GUSH: Nostalgia pop a lá France

Viernes, 13 de Enero de 2012 | 6:18 pm | No hay comentarios

Hay bandas a las que les cuesta la nada misma consolidar su sitial en la escena musical. Tenemos casos como Azealia Banks o Lana Del Rey que, incluso sin lanzar álbumes, ya son muy conocidas. Pero no en todos los casos es así. Varias bandas deben pasar años en la escena under para, de a poco, ir haciéndose un nombre.

En un mercado pequeño como el francés, Gush es uno de esos grupos que han tenido que recorrer el camino largo hacia el éxito y que, con casi una década de trayectoria, apenas los ha visto lanzar un álbum. Ocho años de vida musical, cuatro EPs y un LP (“Everybody’s God”, 2010), han sido las huellas que ha dejado hasta ahora el cuarteto francés.

Originarios de los Yvelines, la idea de formar un grupo se les ocurrió a los hermanos Xavier y Vincent Polycarpe, quienes luego se juntaron con Mathieu Parnaud y Yan Gorodetzky en 2004. Todos sus EPs fueron lanzados por ellos mismos, en el rigor de la independencia. Tras su formación, en 2005 lanzaron “Amazing”, que dejaba en claro que su propuesta estaba marcada por un pop fresco y con el groove de los sesentas y setentas bajo el brazo.

Tocaron en clubes, y en 2006 y 2007 lanzaron dos EPs más, “Rocking For My Children” y “B-Side”, que les permitieron salir de Francia y hacerse espacio en el competitivo mercado de Londres. En esos tiempos también compartieron giras con Adanowsky, con quien giraron entre 2007 y 2009, año en el que sacaron “Gush”, su último EP a la fecha y que entregó muchas más pistas de lo que sería su primer álbum larga duración.

“Everybody’s God” es un álbum entretenido, y contiene gran parte del set que tocarán en la segunda versión de Lollapalooza Chile. Uno se puede encontrar con el funk al estilo Beach Boys de “Killing My Mind”, o “No Way”, llena del estilo The Kinks.

Es que Gush le debe mucho al rock original, ese que no tenía temores de verse y sentirse pop. Tampoco quieren ser los mejores instrumentistas, de hecho, acostumbran hacer rotaciones de instrumentos en sus shows. Ahí se nota que lo que le importa a Gush son las canciones, y eso debieran tenerlo claro todos.

En este momento, Gush está armando su nuevo disco, que debería estar listo a mediados de este año, y parte de ese nuevo material seguramente será adelantado el domingo 1 de abril en Lollapalooza. Por mientras, la invitación es a escuchar un grupo sin temores a sonar nostálgico, pero fresco, liviano y alegre.

Manuel Toledo-Campos

Enlace corto:

Comentar

Responder