St. Vincent: La diosa

Domingo, 15 de Marzo de 2015 | 3:17 pm | Comentarios (4)
St. Vincent: La diosa

Era una apuesta segura. Muy pocos artistas del cartel de la edición 2015 de Lollapalooza Chile gozan del presente y perspectivas de futuro de St. Vincent. Tras un ascenso constante de calidad, “St. Vincent”, cuarto álbum de Annie Clark con este seudónimo, encuentra a la artista en un punto de confianza que le permite no sólo entregar las canciones más inmediatas en su catálogo –si son las mejores o no, quedará para otro tipo de discusiones-, sino que también generar un personaje y una puesta en escena que va más allá de su pulcritud habitual, tanto en estudio como en vivo, entregando mucho más que meras creaciones, generando experiencias.

ST VINCENT LOLLAPALOOZA CHILE 2015 01

Es esta artista, en un momento dorado de su historia, en plena alza de su ya gran valía, la que engalanó el escenario “alternativo” de Lollapalooza, con un show de los que pocas veces tenemos chance de ver, al borde de la perfección, o incluso superando ese esquivo umbral, y esto no lo logró apelando a la corrección, al camino sencillo o a las fórmulas preestablecidas. Gran parte de la perfección del espectáculo brindado por St. Vincent vino de las aparentes fallas, de esos deslices simples, pero que para muchos eran notorios. Y no se trataba de errores, sino que de quiebres buscados, de rutinas destruidas en un par de compases, en un par de descoordinaciones controladas en varias canciones, o del cantar desacompasado en varios instantes de Annie Clark. Este caos bajo completo control, es el mejor antecedente para entender cómo un espectáculo muchas veces requiere evitar lo convencional para ser genuinamente inolvidable.

ST VINCENT LOLLAPALOOZA CHILE 2015 02

Con un sonido perfecto, St. Vincent salió con puntualidad al escenario a la hora convenida para entregar una rendición bailada y rockeada de “Bring Me Your Loves”, primera de las ocho canciones que entregaría de su disco homónimo, piedra angular del show que presenta a la banda en forma de rombo en el escenario, y atrás al centro una escalera cubierta con una tela rosada, a modo de altar, lo que se replicaba con la figura abstracta dibujada en la pantalla posterior. Annie Clark y Toko Yasuda realizan coreografías robóticas pero juguetonas, con cada movimiento aparentemente calculado, desde los strokes a las guitarras, hasta los pasitos al hacer solos o simplemente moverse. Por eso, en medio de tanta estructura, el descontrol resulta ser el elemento que mantiene fresco lo que se percibe ante la perfomance.

ST VINCENT LOLLAPALOOZA CHILE 2015 03

El cuadro se repetiría en “Digital Witness” o “Cruel”, y así en el resto del show, con cada paso más que calculado, ensayado, dibujado en el piso y memorizado en las cabezas. Era cosa de ver videos de los shows en vivo de St. Vincent para adivinar varios momentos en el show, siendo uno de los más espectaculares la postura de la guitarra a Annie por parte de su roadie en “Rattlesnake”, un detalle tan simple que, con lo perfecto que luce, hace que el concierto tenga esa aura de pura genialidad. Y ahí el trabajo de Matt Johnson en batería es, por lejos, el que más importa en lo musical. Johnson genera los quiebres más notorios, los momentos en que la audiencia sale de la zona de confort del goce, para darse cuenta de que esto no es un DVD en vivo arriba de un escenario, sino que un maldito show de rock & roll, y eso se agradece.

ST VINCENT LOLLAPALOOZA CHILE 2015 04

Aunque Toko, Matt y Daniel Mintseris sean excelentes cada uno en sus trabajos, Annie Clark es la estrella excluyente, y realmente puede ser considerada una diosa de la guitarra. Lo que logra hacer con cada ejemplar que pasa por sus manos es excelente, sin mayores parangones, porque el dominio es apabullante, generando figuras lindas y vistosas como en “Surgeon”, o versiones más hard rock de sus propias creaciones más pop, como “Huey Newton”. Cada solo consigue nuevos sonidos, nuevas sensaciones y nuevas catarsis. Cada solo es la llave que abre las energías de la audiencia, calando hondo en los asistentes. Cada solo, al final, se convierte en una muestra más de que Annie Clark tiene todo bajo su control, y que no necesita de fanfarrias ruidosas o de alargues innecesarios, ni menos de virtuosismo barato y poco original para dejar en claro con propiedad que su guitarra es su arma, y los sonidos las balas en esta guerra contra la monotonía y la corrección pasmosa.

