Suicide Silence: Desde la cantera de la “Nueva Escuela Metalera”

Viernes, 9 de Abril de 2010 | 7:23 pm | Comentarios (6)

De Riverside, California este quintento vino a parar este 7 de abril, nada más ni nada menos que al Rock & Guitarras, local que desde hace un rato funciona bien para este tipo de eventos. La verdad es que venían de tocar en Argentina para ser más preciso.

Esta banda muchas veces etiquetada de deathcore, otras tantas de grindcore, o también deathgrind, no responde precisamente a ninguna de esas banderas. Es más, se han autoproclamado seguidores de grandes iconos del numetal, como lo son Korn y Deftones. Esta demás decir todas las referencias que explícitamente los asocian a ese movimiento. Y ni siquiera eso los define.

Pero de influencias, es asunto de otro momento. Y por cierto, esta tremenda banda no se limita a una costumbre tan básica.

Lo que ocurrió el día miércoles recién pasado en el local de Ñuñoa fue intenso, por no decirlo menos. Una tarde/noche llena entregada rebosante de energía y carisma, desde el principio al fin, por parte de Mitch (Luker) y sus compañeros. Desde el inicio, que abrió la clásica intro, y con la entrada de la batería demoledora de ‘Wake up’, en manos de Álex Lopez y los ensordecedores riffs a cargo del dúo de guitarras compuesto por Chris (Garza) y Mark Heylmun, ya prendían los ánimos en el local.

Luego fue el turno de ‘Lifted’, para dar paso a una descarga electrizante y arrolladora con ‘Smoke’. El doble pedal ametrallante de tal temón, la voz, porque no decirlo, atemorizante, esa pulcritud y oficio que recala por igual en cada uno de los integrantes quedaba de manifiesto en la retina y oído de los presentes. Se daba por terminada la primera tripleta de su última placa, para dar paso a dos canciones de su anterior registro.

Antes de que el show continuara, fue el momento en que el esbelto vocalista cubierto de tatuajes diera más luces de su notable manejo escénico, fue entonces cuando anunciaba la siguiente canción ‘Unanswered’, otra muestra desgarradora del poderío de los californianos, tan amados y odiados.

A pesar de presenciar a cuanto fanático se subía al escenario, y practicaba un stagedivin’ tras otro, la banda seguía inmutable en lo suyo. De hecho, Mark Heylmun en la esquina del escenario, se limitaba a dar cátedra de cómo hacer un headbangin’ bastante vistoso. Si consideramos su larga cabellera café clara, y esa barba frondosa, similar a los tiempos mozos de ZZ Top, no hay mucho más que detallar.

Me atrevo a decir, que probablemente deben haber sido unos 30 a 35 pelafustanes los que se colaron sin asco sobre el escenario a pintar el mono. En fin, nada que decir relevante del respetable. Esta vez se comportó, y se agradece.

Fue entonces cuando llegó el momento peak, de la mano de ‘Bludgeoned to death’, y el sampler que la introdujo. Y la locura fue desatada entre el público. Uno, que otro intento de deathwall se esbozó por ahí, pero sin rendir frutos.

Cuando el concierto se acercaba a los ¾ de hora, ‘Wasted’, ‘The price of beauty’, ‘Disengage’, la primera y la última de su disco “No time to bleed” (2009), y la segunda de su disco debut “The cleansing” (2007), mantuvieron la intercalación casi perfecta entre canciones de ambos discos. Para cerrar con broche de oro, la noche con ‘No time to bleed’, y ‘No pity for a coward’. Al terminar el último acorde de tal monstruosa presentación, el silencio se notó.

Para variar, y sin más, somos chilenos. Y nunca faltan los insatisfechos de siempre. Al parecer la banda no tenía nada más “planeado”. Pero ya antes habían dado un adelanto, cuando Álex, interpretó extractos de la batería de ‘Change’ y de ‘Digital bath’ de Deftones. Lo que se vino fue ‘Engine N#9’ (Deftones, Adrenaline 1995), y al parecer todos quedaron contentos después de la hora y cuarto de presentación.

En resumen, es válido destacar el esfuerzo de productoras, y lo “apetecible” que se ha vuelto Chile, y nuestro público para las bandas extranjeras. Está de más preguntar, si alguien recuerda esos años en que veíamos en vivo, bandas que venían en bajada, en su segunda, tercera, cuarta vuelta.

Solo las bandas que “vendían” (mainstream), que eran las que alguna vez tenían posibilidades de pisar suelo chileno si por algunadeesascasualidadesdelvidasedabanlascondiciones, y todas aquellas que sin ser merecedoras del mercado productivo pop, se quedaban rondando por EE.UU., Europa y el resto del mundo.

Imagínense bajo esas circunstancias, todo lo que hubiera tenido que pasar para que el concierto de Suicide Silence fuese posible en ese entonces.

Setlist:
-Intro-
Wake up
Lifted
Smoke
-Break-
Unanswered
Bludgeoned to death
Wasted
The price of beauty
Disengage
No time to bleed
No pity for a coward
—–
Engine N#9 (Deftones cover)

Enlace corto:
(6)
  1. Javier says:

    Excelente show, ojalá vuelvan en una pronta ocasión,
    Por cierto, el nombre del guitar que mencionas (si, el tipo de la barba) es Mark. Dan corresponde al nombre del bajista..
    Saludos!

    • Juane Chomon says:

      Bah!, sí, tienes toda la razón. Voy a corregirlo.
      No sé en que estaba pensando cuando lo nombre…
      Saludos,
      y gracias por la acotación…

      Juane

  2. Giovanni says:

    Ese dia estuvo excelente, fue lo mejor que pudo hacer BTS al traerlos. Ojala se vuelva a repetir, seria lo mejor.

  3. SATANMANDINGA says:

    Aunque es una banda nueva tiene mucho futuro asi como Job For A Cowboy y The Black Dahlia Murder que son los que rescato del genero, muy buen show para empezar ninguna desepcion en sonido ni puesta en escena brutalidad al maximo que nada le debe envidiar a otras bandas metaleras…no gosaba tanto desde As I Lay Dying en marzo del 2009 pero me quedo con el mejor concierto del 2010 me refiero a Metallica obiamente…buena reseña y sigan apollando el buen Metal….

  4. undead.nicko says:

    excelente concierto la dura, se nota ke Suicide seguira adelante y muy pronto los volvermemos a ver por estos lares 😀

  5. Suicide Boy says:

    Gran nota, deberían dar más espacios para bandas de este tipo, y que recién comienzan..
    Buena!!!!!!!

Comentar

Responder