Stoned Jesus: Truenos de la estepa

Sábado, 12 de Agosto de 2017 | 3:05 pm | No hay comentarios
Stoned Jesus: Truenos de la estepa

La ciudad ofrece muchas alternativas para aquellos que, a pesar de las condiciones impuestas por el invierno, se muestren dispuestos a viajar al desierto a través de la experiencia que ofrece una noche dedicada al stoner rock y a la psicodelia. Es así como en el marco del retorno a poco más de un año de los ucranianos Stoned Jesus, quienes debutaron en nuestro país en lo que a su vez fue el comienzo de su gira por Sudamérica, se realizó una congregación de la que también participaron los exponentes nacionales Arteaga y Demonauta. La ocasión surgió gracias a que los europeos en esta oportunidad celebran el lustro de “Seven Thunders Roar”, obra que les entregó reconocimiento y aclamación en diversos medios del globo.

Casi a las 20:00 horas, los primeros en aparecer en escena fueron Arteaga, y lo hicieron con gran parte del contingente ya ubicado en el recinto de calle San Diego. Con material de sus dos producciones, “Agradable, Vol. 1” y “Dios Sol, Vol. 2”, los locales armaron un repertorio variado que incluyó muestras de todos los matices que exhibe su propuesta. Cabe destacar el filo más armonioso y etéreo de algunos pasajes, permitiendo que la habilidad de los músicos quedase expuesta, obteniendo así una reacción efusiva por parte de la audiencia. La comunión se mantuvo, y más tarde Demonauta también disfrutó de las circunstancias favorables que caracterizaron la velada, como lo fue la buena recepción antes mencionada más la ecualización del sonido, porque la noche pasó sin sobresaltos mientras el conjunto ejecutaba con precisión el material íntegro de su última placa, “Tierra del Fuego”, lanzado el año pasado. Los asistentes participaron de forma activa, por lo tanto, el ambiente siempre estuvo impregnado de buen ánimo y disposición, configurando así una gran chance para los actos de apertura de mostrar el fruto de la labor que realizan.

Unos cuantos minutos antes de las 22:00 horas, Stoned Jesus tomó sus posiciones y “Stormy Monday” cayó con fuerza sobre una concurrencia que se dejó consumir por los riffs y la sedación que provocan. El frontman y guitarrista, Igor Sydorenko (quien hace unos días conversó con nosotros acerca de esta visita)se mostró conmovido por el apoyo, e hizo hincapié en que para ellos Chile representa una ciudad especial por más de una razón: fue la primera instancia en la que una banda procedente de Ucrania tocó en América del Sur y además fue la fecha inicial del periplo, algo que los llenó de energía y amor por estas tierras. Con parsimonia, pero con mucha pasión, llegó “Bright Like The Morning”, donde se escuchaba de fondo un coro eufórico que emanaba de los más acérrimos.

La banda invitó a todos a cantar las palabras de “Electric Mistress” y la respuesta fue inmediata, porque gran parte de la asistencia comenzó a saltar vociferando el coro de la canción, creando una escena memorable, donde el sello propio del trío –la oscuridad y cadencia de Black Sabbath y la “escuela del desierto”– se ve plasmado con claridad en esta composición, y así lo entienden también sus seguidores. “Indian” aportó con dinamismo al desarrollo de una presentación que supo mantener en alto los niveles de intensidad e interacción con la gente; de hecho, una vez finalizada, se escuchó un clásico cántico de festejo que la banda de inmediato acompañó en una improvisación que fue celebrada por todos. “I’m The Mountain” sonó majestuosa y justificó el ser utilizada para cerrar esta parte de la actuación; logró el misticismo que evoca y el establecimiento capitalino se vio por completo sumergido en una de las mejores piezas de la música de Stoned Jesus.

Tras un pequeño receso, “Black Woods”, proveniente de los inicios de su carrera, trajo consigo esa intención más cruda y densa que posee el grupo, mientras que “Here Come The Robots”, el corte que abre “The Harvest”, su producción más reciente a la fecha e igual a como lo hicieron en su estreno del año pasado, fue la encargada de bajar el telón de la función y lo hizo con mucha entrega y fervor por parte de los intérpretes, algo que a su vez se reflejó en la actitud de quienes se hicieron presente en esta jornada de difusión del doom y stoner rock más subterráneo.

Es evidente que hay un vínculo especial entre Stone Jesus y Chile, y aquello anoche se fortaleció. Incluso más: es parte de una cadena o una red oculta de las luces que, a punta de trabajo y dedicación, ha logrado que este sub-género haya germinado en muchos países, fenómeno que incluye a la fructífera escena criolla, que a la altura de la situación exhibió a dos de sus mejores actos, configurando así un evento que confirmó la vigencia del “rock desértico” por este lado del mundo.

Por Hans Oyarzún

Fotos por Luis Marchant

  1. Setlist
  2. Stormy Monday
  3. Bright Like The Morning
  4. Electric Mistress
  5. Indian
  6. I’m The Mountain
  7. Black Woods
  8. Here Come The Robots

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Enlace corto:

Comentar

Responder