Aerosmith: La última visita de los chicos malos

Viernes, 24 de junio de 2016 | 1:50 pm | No hay comentarios
Aerosmith: La última visita de los chicos malos

Sin el afán de menospreciar al resto de la banda, hablar de Aerosmith es hablar de sus dos pilares fundamentales: Steven Tyler y Joe Perry, personajes que encarnan a la perfección el estereotipo de rockstar, y cuyas símiles personalidades han sido desde un principio la génesis de los constantes roces y discusiones de estos dos músicos. Los primeros años de vida de Aerosmith fueron particularmente fructíferos y cimentaron un éxito casi instantáneo, que los llevó a ser aclamados por AEROSMITH 01los medios especializados y captar la atención de miles de fanáticos alrededor del mundo. Los álbumes “Aerosmith” (1973), “Get Your Wings” (1974), “Toys In The Attic” (1975) y “Rocks” (1976) establecieron las directrices sonoras que el quinteto buscaba transmitir, con una fórmula que fue ganando cada vez más popularidad, pero que rápidamente los haría presa de la vorágine de una industria que no está pensada para los débiles e inexpertos.

Como tantas otras veces el axioma se cumplió a la perfección, la fama trajo consigo los excesos y las adicciones, en donde el alcohol y las drogas pasaron a formar parte fundamental en la dieta de cada uno de los miembros de Aerosmith; en el caso del frontman y el guitarrista llevando a otro nivel el consumo de sustancias ilícitas, principalmente de cocaína, que inhalaban a vista y paciencia de todo el mundo y en cantidades indiscriminadas. La utilización de droga durante las presentaciones se hizo una constante, ya no esperaban a terminar el show para irse a “celebrar” al camarín, sino que en los cambios de guitarra entre canciones Perry se escabullía detrás del escenario para aspirar un poco de polvo que siempre guardaba en un vaso, mientras el propio Tyler se cubría con una toalla para tratar de disimular el TYLER Y PERRYadictivo ritual. Otro efecto colateral de la fama que rápidamente comenzó a hacerse evidente, fue la lucha de egos entre las dos mentes creativas de la banda, con Joe Perry rehusándose a perder protagonismo y quedar a la sombra de un carismático Steven Tyler, mientras el vocalista no perdía oportunidad para convertirse en el centro de atención. Los constantes y cada vez más recurrentes encontrones de estas dos figuras, desembocaron en la salida del guitarrista en medio de la grabación del álbum “Night In The Ruts” (1979), el que debió ser completado con el apoyo del músico Jimmy Crespo.

Tras el duro golpe que significó la salida de Perry, Aerosmith vio drásticamente disminuida su popularidad y tuvo un par de años bastante opacos y tambaleantes, lanzando su séptimo álbum de estudio, “Rock In A Hard Place” (1982), que comercialmente no tuvo mucho éxito, y con presentaciones en vivo que demostraban una baja en la energía e intensidad de la agrupación. Por suerte para sus fanáticos, en 1984 Steven Tyler y Joe Perry comprendieron que esto de la música se trataba más de un negocio que de una relación de amistad, y decidieron dejar de lado los temas personales y hacer una tregua para volver a trabajar en conjunto, dando comienzo a una de las etapas más exitosas de la carrera de la agrupación, teniendo su punto inicial en la versión de “Walk This Way” realizada por Run DMC, y posteriormente con los súper ventas “Permanent Vacation” (1987), “Pump” (1989) y, tras un breve descanso, “Get A Grip” (1993). La década del noventa estuvo marcada por el cambio de casa discográfica y por la participación en la banda sonora de la película “Armageddon” (1998), con el éxito “I Don’t Want To Miss A Thing”, tema con el cual obtuvieron una nominación a los premios Oscar como mejor canción original.

AEROSMITH 02El Siglo XXI comenzó de la mejor manera para los nativos de Boston, con el lanzamiento de su exitoso decimotercer álbum de estudio, “Just Push Play” (2001), y su inducción al Salón de la Fama del Rock & Roll. Posteriormente, Aerosmith se dio el gusto de volver a sus raíces y experimentar con los sonidos más cercanos al blues en la placa de versiones “Honkin’ On Bobo” (2004).

La última visita de Tyler y compañía a nuestro país se remonta a 2010, cuando en el marco de su gira “Cocked, Locked, Ready To Rock” se presentaron en la Elipse del Parque O’Higgins ante miles de eufóricos fanáticos que disfrutaron de principio a fin con un recorrido por los grandes éxitos de la banda. Han transcurrido más de seis años desde esa recordada presentación, y un nuevo álbum completa el catálogo de la agrupación, “Music From Another Dimension!” (2012), cuyos éxitos sin duda formarán parte del repertorio de Aerosmith cuando el próximo 2 de octubre retornen a nuestro territorio, para ofrecer en el Movistar Arena el que ha sido anunciado como su último show en Chile. En realidad no importa mucho cuál sea la excusa que se esgrima, ver a estas verdaderas leyendas del rock en vivo siempre será un panorama imperdible, y esta no será la excepción.

Por Gustavo Inzunza

Enlace corto:

¿Cuál es la banda que más quieres ver en RockOut Fest 2016?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...