Vampire Weekend: Minimalismo perpetuo

Lunes, 31 de Marzo de 2014 | 1:37 pm | Comentarios (9)
Vampire Weekend: Minimalismo perpetuo

Uno podría ser chaquetero y pensar que Lollapalooza Chile es la ocasión para que el público demuestre lo fácil que es a la hora de entregarse a las bandas, pero sinceramente los headliners de este año en su mayoría son las bandas que llevan la batuta a nivel mundial, lo que confirma que la presencia de varios de ellos, no es gratuita. Basándonos en eso, podemos decir sin ninguna duda que Vampire Weekend fue una de las bandas de 2013, todo gracias a su disco “Modern Vampires Of The City”, que cayó en todas las listas de fin de año y que los hizo una vez más confirmar porqué siempre que sacan un disco rápidamente se convierten en tendencia, y en la tarde del domingo, ad portas de los números centrales de cierre, Ezra Koenig y sus compañeros estuvieron a cargo del Coca Cola Stage.

VAMPIRE WEEKEND LOLLAPALOOZA CHILE 2014 01

Todo partió a como estaba previamente planeado, a las 17:30 horas, con “Diane Young”, el primer single del exitoso “Modern Vampires Of The City”, y con la gente dispuesta a saltar y cantar. Desde un comienzo se empiezan a trazas líneas de lo que pasa sobre el escenario con una banda como Vampire Weekend, donde Ezra Koenig, el vocalista, pareciera estar sumido en una quietud algo desconcertante, donde no se le mueve un pelo ni tampoco se da el permiso de fallar o de añadir algún adorno a su presentación, al contrario del otro líder de la agrupación, Rostam Batmanglij, que se mueve por todo el escenario en un trabajo que, si bien tampoco es parte de la improvisación, sí lo es para lograr los diferentes estados musicales, y su paso desde una guitarra a un teclado o a un secuenciador, como sucedió en “White Sky” y en la pausada “Cape Cod Kwassa Kwassa” con sus delicados aires afroamericanos.

VAMPIRE WEEKEND LOLLAPALOOZA CHILE 2014 02

En “Unbelievers” fue el momento propicio para que Chris Tomson demostrara su efectividad en la batería, logrando lucirse a ratos dentro de un set acotado como tan común es en este mundillo de la música más independiente, a lo que siguió uno de los momentos más bailables de la jornada con “Holiday”, para decantar nuevamente en la suavidad de “Step”, “Horchata” y “Everlasting Arms”, momento perfecto para desgranar algunas verdades del show de los neoyorkinos, y es el hecho de que no son una banda animosa, furiosa o que traiga en su puesta de escena grandes artilugios para sacar mayor provecho a su presentación. No hay que malinterpretar, el trabajo en estudio de Vampire Weekend es impecable y hermoso, y es llevado al escenario como una copia idéntica, sin tiempo para sorpresas, y es lo que más puede a veces perjudicar a la banda, ya que la mitad de su catálogo son canciones de bajas revoluciones, lentas y profundas, lo que no es malo, pero sí se agradecería algún arreglo especial para la ocasión, sin embargo, las ganas por hacer algo minimalista son más fuertes.

VAMPIRE WEEKEND LOLLAPALOOZA CHILE 2014 03

“I Stand Corrected” es quizás la única canción que sale del setlist obvio de la banda, y con obvio nos referimos a canciones que están más cercana a ser un lado B que a formar parte del selecto grupo de sandías caladas, como sucedió a continuación con  “Cousin” y el momento más enfervorizado de la tarde, que fue llevada a la práctica con un perfecto juego de guitarras, y recibiendo la respuesta del público acorde a la fiesta. Con “California English” la agrupación volvió nuevamente a su sonido más novato, con la tradición cercana a sonidos afro, donde hasta Chris Baio, que jamás dejó de moverse, se atrevió con pasos especiales para el público, antecediendo al segundo single de su disco debut, el esperado “A-Punk”, donde nuevamente Tomson y Batmanglij lucieron de buena forma.

VAMPIRE WEEKEND LOLLAPALOOZA CHILE 2014 04

Luego seguirían “Ya Hey” y las voces secuenciadas ya reconocidas, para nuevamente bajar las revoluciones con “Oxford Comma”, la hipnótica “Giving Up The Gun” y la simpleza y ternura de “Hannah Hunt”. Después de limitadas palabras por parte de Ezra Koenig, el show llegaría a su final con “Walcott”, canción donde terminaron un poco más desordenados y permitiendo algo más a la inclusión de la imperfección.

