Stephen Malkmus & The Jicks: En estado salvaje

Lunes, 6 de Mayo de 2013 | 12:03 pm | No hay comentarios
Stephen Malkmus & The Jicks: En estado salvaje

Lo más fácil de pensar tras la hora y 35 minutos que dieron Stephen Malkmus & The Jicks ante un Cerro Bellavista en un 70% de su capacidad es que, si hubiera sido Pavement, el lugar se caía. Lo más notorio, para cualquiera que hubiera asistido, fue que las dos canciones de la banda por la que siempre recordaremos a Malkmus dejaron la grande, desatando un caos evidente. Pero eso es ser injustos con lo que vivimos en el recinto de Chucre Manzur. Injustos con Stephen y aún más injustos con el resto de la banda, los llamados Jicks, que también fueron parte importantísima del show. Obvio, todos queríamos ver a Malkmus y todos estábamos ahí por lo que él significa y también porque él por sí solo asegura un espectáculo de calidad. El tipo es carismático, simpático, con amplio sentido del espectáculo y exuda confianza. Por eso, aunque tocara el himno del colegio de tu primo, igual sería escuchado con atención. Entonces, más sorprendente resultó para muchos conocer al resto de la banda, que al final resultó ser mucho más que un mero apoyo para Stephen.

SETEPHEN MALKMUS AND THE JICKS CHILE 2013 01

Más temprano, la incertidumbre era pensar cuánta gente llegaría al show. El espectáculo supuestamente partía a las 20:00 horas, pero finalmente tuvo poco más de media hora de retraso, y menos mal que fue así, porque si hubiera partido a las ocho de la noche, la Ex Oz hubiera estado prácticamente vacía, algo extraño considerando que, en general, los conciertos de Fauna y de Estudio Estéreo parten a la hora, por lo que más que culpar a artistas o productores, es la gente la que se atrasó, y bastante. Pero cuando el show comenzó, pasadas las ocho y media, Malkmus marcó su presencia simpaticona, y su voz estaba todo lo gastada que podíamos esperar para cantar la cautivadora “Tigers”, de ese disco que sería el eje del show de esta noche de domingo, “Mirror Traffic” (2011). Tras “Tigers” vino “Forever 28”, en una versión con una gran dinámica, con entrega del público (en especial el de adelante) y de la propia banda que toca como si nada más importara, dejando en claro que esto no es Pavement, sino que es Malkmus con los Jicks. Tras esta canción, Stephen dice que le molesta un poco un zumbido en su voz, sin reparar también en que el teclado se perdió en la ecualización en varios momentos. Aunque si hay algo que nunca dejó de sonar, fue esa guitarra magistral de Malkmus, que también se lució en la brit “Planetary Motion”.

SETEPHEN MALKMUS AND THE JICKS CHILE 2013 02

Luego tocarían pegadas “Animal Midnight” y “Asking Price”, siendo la primera mucho más profunda y bohemia que su versión de estudio, quizás apoyado en la falta de mayor volumen en el órgano y en lo chocante del bajo, que muchas veces rebotaba un poco más de lo necesario en la percusión. Pegados llegarían los quiebres rítmicos de “Asking Price” y la banda, obvio, se luciría haciendo creer varias veces que la canción se acababa, pero no, continuaba, y el público que aplaudía, se frenaba para seguir escuchando. Acá un acierto: no llegó más gente de la que debió llegar. Así como otras veces, como en Television hace menos de dos semanas, destacamos a quienes ven a un concierto como un evento meramente social (sí, habían, pero contados con los dedos de las manos), vale la pena destacar al público que va, se la juega en la primera fila frente al escenario, o a quienes a la distancia ven y escuchan con atención. Así, Estudio Estéreo otra vez le anotó un gol a la verosimilitud y logró un show con menos gente de lo deseable, pero por lo menos con un ambiente acorde a una presentación de gran nivel.

SETEPHEN MALKMUS AND THE JICKS CHILE 2013 03

Malkmus y los Jicks seguían con “Stick Figures In Love”, que tuvo un comienzo con un tempo e intensidad menores, para luego acelerar el ritmo y ganar en profundidad, lo que denota que la banda funciona mucho mejor con la intensidad que con la emotividad minimalista, lo que, tras un gran solo de Stephen, queda en evidencia, para luego pasar a la desgarrada y calma “No One Is (As I Are Be)”, donde nuevamente se pierde el teclado a ratos. Hay que tener ojo, porque no se trata de pedirle pulcritud a Malkmus. Después de todo, su gran característica es acentuar la interpretación a través de las propias falencias, sin olvidar la creación de grandes canciones ni tampoco el sentido de expresión de la propia obra, y por eso es que la cansada voz de Stephen pocas veces es impedimento para disfrutar de sus composiciones. Y así es cómo canciones como “Jo Jo’s Jacket” pueden sonar más sencillas que sus versiones de estudio y ganar dinamismo, lo que permite también que el público se involucre con mayor facilidad en la música. Así, no es difícil que “PR Tomb” (nombre que salía en el setlist) prenda y que la gente caiga en el bullying de la banda, que hace que la audiencia crea que la canción terminará y no, continúa, y Malkmus se ríe y todo va más que bien cuando tocan “Houston Ladies”, donde se denota aún más que el baterista Jake Morris se siente más cómodo con el histrionismo de las canciones más rápidas.

