The Raveonettes: Cálido y frío

Sábado, 5 de Noviembre de 2011 | 2:11 pm | No hay comentarios

Muchas veces las cosas se confunden en el escenario. Hay gente que cree que el cantante más entregado y que siente más el vínculo con su audiencia, es el que se lanza al vacío y se deja llevar en andas. Otros creen que es el que se mueve más de un lado a otro, como un director de orquesta, pero en realidad esto también puede ser visto como una mera actuación. La honestidad no es tan relevante para la música, sino que la verosimilitud de cómo logras actuar. Aunque, si eres genuino, eso se nota.

Anoche, The Raveonettes, se lo demostró a casi 600 personas en el Centro Cultural Amanda, con una frialdad deliciosa, con la eficiencia de su performance, pero también con un montón de detalles que delataban la grata sorpresa que su público chileno les dejaba en cada uno de los instantes de los 60 minutos que duró el show.

Todo inició con la energética “Attack of the Ghost Riders” del EP debut de los daneses. Todavía tímidos y haciendo su trabajo, The Raveonettes sueltan agradecimientos ante fans que les hablan en su idioma natal, sorprendidos de que a miles de kilómetros de distancia los entusiastas hagan la tarea. Viene “My Tornado”, donde queda de manifiesto el muro de sonido que conforman las voces de Sune y Sharin, pero también que los músicos de apoyo que tocan de pie dos baterías al unísono le dan todo un elemento punk a la propuesta indie-rock del dúo. Casi todas las canciones ganan mucho con este tipo de puesta en escena. Temas como el tierno “Dead sound” ganan profundidad y urgencia con otra actitud. Aquí ya notamos que lo de Sharin y Sune no es pose, sino que es su forma de vivir la música, de forma aparentemente fría, pero siempre atenta al feedback de su audiencia. Es otra forma de calidez, que puede parecer distante, pero que es totalmente honesta. Por mientras, la sensual “Lust” calma los beats; con ese riff y la instrumentación logra llegar a la médula de cada fan, y marca uno de los varios puntos altos del concierto.

Luego, la juguetona “Noisy Summer” y sus aplausos, se roban la escena con su mezcla indie/surf rock y que con empatía logra que la gente baile y coree, sin embargo la audiencia está esperando lo que sigue. De golpe “Love Is a Trashcan” suena más directa y rockera que nunca. Uno de los clásicos de la banda logra que muchos canten y que otros se queden mirando como si un milagro estuviera ocurriendo.

Una gracia del concierto fue que nada sobró y nada faltó, así, cada canción era un acontecimiento en sí misma, con riffs o solos cerebrales y metódicos, que provocaban reacciones completamente enajenadas. Varios bailaban meneando la cabeza de un lado a otro, mientras Sharin lo hacía con un swing más calmo, como niña en jardín infantil.

Otra esperada se aproximaba: “Heart of Stone”. Sonó más parecida a su versión en estudio, lo cual no es malo, sólo que hubiera sido lo contrario verla con un poco más de sangre, pese a que la rítmica percusión pusiera de todas formas a muchos a bailar.

Aunque The Raveonettes viene a Chile a presentar su disco de este año, “Raven In The Grave”, recién en la octava canción irrumpe un corte de este álbum. “Evil Seeds” tiene la misión y no defrauda. La madurez sonora se nota y la evolución le sienta bien a la pareja danesa, que se siente más cómoda con dejar espacios para la calma sonora y luego explotar en riffs. Si a alguien le queda dudas de eso, “Forget That You’re Young” pone a todo Amanda (por fin) a corear y ponerle ganas al baile o por lo menos darse cuenta de que ante ellos The Raveonettes está poniendo en escena uno de sus setlists más sólidos en mucho tiempo.

“Ignite” sigue con esta selección de “Raven In The Grave” y logra un sonido tan Happy Mondays, que duele, pero en buena. Las reminiscencias a Joy Division también son un plus, demostrando que los daneses no se quedan en fórmulas probadas, sino que incursionan más allá.

La presentación de canciones nuevas se cierra con la melancólica y reverberante “Apparitions” que lleva a Sune y Sharin a otro tipo de interpretación vocal, más demandante en el disco y aún más en vivo, y salen airosos, como ya es costumbre.

“Blush” vuelve a poner el beat más rápido y esta locomotora no para. Sune y Sharin siguen mirando atentos al horizonte, pero de reojo se quedan con la imagen de un fanático y siguen adelante, tocando y tocando. Sharin se intercambia de instrumento variadas veces con uno de los músicos de apoyo y sigue adelante, a veces con guitarra, a veces con bajo, pero siempre en el lugar correcto.

El momento imborrable de la noche llega con “Last Dance”, donde no sólo se corea, sino que se ruge el coro. Casi como petición mutua, dicho coro busca preservar esta frágil pero interesante relación entre Raveonettes y su público chileno: “Este es el último baile / Guárdalo para mí, nena”. Y parece un compromiso cumplido con el dúo final de canciones. “That Great Love Sound” es tan movediza y potente, que la gente cree por momentos que es la última canción y, con su final extendido, este pensamiento vuelve aún más incierto el qué ocurrirá. Pero “Aly, Walk With Me”, esa canción que tanto suena a Portishead del “Lust, Lust, Lust” (Orchard, 2007), cierra la fiesta, de forma estruendosa, fuerte, potente, jugada, casi extrema con Sune y Sharin jugando con rasgueos ensordecedores que logran dejar a todos los presentes electrificado.

El público no alcanza ni a pedir el bis, ni a aplaudir o a hacer el típico “No nos vamos ni cagando” y ya suena música de fondo, las luces se encienden y las esperanzas se pierden.

Un show seco, potente y sin aspavientos innecesarios, se acaba.

The Raveonettes constató la relevancia de los detalles, esos que denotan la cercanía de una banda que, si nos guiáramos sólo en su forma de tocar, no quedaría como un témpano de hielo inexpugnable (como hay tantos en Dinamarca), pero que, por suerte, no fue así. Un hielo que nunca había logrado ser tan cercano y cálido a miles de kilómetros de distancia.

Por Manuel Toledo-Campos

Setlist:

  1. Attack of the Ghost Riders
  2. My tornado
  3. Dead sound
  4. Lust
  5. Noisy Summer
  6. Love is a Trashcan
  7. Heart of Stone
  8. Evil Seeds
  9. Forget That You’re Young
  10. Ignite
  11. Apparitions
  12. Blush
  13. Last Dance
  14. That Great Love Sound
  15. Aly, Walk With Me
Enlace corto:

Comentar

Responder