TU + O.R.k.: Más que melodías

Martes, 21 de Junio de 2016 | 5:49 pm | Comentarios (1)
TU + O.R.k.: Más que melodías

La consigna de lo que aconteció anoche en el Teatro Nescafé de Las Artes fue la exhibición de la fuerza creativa que une a músicos de diferentes nacionalidades y convicciones artísticas, que cuentan con el respaldo del trabajo que han realizado a lo largo de sus carreras, donde figuran participaciones de distinto tenor en  agrupaciones de renombre, como King Crimson y Porcupine Tree, por mencionar algunas. De esta forma, la cita doble incluyó a O.R.k. y al dúo TU, donde los primeros presentan en sus filas a Pat Mastelotto (Mr. Mister, King Crimson), Colin Edwin (Porcupine Tree) y los italianos Carmelo Pipitone (Marta Sui Tubi) y Lorenzo Esposito Fornasari (Berserk!, Obake). TU por su parte, es el resultado de la fusión de ideas de lo que alguna vez fue la base rítmica de King Crimson: Trey Gunn y su Warr Guitar (instrumento de diez cuerdas) más el mismo Pastelotto en batería.

05 ORk @ Teatro Nescafé de Las Artes 2016

Apenas unos cuatro minutos pasadas las 21:00 horas, los miembros de O.R.k. toman sus posiciones y, con parsimonia, nos introducen hacia lo que será la exposición del material proveniente de su álbum debut, “Inflamed Rides”, del año pasado, cuyo comienzo ocurrió con los acordes de “Breakdown”, una pieza dinámica que deja ver entrelíneas la espina dorsal del conjunto; rock duro pero con orientación hacia el progresivo, por consiguiente, sin limitaciones al momento de la experimentación y la búsqueda de matices que hagan más robusta a su propuesta, y por ello no es extraño encontrar elementos de muchos estilos, como el jazz por ejemplo. La siguiente “No Need”, precedida de una calurosa bienvenida por parte de los asistentes, siguió en la misma dirección que la canción anterior, tal vez con un perfil un poco más “filoso”, más rockero, dejando de lado de alguna manera el virtuosismo o la ornamentación en beneficio de un corte directo, cuya misión parecía ser sólo la liberación de energía y encender el ánimo de la audiencia. “Funfair” es oscura y extraña, con una profundidad y un espectro sonoro que en ocasiones traen a la mente lo que el bajista Colin Edwin hizo bajo el mando de Steven Wilson en el último trabajo que realizó Porcupine Tree a la fecha (“The Incident”, 2009) y, a su vez, da la sensación de ser parte también de  “Dream Of Black Dust”, canción claramente influenciada por la música y los arreglos electrónicos propios de las ramas que se asocian a las corrientes progresivas.

07 ORk @ Teatro Nescafé de Las Artes 2016

El camino un poco más convencional es retomado en “Jellyfish”, donde la línea melódica de Edwin adquiere aún más preponderancia, algo que favorece al desarrollo de la pieza y su contundencia. Este punto correspondió a la mitad del concierto y marcó el instante en el que quedó en manifiesto que, a pesar de la fama y el reconocimiento que posee cada músico, una “mala noche” la tiene cualquiera, puesto que Lorenzo Esposito Fornasari, encargado de la voz y de los arreglos, muchas veces no se escuchó y su tendencia a alejarse del micrófono no ayudó tampoco a mejorar la situación, por lo que, en la suma final, su ejecución quedó en deuda en comparación a lo realizado por el resto de sus compañeros.

