The Gutter Twins: Los gemelos opuestos de la música unidos por la creación

Martes, 7 de Julio de 2009 | 10:52 pm | Comentarios (7)

Seguramente el nombre de The Gutter Twins no es muy conocido. Pero si hablamos de Mark Lanegan y Greg Dulli vienen a nuestra mente bandas tan importantes como Screaming Trees, Queens Of The Stone Age y The Afghan Whigs, grupos con trayectoria que mostraron a dos grandes íconos de la escena musical norteamericana, que ahora han decidido unirse en estos gemelos de alcantarilla para mostrarnos al mismo tiempo el lado más lúcido y sombrío de la música.

La invitación a este inquietante mundo era a las 21 horas. Y mientras aún entraban los últimos asistentes que fumaban en las afueras del recinto -ya que adentro no estaba permitido-, se podía ver que la sala y las butacas estaban casi todas ocupadas. Era un ambiente acogedor, donde la mayor parte del público no conocían el material de The Gutter Twins, pero que sabían que esta creación a cargo de dos grandes voces de los 90, sería una clase magistral de sonidos innovadores.

La escena era muy íntima. Sólo dos guitarras y un piano estaban en medio del escenario.

Focos blancos y azules era toda la luminosidad requerida por este trío, que llego calmadamente a eso de las 21:30. Cuando ingresaron se escuchó un aplauso que casi se transformó en una ovación cuando vieron al enigmático Lanegan entrar en escena, quien vestido de negro se sienta muy tranquilamente detrás de un micrófono y casi sin mirarnos comienza a marcar con su manos lo que sería el primer tema que formaba parte de Saturnalia, único disco de estos gemelos que dio luz en el 2008.

Temas como God’s Children, The Stations, Down The Line se pasearon en esta noche acústica. Que daban vida a un paisaje pedregoso lleno de curvas, rectas, altos puros en mano de la voz de Dulli y precipicios lúgubres a cargo de Mark.

Sin duda, todos lo que asistieron la noche del 4 de julio al Teatro Oriente, esperaban ver lo mejor de estos dos Padres de Seatle que con sólo 2 guitarras, unas bases grabadas y un teclado sintetizado lograron llevarnos a un mundo de sonido puros, enigmáticos, lóbregos y sublimes.

Y así transcurrió la noche entre un carismático Dulli, que cada tanto bromeaba con el público, y un Mark ensimismado en su mundo, como un niño autista que aparentemente no nos veía pero que se comunicaba con nosotros a través de su estremecedora voz y un semblante casi estático. Sin embargo, ese mutismo fue quebrado en pleno concierto por alguien del público que grita ¡Mark! ¡Mark! haciendo una seña con las manos, a lo cual Lanegan miró y dio un pequeño esbozó de sonrisa.

¿Cómo es posible que un par de guitarras, un piano y unas voces completamente distintas nos pueda hechizar de tal manera que no nos importaron los problemas de audio, la exigua puesta en escena y la nula comunicación de Lanegan con el público?

En síntesis esto sólo sucede cuando lo más importante de una banda está siendo expuesta. Una música que no necesita de adornos, ya que en si misma es tan cautivadora que sólo requiere de hombres que entregan todo su arte y su alma a mentes abiertas, y que están dispuestas a dejarse llevar por una música que puede mostrarte todo un universo de posibilidades sonoras.

Enlace corto:
(7)
  1. Andres Paez says:

    que pena no haber ido, de seguro estuvo increible

  2. Lucas Urenda says:

    buen artículo, una lastima no haber podido ir

  3. diego says:

    Estuvo buenisimo, genial haber escuchado un repertorio tan variado ( desde los temas de Saturnalia hasta las joyitas de Afghan Whigs y de Screaming Trees) y bien adecuado al formato acústico, que hizo que creciera muchisimo más aún su intensidad y sentimiento. Las voces de ambos se complementan mucho además. Un agrado haberlos visto en vivo! : )

  4. diego says:

    Fue maestro cuando en medio de todos los gritos del público a Mark Lanegan, alguien gritó : ” Afghan Whigs! ” y Greg Dulli dijo : ” menos mal que alguien se acordaba de nosotros, yo tocaba batería en esa banda ” jaja : )
    Olvidaba agradecer las fotos y el artículo como recuerdo, gracias Humonegro!

  5. Gabriel Soares says:

    A bela maneira como descreve nos da a prazerosa sensacao de que estavamos presentes no show e, nao obstante, ja bastaria para dizer que o texto esta muito bem escrito. Saudacoes do Brasil!

  6. Lanegan says:

    tremendo show, aunque sì hubiera cambiado el setlist..pero no se puede pedir mas..
    ademàs me voy a arrepentir por siempre no haberme quedado por ahì, para ver cuando salieron..

    esa es actitud..grande Lanegan.!!!

Comentar

Responder