SETEPHEN MALKMUS AND THE JICKS CHILE 2013 04

Luego vendría el dúo de canciones muy conocidas, la frenética y adolescente “Spazz” y la lúcida y lucida “Senator”. Ambas funcionaron bien, más similares a las versiones de los discos, como todo hit puede hacerlo sin que moleste a nadie, para luego dar paso a “Out Of Reaches”, donde Stephen Malkmus saca todo su lado crooner adelante, dejando en claro que su disminuida voz se la puede con canciones no tan rockeras con resultados más que sorprendentes para los puristas, mientras la bajista Joanna Bolme, no tan presente en la relación con el público, comienza a meterse en escena mucho más, siendo parte de la conexión que hace rato tienen Malkmus y Clark. La fase crooner del show continúa con “Jenny And The Ess-Dog”, dejando en claro que nada es casualidad y que la banda es mucho más que un apoyo, dejando que Malkmus haga lo que quiera con tranquilidad, dado que tiene mucho más que una base detrás, aunque sufra de partidas en falso como la de “Surreal Teenagers”, donde vemos que parte del público se va. Es entendible, quizás fueron a ver a Pavement y se encontraron con los Jicks. Pero mejor así, total, de esa forma nadie debe aguantar a gente que se entrometa en lo que pasa en el escenario.

SETEPHEN MALKMUS AND THE JICKS CHILE 2013 05

Así llegamos al supuesto final de la fiesta, con “Real Emotional Trash” y sus más de diez minutos de intensidad a toda prueba, llena de psicodelia, de esa que muchos creen que no puede estar en el sonido lo-fi de un grupo de rock alternativo (como varios majaderamente han dado en llamar a Malkmus y su obra). Al final la gente aplaude a rabiar y a varios les da igual no haber visto nada de Pavement, aunque la vuelta de la banda para el bis les daría una gran sorpresa. “Stereo”, una canción que rara vez tocan, o por lo menos que así era según lo expresado por Joanna antes y después de que la presentaron. “Stereo”, ese single de Pavement del año 1997, y que se convirtió en esa catarsis que la gente esperaba hace rato. Era esa canción de Pavement que se prometía en el comienzo y que sería el corolario para devotos y novatos a la obra de Malkmus. Y la reacción de la gente fue tal, que la banda y el propio Malkmus se salieron de libreto y tocaron tres canciones más de las que estaban contempladas.

SETEPHEN MALKMUS AND THE JICKS CHILE 2013 06

Un tema nuevo tentativamente llamado “Zip Your Tea”, otro cover de Pavement (“In The Mouth A Desert”) y un cover de The Wild Ones (“Wild Thing”) que no hicieron más que coronar el espectáculo de verdad. A tal punto, incluso, que la seguridad fue sobrepasada en “Wild Thing” y con ello se vio como algo casi imposible que la banda regresara para un segundo bis, pero daba lo mismo, porque ya habían entregado mucho más de lo planeado, dejando de lado los atisbos de planificación, y entregándose a la espontaneidad, regalando ese lado salvaje que agrupaciones así de jugadas deben tener. Porque al final, lo importante es que vimos a Malkmus, el tipo de Pavement, pero lo vimos con los Jicks y con el histrionismo de Morris en la batería, la simpatía ondera de Joanna en el bajo y el rock encarnado en un ser humano como el guitarrista/tecladista Mike Clark, lo que hacía mucho más entretenido un show que ya fue tremendo, y cuando pensamos en lo que acabamos de presenciar, la sensación es que se estuvo en la selva y vimos actuar a los más fuertes, los que ganaron de forma salvaje, genuina y real. De lo mejor de la temporada.

Setlist

  1. Tigers
  2. Forever 28
  3. Planetary Motion
  4. Animal Midnight
  5. Asking Price
  6. Stick Figures In Love
  7. No One Is (As I Are Be)
  8. Jo Jo’s Jacket
  9. PR Tomb (tema nuevo)
  10. Houston Ladies
  11. Spazz
  12. Senator
  13. Out Of Reaches
  14. Jenny And The Ess-Dog
  15. Surreal Teenagers
  16. Real Emotional Trash
  17. Stereo (cover de Pavement)
  18. Zip Your Tea (tema nuevo)
  19. In The Mouth A Desert (cover de Pavement)
  20. Wild Thing (cover de The Wild Ones)

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Sebastián Rojas

Enlace corto:

Comentar

Responder