WROS Fest, Día 1

Viernes, 9 de Noviembre de 2012 | 6:03 pm | No hay comentarios
WROS Fest, Día 1

Al fin debutaba el Wros Fest en nuestro país. Tras la baja confirmada de Glassjaw por culpa del huracán Sandy, sólo serían cinco bandas las que se presentarían el día jueves en el Teatro Caupolicán.Sin embargo, la noticia del regreso de Jim Lindberg a Pennywise terminaba por coronar lo que prometía ser una de las mejores jornadas punk rock que se hayan vivido en nuestras tierras.

Según los horarios definidos por la producción, Sin Remedio daría el vamos a las cinco de la tarde, pero el show comenzaría casi con dos horas de retraso. Poco más de ciento cincuenta personas se repartían la cancha del teatro cuando el grupo conformado por Pablo, Hans, Cristian y Gonzalo tomaron sus instrumentos. Enérgicos y orgullosos, bromearon con los escasos entusiastas que se acercaron al escenario, porque la asistencia de público al terminar su presentación continuaba en deuda, pensando que, en ese momento, Streetlight Manifesto ya debía estar tocando.

Veinticinco minutos donde repasaron sus canciones más queridas fue el diagnóstico. El bajista Cristian Bravo contagiaba a todo el cuarteto con su poderío, y la guitarra de Daniel Paredes no bajaba la potencia pese a la convocatoria. Presentaron temas de su último EP “Aire Puro y Fuego” (2012) y los fanáticos les devolvieron la mano coreando hasta el final “El Tiempo No Descansa Hasta Que Entiendas De Razones…” de la canción “Tiempo”.

Por su parte, Nosindependencia mostró sobre el escenario sus años de experiencia, probando ellos mismos sus instrumentos, antes de partir a las 19:25. Casi media hora, donde dejaron lo mejor de su repertorio, con “Stop Maguachi” y la declaración que es “Positiva Libertad”. Pablo Carvajal dio las gracias por el apoyo del público, necesario para la constitución de un circuito muy reducido, y se despidió lanzando una lata de cerveza a un privilegiado. Los números internacionales ya empezaban a asomarse.

Streetlight Manifesto: Prófugos Del Zoológico

Tal como los retrata el video de “Would You Be Impressed?” son los muchachos de New Jersey. Una energía animal los hace despegar y su único cable a tierra son sus instrumentos. Comandados por el histrionismo de Tomas Kalnoky, transformaron en fiesta una jornada que no fue muy amable con los artistas nacionales. El espectáculo de los Streetlight no dejó espacio para las pausas. Un hit tras otro se escuchó en la pista del Caupolicán. Con el público llegando en masa, al fin se abrió un mosh de proporciones, como un ciclón que crecía con cada canción.

Éxitos como “Everything Went Numb” y “We Will Fall Together”, fueron celebrados como un premio para los fanáticos que quizás nunca esperaron que la banda se presentara en Chile. WROS Fest estaba saldando lo prometido, no obstante, el sonido aún era deficiente. Porque en las primeras canciones, la voz de Kalnoky casi no se escuchaba; pero a medida que el show fue avanzando, los problemas se fueron solucionando.

Los saxos de Mike y Jim, más el trombón de Nadav y la trompeta de Dylan, dieron vida a un ambiente circense, casi de película, como si fueran una orquesta de primer nivel. Así, en cuarenta y cinco minutos, esta banda de músicos salvajes dejó satisfechos a los asistentes con un show muy entretenido y lleno de matices, de esos que nos entregan las buenas bandas de punk pop.

Setlist: Everything Went Numb – We Will Fall Together – Down Down Down To Mephisto’s Cafe – Forty Days – Somewhere In The Between – Watch It Crash – Moment Of Silence – Moment Of Violence – Here’s To Life – Big Sleep

Alkaline Trio: Presas del horario

Con una carrera ascendente, el debut de Alkaline Trio en Chile despertaba muchas expectativas. La gente continuaba llegando al Caupolicán a la espera del plato principal de la primera jornada. Y eso fue un pequeño punto en contra para la banda. Porque eran las 22:00 horas y la ansiedad de continuar esperando a Pennywise se tradujo en algo de indiferencia por parte del público.

“This Could Be Love” abrió un espectáculo sólido, pero un poco plano en algunos pasajes. “I Lied My Face Off” continuó el show y el bajista Dan Andriano comenzaba a molestarse por los problemas de acople que estaba teniendo la banda. Más aún, cuando una persona ebria se subió al escenario a tropezones y casi le cae encima.

