.

(Extracto del tema “Died”, Alice In Chains)

El 20 de abril de 2002 se escribió el capítulo más triste en la historia de Alice In Chains, cuando se dio a conocer la noticia del fallecimiento del excéntrico vocalista, a causa de una intoxicación por mezcla de grandes cantidades de heroína y cocaína, un cóctel de drogas conocido también como “speedball” o “powerball”. El cuerpo del cantante fue encontrado 15 días después de su muerte, sentado en el sofá de su departamento en el Distrito Universitario de Seattle, rodeado de latas de pintura y restos de droga.

Al momento de su deceso el vocalista se encontraba extremadamente delgado, sufría de disfunción hepática y había comenzado a perder sus piezas dentales, siendo su muerte el epítome de una tortuosa existencia, una vida completamente aislada de un mundo que se olvidó por completo de él, dejándolo a su propia suerte y permitiendo que se hundiera en un río de angustia y desolación. Su comportamiento autodestructivo conspiró para alejar a todos los que alguna vez se preocuparon por él, familia, amigos y compañeros de banda, de tal manera que el día que dejó de existir nadie lo extrañó, nadie notó su ausencia y sólo el llamado de una vecina molesta por el mal olor que salía de su departamento permitió el hallazgo del cuerpo sin vida del otrora icono de la era grunge.

La luz que no se extingue

JERRY CANTRELLMuchos fanáticos se aventuraron a afirmar que con la muerte de Layne Staley se extinguía cualquier posibilidad de volver a ver a Alice In Chains sobre un escenario, un pensamiento no tan alejado de la realidad si tomamos en consideración que habían perdido a la cara más visible de la banda. Sin embargo, desde la génesis de la agrupación, se alzó la figura de Jerry Cantrell como engranaje fundamental del proceso creativo de los oriundos de Seattle, quien actuando en un evidente segundo plano, fue uno de los grandes responsables del éxito del cuarteto, y sería él mismo quien se encargaría de mantener viva la esperanza de volver a situar a Alice In Chains en lo más alto del universo del rock.

Once años después de su último show en vivo, Kansas City (1996), los restantes miembros de Alice In Chains se subieron a un escenario para participar del Tsunami Benefit (2005), evento a beneficio de las víctimas del terremoto y tsunami que asoló gran parte de Sumatra, Indonesia. En esta ocasión contaron con la colaboración en las voces de otros grandes músicos, tales como: Maynard James Keenan (Tool, A Perfect Circle y Puscifer), Wes Scantli (Puddle Of Mudd), Patrick Lachman (Damageplan, Halford y Diesel Machine) y Ann Wilson (Heart).

Fue una sensación realmente genial estar de vuelta en el escenario con los chicos, pero también fue duro. Había un gran agujero allí, y Layne sigue siendo algo importante como para olvidar”. (Jerry Cantrell hablando sobre la participación de Alice In Chains en el Tsunami Benefit)

La reunión definitiva se concretó en 2006, cuando la banda participó del programa Decades Rock Live! de la cadena VH1, y donde las voces estuvieron a cargo de Phil Anselmo (Pantera y Down), Ann Wilson y William DuVall, amigo cercano de Jerry Cantrell, quien además se integró como miembro WILLIAM DUVALLestable para las giras por Europa y Estados Unidos. Durante estas presentaciones se establecieron buenos lazos entre DuVall y el resto de la banda, lo que impulsó la decisión de volver al estudio para grabar el que sería el cuarto álbum de los nativos de Seattle, “Black Gives Way To Blue” (2009), disco que contra los pronósticos más recalcitrantes de los fanáticos históricos de la agrupación, obtuvo la aprobación generalizada de la crítica especializada, llenándose de elogios y comentarios que presagiaban un futuro prometedor.

En 2011, el oscuro manto de la muerte volvería a aparecer en el camino de Alice In Chains, con la confirmación del fallecimiento del bajista Mike Starr a raíz de una sobredosis de metadona y medicamentos contra la ansiedad. Starr fue desvinculado de la banda en 1993 por motivos que aún no están del todo claros y en 2009 participó en la tercera temporada del programa “Celebrity Rehab” del doctor Drew Pinsky, teniendo su momento más emotivo cuando fue visitado por la madre de Layne Staley, Nancy McCallum, a quien confesó sentirse responsable de la muerte del vocalista por no llamar al 911 la última vez que estuvo en su departamento.

Se explota a las personas en su punto más bajo cuando no están en su sano juicio, y la parte triste es que esto es como entretenimiento para la gente, cuando en realidad es una vida en situación de muerte”.

(Declaraciones de Sean Kinney respecto a “Celebrity Rehab”)

Ese mismo año, Alice In Chains pagó la “deuda pendiente” con nuestro país, cuando formó parte de la segunda edición de Maquinaria Festival, con un éxito arrollador, cimentado en un show carente de imperfecciones y una conexión innata con el público chileno. Tan buena fue la impresión que dejaron los fanáticos nacionales en la banda, que prometieron regresar para realizar una presentación en solitario, y como no hay plazo que no se cumpla, ni deuda que no se pague, el próximo 30 de septiembre Jerry Cantrell y compañía aterrizarán nuevamente en Chile para presentar en vivo su más reciente producción, “The Devil Put Dinosaurs Here” (2013), en lo que promete ser uno de los mejores shows que hayan pasado por el Movistar Arena.

Por Gustavo Inzunza

Enlace corto:
(5)
  1. A pesar de todo me encanta Alice in chains! el de antes y el de ahora!

  2. Vale Reveco says:

    Te amo Layneeeeeeee… Puta no iré a alice :'(

  3. True 1% says:

    Las entradas en argentina cuestan menos de la mitad y no hay cancha VIP.

    http://lunapark.ticketportal.com.ar/eventperformances.asp?evt=496

  4. Felipe says:

    Buen artículo. Layne es inigualable, siempre se le extrañará (cómo hubiese deseado escuchar en vivo “love, hate love” interpretada por él), pero la realidad es ésta, y son todos grandes músicos que realmente no podrían estar fuera de la escena musical, sobre todo Cantrell que es un genio componiendo. Será un placer verlos nuevamente, y gracias a ustedes!

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...