11 ORk @ Teatro Nescafé de Las Artes 2016

Bed Of Stones” suena muy moderna y fresca, casi como para posicionarla como un single y buscar éxito comercial, si ese ese fuera el caso. Luego Edwin explicó en breves palabras el significado de “Vuoto”, su siguiente muestra, que en italiano es sinónimo de vacío, tras lo cual se lanzaron otra vez hacia un rock duro de tintes prog que, contrario a la costumbre, apenas llega a los tres minutos de duración. “Funny Games” posee una vibra anacrónica; no es posible asociarla al sonido clásico de ninguna época o de género alguno, pero que sí deja en claro que es un tema vigoroso que funciona bien en las proximidades del cierre de cada actuación, y anoche no fue la excepción. Como despedida llegó el turno de “Pyre”, corte promocional que cuenta con su respectivo videoclip y que justifica tal decisión con su aura densa y melancólica, que casi sin notarse va variando en intensidad hasta deshacerse en el aire, dejando apenas unos pequeños destellos de lo que acaba de ocurrir. Así y con la venia de toda la concurrencia, O.R.k. Hizo abandono del escenario tras una hora y quince minutos de su apuesta que mezcla rock y progresivo sin reparar en limitaciones, cuyo resultado en términos de interacción con la audiencia y la reacción que provocó en esta –salvo lo antes mencionado– fue rotunda y a la altura de las expectativas que generan los nombres detrás del conjunto.

02 ORk @ Teatro Nescafé de Las Artes 2016

Luego de un pequeño interludio de 15 minutos, las cortinas del escenario se volvían a abrir. Ahí estaba nuevamente Pat Mastelotto en su batería, esta vez junto a un inspirado Trey Gunn a su lado. De ahí en adelante, ambos músicos se conjugaron en un viaje mediante un sinfín de enigmáticas melodías, donde los jammings extendían sus creaciones más allá de las fronteras del arte. Mención aparte para los clips que se proyectaban detrás de los músicos, generando un ambiente de psicodelia mediante el arte poco convencional de los cortos animados (creaciones de Trey Gunn), algo que hipnotizó a todos los presentes. La constante base instrumental fue la premisa general de un espectáculo que en su génesis es único; ninguna presentación es igual a la anterior, todo se basa en el calor del momento y la conexión entre Gunn y Mastelotto, por lo que es difícil deducir si lo presentado se trata de un avance en cuanto a nuevo material discográfico del conjunto o fue producto de la magia ocurrida en escena.

02 TU @ Teatro Nescafé de Las Artes 2016

Algunos vestigios de su único álbum a la fecha, “TU” (2007), asomaron en versiones diferentes a las originales, como por ejemplo “Absinthe & A Cracker“, que fue interpretada con un ritmo muy heavy y llena de efectos y distorsión. Una descarga de energía que sabía cuando intercalar la furia con la calma, un sonido muy meditado y coordinado en cuanto a sus tiempos. Si bien el dúo nunca abandonó el escenario, agradeció al público a modo de despedida para luego interpretar “21st Century Schizoid Man“, clásico de King Crimson que fue vitoreado por los presentes, donde les acompañó Lorenzo Esposito de O.R.k. en la voz, emocionando a todos los fanáticos de la banda progresiva, que esperan ansiosos por una visita a nuestro continente. Un pequeño interludio de “Starless“, otro clásico de King Crimson, pondría fin a la colaboración de Esposito en escena; la banda se despide una vez más, y el público les agradece con un interminable aplauso. “Vamos a tocar una canción más“, dijo Mastelotto entre risas, “hacemos como que ustedes quieren oírla, pero en realidad nosotros somos los que queremos tocarla“, bromeó el baterista, sin ocultar el agradecimiento y cariño que sentía por el público. Fue así como “Untamed Chicken” ponía fin a la presentación del dúo, quienes lo entregaron todo en una canción llena de riffs y donde Mastelotto demostró todo su virtuosismo en la batería, dando por terminado una experiencia tanto sonora como audiovisual.

15 TU @ Teatro Nescafé de Las Artes 2016

Pese a lo desconocida –en parte– de ambas propuestas, tanto O.R.k. como TU entregaron todo su virtuosismo y energía en sus presentaciones, dejando al público sorprendido con una calidad musical y del espectáculo que no dejaba nada al azar. Meticulosos e inspirados, entregaron una experiencia repleta de lo que mejor saben hacer, con una demostración de rock progresivo y arte difícilmente igualada por otras bandas. La música traspasa barreras, y ayer se demostró cómo esta puede transformarse en mucho más que melodías, algo que supera cualquier expresión de arte existente.

Por Manuel CabralesHans Oyarzún

Fotos por Luis Marchant

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Enlace corto:
(1)
  1. Javier Antonio Díaz Medina says:

    Pat andaba hoy día caminando por el centro de Santiago, lo vi desde el auto … estuve a poco de bajarme pero iba a dejar el medio taco 🙁

Comentar

Responder