ST VINCENT LOLLAPALOOZA CHILE 2015 05

Grandes momentos del show fueron canciones de otros discos. De “Actor” (2009) pasaron “Marrow” y la potentísima “Actor Out Of Work”, que dejan en claro que St. Vincent no resiente la pérdida aparente de matices en el actual set-up en vivo que requieren esas canciones. Aunque las versiones eran más directas, no existía esa sensación de que las composiciones perdieran capas sonoras, y aun así resultaban digeribles de manera completa. El público quedó eufórico tras el final del set con “Birth In Reverse”, coreografía incluida, aunque no fue tan efervescente para pedir el bis, que de todas formas fue otorgado por Annie, y es que faltaba la mayor sorpresa para muchos en este show, lleno de caos controlado, guitarras afiladas y perfectas, y canciones grandiosas. El bis partió con “Every Tear Disappears”, pero lo mejor quedaría para el final.

ST VINCENT LOLLAPALOOZA CHILE 2015 06

“Your Lips Are Red” puede ser, tal vez, la presentación más explosiva que muestre esta edición de Lollapalooza Chile. No se trata simplemente de la energía desplegada, o de la gran calidad de este cierre del recital por parte de St. Vincent, sino que este tema fue un show en sí mismo, y lo tuvo todo. Tuvo interpretación vocal bien llevada a cabo, las guitarras perfectas, pero también un movimiento de parte de Clark digno de narrar completo. Tras la primera parte de la canción, se bajó con la guitarra del escenario y, tras seguir haciendo un solo en una escalera intermedia, se acercó al público con ayuda de un asistente. Annie, con una sonrisa enorme, “robaba” cosas a la gente para ponérselas. Un pañuelo en el cuello, un gorro en la cabeza. Hasta que llegó una polera con brillantes y una ilustración de su rostro que, se nota, le encantó. Tras desaparecer unos segundos, se tiró de vuelta al escenario para hacerse la muerta, y luego, tras bambolear un poco, volvió a darle el cierre necesario a la canción. Una presentación excelente de 75 minutos de duración, con un cierre de 20 minutos, que lo valieron de todas formas.

ST VINCENT LOLLAPALOOZA CHILE 2015 07

St. Vincent es el show más importante en esta edición de Lollapalooza. Ningún artista viene en el momento en que viene Annie Clark con su banda. Hay artistas gigantescos, con carreras estupendas, pero nadie viene en el instante específico en el que pudimos ver a St. Vincent en la tarde-noche del 14 de marzo, y he allí la relevancia de estos actos “alternativos” que logran, a punta de innovación en el espectáculo, entregar una experiencia total. Aunque no había tanta gente, lo más importante es que quienes estaban allí quedaron prendados de Annie Clark y su música. Así, con el pequeño altar desde el cual cantó “Cheerleader”, podríamos decir que todo fue una eucaristía presidida por una diosa de la guitarra, y que tras un espectáculo de la calidad que vimos, todos quedaron convertidos a su culto, porque al final experiencias así quedan en esa categoría: shows de culto que en los próximos años merecerán un “yo estuve ahí”, sin chistar. Un lujo de concierto para Lollapalooza y sus asistentes.

Setlist

  1. Bring Me Your Loves
  2. Digital Witness
  3. Cruel
  4. Marrow
  5. Actor Out Of Work
  6. Rattlesnake
  7. Surgeon
  8. Cheerleader
  9. Prince Johnny
  10. Huey Newton
  11. Regret
  12. Birth In Reverse
  13. Every Tear Disappears
  14. Your Lips Are Red

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Praxila Larenas

Enlace corto:
(4)
  1. aetenae says:

    Agradezco un montón que la empresa de televisión por cable que auspicia este año transmitió este show, que era el único que me interesaba ver y por el cual no iba a pagar casi 100 mil pesos. Maravillosa, potente, un lujo de artista que debería haber programado un sideshow.

  2. Missael says:

    Imposible no acordarse de Jeff Buckley al ver a Matt Johnson. Seco

  3. Julio says:

    Sublime

  4. Marianors says:

    Era ella o Skrillex y la ves pasada fue Skrillex o Foo FIghters.

    son los sacrificios que demanda la isla, aunuqe esa vez vi skrillex 20 minutos y esta no vi nada de st vicent.

Comentar

Responder