VAMPIRE WEEKEND LOLLAPALOOZA CHILE 2014 05

Es bastante válido tener sentimientos encontrados con Vampire Weekend en vivo, porque hay bandas que hacen su fama en los escenarios, como eternos obreros del ruido, de los retornos y del ambiente, pero Vampire Weekend no es el ejemplo. Su fama, devoción, y discos siempre de una gran calidad e interpretación, son lo que le han dado el sitial que se merecen. Simplemente no son una banda para el “en vivo”, lo cual, tampoco es algo que se pueda dejar de lado, porque seamos francos, una agrupación idóneamente debe confluir desde ambos lados: estudio y escenario, y aunque Vampire Weekend suena perfecto –salvo algunas imperfecciones donde se perdió el bajo o donde las secuencias enmascararon más de la cuenta-, el show se convierte en un espectáculo para las filas cercanas, donde está la mayor energía concentrada y donde también siempre están los más fanáticos. Por eso no sería una sorpresa encontrarse con cientos de personas que tacharán este show como fome, porque hasta cierto punto sí lo fue, y los más felices son aquellos que son capaces de entrar de lleno en el juego del minimalismo de la agrupación. Ese minimalismo que para asistentes lejanos se traduce en una pérdida de fuerza. Ezra Koenig pareciera estar perpetuo en su espacio,  y aunque a muchos podría no gustarles, Vampire Weekend es de esas bandas que se lo ha ganado a todo a pulso en el estudio de grabación, y en vivo viene a presentar el fiel reflejo de ello.

Setlist

  1. Diane Young
  2. White Sky
  3. Cape Cod Kwassa Kwassa
  4. Unbelievers
  5. Holiday
  6. Step
  7. Horchata
  8. Everlasting Arms
  9. I Stand Corrected
  10. Cousins
  11. California English
  12. A-Punk
  13. Ya Hey
  14. Campus
  15. Oxford Comma
  16. Giving Up The Gun
  17. Hannah Hunt
  18. Walcott

Por Pamela Cortés

Fotos por Julio Ortúzar

Enlace corto:
(9)
  1. En lo personal admiro cuando una banda o cantante suena igual en el escenario, asique por mi parte lo que vi en internet, ya que no pude ir, me gustó mucho el show de Vampire, creo que si hubiera ido hubiera quedado satisfecha con su presentación =)

  2. alfredo says:

    Fue bonito el show, sonó bien, totalmente satisfecho

  3. Estuve adelantísimo y lo encontré tal y como lo dices: fome y sin brillo. Salvo los singles que se saltaron como bestia, la banda es un calco del estudio y uta…si queremos eso tenemos el disco. No lo pasé mal, pero habría esperado más chispa.
    Lo que sí, el “For you Santiago…simplemente lo mejor” que se mandó el vocalista merece mención especial, momento tierno de la jornada :3

  4. benjamin says:

    Vampire Weekend es un grupo que va desde lo muy alegre/prendido/saltón a lo más suave/melancólico. Las canciones que tenían que prender (tipo A-Punk, Cousins, Holiday) armaron buena fiesta. Las otras (Step, Giving Up the Gun…) a mi parecer lograron mover al público de otra manera nomás… Estuvo Redondo el show, con un setlist bien representativo y buena ejecución

  5. crackity jones says:

    Se escuchó de lujo, y para mí “I stand corrected” es de las mejores canciones que tienen, todo lo contrario de lo que piensa el notero

  6. me encanta vampire weekend, pero quede con esa misma sensacion de que me falto algo en la presentacion en vivo, suenan igual, excelente…pero definitivamente hay una chispa que les falta en vivo

  7. pelezo says:

    He visto 7 u 8 videos en Youtube de las presentaciones en vivo de Vampire Weekend en distintos Festivales, desde 2009 a 2013, y el show que dieron en Chile. Puede ser una de sus mejores presentaciones, por la ejecución en vivo y la relación que armó Ezra con el público.

  8. verota02 says:

    Lo vi por streaming y me gustó bastante la propuesta, solo había escuchado algunos de sus discos y me pareció una presentación correcta, al menos desde casa y cuando mostraban al público se veía super prendido y encontré que el vocalista fue muy empático con el público, incluso tiene un misticismo especial.

  9. A diferencia de uds creo que Vampire Weekend no sonó igual a su ultimó disco, que tiene mucho arreglo y está tan bien mezclado que en vivo decepcionó. Se notó demasiado con Step, que siendo un tema con mucho sonido y muy barroco pareció más un tema rock con un sintetizador de fondo.

Comentar

Responder