The Hives: El sentido del espectáculo

Domingo, 7 de Abril de 2013 | 4:13 pm | Comentarios (2)
The Hives: El sentido del espectáculo

La jornada del día anterior en La Cúpula del Parque O’Higgins marcó el regreso de The Hives a los escenarios nacionales. Más de cuatro años habían pasado desde su primera presentación en nuestro país, allá por septiembre de 2008 en el Teatro Caupolicán. La interacción entre el público y la banda fue más que positiva, y en hora y media lograron demostrar porqué estos muchachos son unos verdaderos maestros de ceremonia. Todo estaba preparado para que The Hives hiciera de las suyas, y obviamente aprovecharon dicha oportunidad, mal que mal, estaban frente a SU público. Y esa es la gran diferencia que existe entre ese tipo de presentaciones frente a aquellas que ocurren en el contexto de un festival masivo de música. En este último, el margen de de acción puede reducirse significativamente, ya que el público suele ser mucho más heterogéneo y las preferencias no suelen distribuirse de manera equitativa en las diferentes bandas que se presentan. El desafío que tenían entonces, era el de poder demostrar que lo hecho frente a casi mil personas podía ser replicado frente a un masivo público de casi 40 mil personas (nota del autor: esta cifra está basada en el siempre confiable Ojímetro de quien escribe la presente reseña). A las 18:00 horas en el Claro Stage obtendríamos nuestra respuesta.

THE HIVES LOLLAPALOOZA CHILE 2013 01

El calor hacía de las suyas y el público se mostraba ansioso. Kaiser Chiefs había finalizado una notable presentación y el hambre por mas rock & roll se hacía palpable. Suena la música introductoria y comienza el esperado espectáculo. Todo parte con Chris Dangerous, quien se apodera de la batería para dar inicio a “Come On!”. Uno a uno fueron llegando los integrantes de la banda, y a medida que se armaba el rompecabezas, los ánimos se caldeaban. Y es que quienes han escuchando el último álbum de la banda, “Lex Hives” (2012), saben que “Come On!” cumple con un único e importantísimo propósito: dar inicio a sus shows de la manera más explosiva posible. Y no hay que ser un entendido en la materia para prever que dicho tema iba a contagiar a todos los presentes. Aquello no es gratuito, ya que los miembros de la banda hacen su parte por irradiar una sensación de locura y de inmediatez. El guitarrista Nicholaus Arson empieza a marcar su presencia gracias a su mirada perdida y casi psicótica, la cual se complementa de gran manera con su estilo, el cual es desprolijo, pero sumamente efectivo. Y no pasan ni dos minutos y se da inicio al segundo tema de la noche. Y no hay respiro, ya que el riff de “Try It Again” impone su presencia en base al juego de guitarras que realizan Arson junto a Vigilante Carlstroem.

THE HIVES LOLLAPALOOZA CHILE 2013 02

“Lex Hives” marca su presencia con dos temas que, a pesar de no ser los suficientemente masivos, logran demostrar que el último álbum de la banda posee todos los elementos para transformarse en un imprescindible. “Take Back The Toys” genera el primer momento de verdadera algarabía y provoca que el público comience a saltar al ritmo de la banda. Nada mal para una canción que probablemente no era conocida por la mayoría de los asistentes. Luego sería el turno de “1000 Answers”, que cuenta con esa actitud y velocidad tan propia del inicio de la carrera de The Hives.

THE HIVES LOLLAPALOOZA CHILE 2013 03

Se comienzan a armar los primeros mosh pit y empieza a quedar bien en claro que el punk rock no ha abandonado a estos suecos con el pasar de los años. Y no pasan más de veinte minutos y Howlin’ Pelle Almqvist se apodera del escenario, como amo y señor. Haciendo uso (y abuso) de un horrible español, interactúa con los presentes sacando más de una carcajada. Lo suyo es vender a la banda (en el buen sentido del término) y hacerle saber al público que esta no es una presentación cualquiera. Y si bien, no hay un hilo conductor que guíe sus intervenciones, logra mantener a los asistentes en alerta ante cualquier sorpresa. Y así es como llega el primer gran golpe: “Main Offender”. Los fanáticos tararean el riff, mientras el resto de quienes presencian el show se transforman en cómplices de Almqvist y compañía. Y para darle un poco más de sustento a la presentación, continúan con “Walk Idiot Walk”. Este doblete ayuda a cimentar la presencia de la banda en el escenario y demuestra que lo suyo tiene cabida en instancias masivas como esta, porque éxitos radiales tienen, y de sobra. Quizás la mayor dificultad que una banda como The Hives debe enfrentar en estas instancias, tiene que ver con el balance que deben encontrar entre los primeros y ya re-conocidos éxitos, y el disco que lanzaron hace casi un año. Y es que muchas veces sucede que buena parte de quienes asisten a este tipo de shows no han escuchado el último álbum de la banda que se presenta. Aquello suele generar ciertos vacíos en las presentaciones, donde la interacción con el público se ve limitada. Y eso afectó en este caso en particular a temas como “My Time Is Coming”, el cual a pesar de contar con todos los ingredientes para transformarse en un momento sumamente memorable, termina pasando –lamentablemente- sin pena ni gloria.

