Robert Plant: El que sabe, sabe

Lunes, 16 de Marzo de 2015 | 2:42 pm | Comentarios (2)
Robert Plant: El que sabe, sabe

En el contexto de un festival cuyo público iba más por el pop que por el rock, al menos en materia de audiencias masivas, no se podía estar seguro de la recepción que tendría Robert Plant y sus Sensational Space Shifters en uno de los escenarios principales de la quinta edición de Lollapalooza Chile. Ya habíamos visto, horas antes, que un acto fundamental y muy festivalero como The Specials no tuvo un público masivo en ese mismo escenario, por eso los temores se hacían presentes al momento de la previa al show de Plant, en su tercera vez en nuestro país. Lo cierto es que el marco de público no se acercó a lo que fue Foster The People o los números electrónicos estelares, pero tampoco era algo exiguo, lo que permitía aventurar que al menos había algún sentido de respeto a la trayectoria de Plant, reconocido por sobre cualquier cosa por su labor siendo el frontman de Led Zeppelin. El gran lío era pensar en cómo sería recibido el actual sonido de don Robert, lleno de espíritu, sonidos del mundo y con el rock, aparentemente, relegado a un segundo plano.

ROBERT PLANT LOLLAPALOOZA CHILE 2015 03

Felizmente, no hubo que pensar en aquello, porque Plant demostró no sólo su experiencia plena en el escenario, sino que también su banda mostró que no por hacer música que funciona en diferentes sonidos del mundo, eso implicará que todo suene a cafetería o a algo tan etéreo como aburrido. El show de Lollapalooza fue rock, en su estado más mezclado, pero al mismo tiempo más atemporal. No sólo Plant fue un huracán interpretativo con su voz y sus movimientos atrayentes en escena, sino que también los Sensational Space Shifters tenían protagonismo propio, y valen ser destacados.

ROBERT PLANT LOLLAPALOOZA CHILE 2015 06

La batería de Dave Smith, dominando los ritmos de diferentes géneros sin perder lo fluido del sonido en ningún minuto, Juldeh Camara trayendo África a Chile, John Baggott –tecladista de Massive Attack- dominando desde atrás, Justin Adams en el bajo constante, y el guitarrista Liam “Skin” Tyson siendo protagonista de la felicidad y la música, al igual que Robert Plant. Es que el ex Led Zeppelin es generoso y, aunque es el centro del espectáculo, reconoce siempre a los grandes músicos que tiene alrededor, por lo que no teme a hacer que las canciones más reconocidas de LZ muten hacia otros rumbos sónicos, como pasó notoriamente con “Black Dog”, mucho más calmada, pero sin perder potencia.

ROBERT PLANT LOLLAPALOOZA CHILE 2015 01

Los ánimos de la gente estaban en alto por culpa del retraso de diez minutos con que salió Robert Plant. Claro, Kasabian terminó tres minutos por sobre la hora estipulada, pero luego la gente no encontraba tanta explicación y se impacientó. Quizás es esta ansiedad la que hizo que el público disfrutara tanto del show, que partió con la inmortal “Babe, I’m Gonna Leave You”, para luego dar paso a dos temas solistas de Plant: “Turn It Up” y “Rainbow” sonaban enormes y llenas de la intención de don Robert con este proyecto, que es generar mezclas sonoras únicas que logren transportar a los oyentes a otras dimensiones, y lo cierto es que lo logró durante todo el show.

ROBERT PLANT LOLLAPALOOZA CHILE 2015 05

La calidad de lo presentado, las canciones elegidas, el buen tino de mezclar clásicos de Led Zeppelin con covers o canciones propias, los colores que llegaban a los oídos de los asistentes, la misma recepción calurosa de la gente, hacían que “Black Dog” fuera disfrutada en su versión cercana a la world music tanto como hubiera sido en una versión rockera, o que tras un intermedio afro, “Little Maggie” fuera igual de hermosa que “Going To California”.

ROBERT PLANT LOLLAPALOOZA CHILE 2015 02

La gracia del espectáculo radicaba no en que la asistencia conociera y coreara todas las canciones, sino que en la posibilidad de que los ojos y orejas estuvieran abiertos a estas experiencias. Robert Plant sabe bien cómo desarrollar las cosas, y tiene una capacidad de hacer suyos todos los estilos en los que se ha metido. Con tanto oficio, y con tanto talento propio y de su banda en el escenario, era imposible que algo saliera mal. Incluso despachando grandiosos covers como el de “I Just Want To Make Love To You” de Etta James, la voz de Plant es clara como el agua, intensa como el huracán y cálida como el vapor, fluyendo sin parar, con movimientos de cadera incluidos, en medio de un escenario enorme y un público masivo que, no obstante, disfruta de un show que tiene tal candor, que se siente mucho más íntimo de lo que realmente es.

ROBERT PLANT LOLLAPALOOZA CHILE 2015 04

El final, con un tridente de Led Zeppelin, fue explosivo, y disipó las dudas que algunos pájaros de mal agüero tenían sobre Plant. Que el show sería aburrido, que sería lento, que sería demasiado volado para prender las almas y los cuerpos en Lollapalooza. Todo ello se quedó en predicción equivocada, felizmente, y lo que sí obtuvimos fue un show de alto vuelo, alta calidad y real. Y aunque los puristas digan que no, y que Jack White fue el mayor rock de Lollapalooza, en verdad Plant con su versión de “Rock & Roll” puso los puntos sobre las íes para dejar en claro que él es el que manda, el que tiene la experiencia de ser uno de los precursores del rock de verdad, y que ahora es capaz de lograr eso con lo que él mismo se proponga, porque es así. El que sabe, sabe.

Setlist

  1. Babe, I’m Gonna Leave You (original de Led Zeppelin)
  2. Turn It Up
  3. Rainbow
  4. Black Dog (original de Led Zeppelin)
  5. Intermedio Afro
  6. Little Maggie
  7. Going To California (original de Led Zeppelin)
  8. Watching You
  9. No Place To Go (original de Howlin’ Wolf)
  10. What Is And What Should Never Be… (original de Led Zeppelin)
  11. Fixin’ To Die (original de BukkaWhite)
  12. I Just Want To Make Love To You (original de Etta James)
  13. Whole Lotta Love / Who Do You Love (original de Led Zeppelin)
  14. Rock & Roll (original de Led Zeppelin)

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Praxila Larenas

Enlace corto:
(2)
    • consuelo says:

      Lo mejor es ver gente arriba del escenario disfrutando lo que hacen… a Robert Plant le sobraba y lo transmitía con cada canción. Salí recargada de (como bien dice el review) rock de verdad

Comentar

Responder