Y si bien tocaron sus mejores y más reconocidas composiciones, como “Mercy Me” o “Calling All Skeletons”, los asistentes acusaron el golpe al mentón que les dio la intensa presentación de Streetlight Manifesto. Además, el sonido de Alkaline Trio ligado a un rock más alternativo, abstrajo a esos que dejaron la piel en la pista minutos antes. “Radio” cerró a la penúltima agrupación de la noche, y Matt, Dan y Derek agradecieron a esos que cantaron cada una de las canciones de un set muy completo, donde repasaron sus quince años de carrera.

Setlist: This Could Be Love – I Lied My Face Off – Armageddon – Calling All Skeletons – Warbrain – She Took Him To The Lake – Clavicle – My Friend Peter – Goodbye Forever – Emma – Mercy Me – Blue Carolina – Private Eye – Cringe – Radio

Pennywise: Más vale tarde

La decepción del show cancelado en 2010 estaba casi a punto de cumplir su segundo aniversario. Pero la espera que ya se alargaba a 21 años desde el debut con su disco homónimo, concluyó con una joya, esa que nadie esperaba. Había que ver para creer. Y a las 23:20 horas, el sueño se hizo realidad: Pennywise estaba sobre un escenario nacional, y con Jim Lindberg a la cabeza.

Fue un show demoledor e infartante. Lleno de recuerdos que los fanáticos, en su mayoría, sólo podían guardar en cassettes, posters y videos en la red, porque pocos habían tenido el privilegio de verlos fuera de Chile. Más encima, no traicionaron la verdadera esencia del colectivo y borraron del mapa, por completo, el “All Or Nothing” (2012) que construyeron junto a Zoltán Téglás, vocalista de Ignite.

“Wouldn’t It Be Nice”, de su primer LP de 1991, transformó el ciclón del mosh en un huracán, uno de los más grandes vistos en nuestras tierras. “My Own Country” siguió, y despertó la filosofía del “hazlo tú mismo”. Es difícil destacar puntos altos, cuando la presentación de una banda no da respiro, pero lo que se vivió en “Can’t Belive It” se recordará por mucho tiempo. Tres canciones y todo el teatro coreando “¡Pennywise, Pennywise!”

Pronto el huracán se transformaba en Categoría Cinco con la interpretación de “Date With Destiny” del “Full Circle” de 1997. Otro de los grandes pasajes de la tromba Pennywise fue “I’m Not Cut From The Same Mold, I Don’t Read From The Same Old Story”, recordando el primer disco tras la muerte de Jason Thirsk, bajista fundador de los californianos.

Fletcher Dragge llamaba a nunca rendirnos, con la clásica “Fight Till You Die”, cuando los problemas de audio que acompañaron toda la jornada ya se habían acabado. También dispararon “Perfect People”, “Fuck Authority” y “Living For Today” directo a la cabeza del público. Como también los cover de The Ramones y Ben E. King que regalaron, y que apoyaron en la confección de un setlist de alto nivel, muy bien construido; porque “Hey Oh, Let’s Go!” sirvió para avivar la vieja escuela del punk, como “Stand By Me” para relajar el ambiente, y cerrar la primera parte de un show destructivo e impactante.

Finalmente, en el encore liberaron “Pennywise” y “Alien”, con el teatro entregado al hardcore punk; para despedirse con “Bro Hymn”, el cántico que coreó toda la cancha del Caupolicán, el que comenzó a gestarse desde las pausas entre canciones de los Alkaline Trio y que, perfectamente, pudo seguir hasta las dos de la madrugada. Y no se puede no nombrar al extasiado fan que, con terno, camisa y corbata, subió al escenario y se quitó la ropa a tirones como señal de triunfo. El triunfo de haber visto a Pennywise, con Jim a la cabeza, en WROS Fest 2012.

Setlist: Wouldn’t It Be Nice – My Own Country – Can’t Believe It – My God – Date With Destiny – Homesick – Same Old Story – Fight Till You Die – Perfect People – You’ll Never Make It – My Own Way – Fuck Authority – Society – Broken – What If I… – Living For Today – Stand By Me – Pennywise – Alien – Bro Hymn

Por Bastián García

Fotos por Julio Ortúzar

Enlace corto:

Comentar

Responder