THE HIVES LOLLAPALOOZA CHILE 2013 04

Una de las cosas que muchos fanáticos de The Hives lamentan, tiene que ver con la poca o nula presencia que tiene a esta altura el disco debut de la banda, “Barely Legal” (1997) y notables canciones como “A-K-A I.D.I.O.T”. Esa arrogancia punk rock dotada de una sensibilidad rockabilly, pareciera quedar en el pasado, dando paso a un estilo mucho más trabajado y metódico. Es ahí donde canciones como “No Pun Intended” y “Die Allright” ayudan a validar la apuesta de la agrupación, demostrando que la velocidad no ha sido dejada de lado. Por otra parte, el contraste con canciones más caricaturescas e interactivas como “Wait A Minute” genera una mezcla agradecida por el público, que se entrega a las órdenes de Pell Almqvist, a pesar de sus extravagancias.

THE HIVES LOLLAPALOOZA CHILE 2013 05

La presencia del notable “The Black And White Album” (2007) hasta el momento se reducía simplemente a “Try It Again”, lo cual era una pena, ya que dicho disco produjo algunas de las mejores canciones que The Hives había publicado en los últimos años. Es ahí cuando “Won’t Be Long” comienza a sonar, bajo las órdenes del siempre calmado pero eficiente Vigilante Carlstroem. Y es necesario hacer hincapié en este personaje, ya que muchas veces la algarabía de Almqvist y Arson terminan opacando la labor del resto de los integrantes. Y esto es sumamente injusto en el caso de Carlstroem, puesto que en numerosas ocasiones es precisamente él quien termina funcionando como sustento musical de la banda, tanto en la guitarra como en las voces. Esto queda también demostrado con “Go Right Ahead”. Una canción que debe ser una de las más débiles de “Lex Hives”, termina brillando en vivo, demostrando una vez más que los discos de The Hives son muchas veces un medio, y no necesariamente el fin.

THE HIVES LOLLAPALOOZA CHILE 2013 06

El final se acerca y no puede llegar sin que antes la banda interprete una de las canciones más pegajosas y notables de la última década. “Hate Say I Told You So” golpea fuerte y rápido. A esas alturas Almqvist se maneja a sus anchas y Arson se apodera del escenario haciendo alarde de su prestancia. El público corea el tema mientras algunos se sumergen en los mosh pit que reúnen a más y más personas. A esa altura la pega ya estaba hecha. El final llega como el inicio: de manera explosiva. “Tick Tick Boom” retumba gracias a un poderoso riff y a la voz de un Pelle Almqvist que pareciera estar ya al borde del colapso mental. Pero el sentido del humor y del espectáculo aún abunda en esta banda, y particularmente en su frontman. La presentación del resto de los integrantes se realiza como de costumbre y el público comienza a despedirse contando religiosamente los “tick” que anteceden al poderoso “Boom!”. Y es cierto, “Veni Vidi Vicious” (2000) no recibió la atención que merecía, “A-K-A I.D.I.O.T” aparecería sólo de milagro, “Two-Timing Touch And Broken Bones” fue dejada en el tintero, y temas más recientes como “Return The Favour” o “Patrolling Days” fueron ignorados. Pero en casi una hora, The Hives logró demostrar porqué son uno de los mejores shows en vivo del mundo. Y no es una locura señalar que, al final de estas dos jornadas, se hable de esta presentación como una de las mejores de todo Lollapalooza 2013.

Setlist

  1. Come On!
  2. Try It Again
  3. Take Back The Toys
  4. 1000 Answers
  5. Main Offender
  6. Walk Idiot, Walk
  7. My Time Is Coming
  8. No Pun Intended
  9. Wait A Minute
  10. Die Allright
  11. Won´t Be Long
  12. Hate Say I Told You So
  13. Go Right Ahead
  14. Tick, Tick, Boom!

Por Emilio Guerrero

Fotos por Sebastián Rojas

Enlace corto:
(2)
  1. cwiz says:

    Muy buena reseña, coincido hasta en lo del AKA idiot, pero esperé 8 años para verlos ya que no pude ir la primera vez, pero sin o con AKA idiot terminé mucho mas loko de lo que pensaba quedar 🙂

  2. Elisa says:

    Muy buena la reseña M!!!
    Expresa muy bien los ánimos del concierto.

Comentar

Responder